El Hincha

Superliga

Central mejoró en la segunda mitad y se trajo un punto de Santa Fe

El local fue superior en la primera mitad y llegó al gol por intermedio de Aliendro. Pero Central fue oportuno y tras un error del arquero Burian anotó por intermedio de Riaño. Fue empate 1 a 1 entre Colón y los canallas


Central rescató un punto en Santa Fe, mejoró tras un comienzo en el que no se mostró sólido y pudo emparejar un trámite que se presentaba adverso. El equipo de Diego Cocca tuvo oportunismo para llegar al empate cuando no lo merecía pero después lo justificó con lucha. No sobró nada, pero evitó un golpe en la previa del clásico y no perdió un partido clave por la permanencia.

En un partido entretenido, de tránsito rápido por el medio, Colón fue más incisivo y contundente en el arranque para aprovechar algunas desatenciones de la defensa de Central y llegó al 1 a 0 con gol de Aliendro a los 18 minutos de la primera parte.

Ledesma salvó en un par de ocasiones en los primeros minutos tras llegadas positivas del Sabalero, y aunque Central respondió con un tiro libre de Gil y un remate cruzado de Brítez, el local fue superior en la primera mitad. Buen traslado, inteligencia para desbordar y la colaboración de una defensa auriazul que brindó mucho espacio a jugadores con jerarquía como el Pulga Rodríguez.

Pero quizás en el peor momento ofensivo de Central, una cuota de fortuna le dio una mano. Colón jugó atrás un tiro libre y el arquero Burian demoró en despejar. Cuando se decidió, Gamba ya había saltado para interceptar el disparo y tras capturar el rebote le cedió la pelota a Claudio Riaño, que definió en soledad.

Fue mejor Colón en el primer tiempo, pero Central se llevó un empate parcial que lo ayudó a salir airoso de un trámite adverso.

En la segunda parte bajó el ritmo ofensivo y el juego se hizo más trabado en el medio luego de una lectura renovada de los entrenadores. Ya no fue tan claro Colón y Central pudo equiparar el dominio de la pelota aunque las llegadas con riesgo escasearon.

En el cierre del partido volvieron las emociones, con Central mejor parado y generando algunas aproximaciones que no llegó a concretar Gil.

La más clara la tuvo Rius, que conectó mal y terminó fallando la definición a apenas un par de metros de la valla de Colón, mientras que en la contra fue Morelo el que no pudo definir.

Sin lujos, Central lo emparejó en el segundo tiempo y se trajo a Rosario un punto. Tercer empate seguido del Canalla en la previa del clásico rosarino.

Toda la previa

Sumar y sumar. A Central no le queda otra en este campeonato que cosechar puntos, la mayor cantidad posible. Y en un partido como el de este domingo, más aún. Ya que el rival también lucha por engrosar el promedio. Son de esos partidos que en el inconsciente del hincha no vale tres puntos, vale seis.

Una sola unidad separa al equipo de Diego Cocca (66) de Colón (67). Es por este motivo que si no puede ganar en la siempre complicada cancha sabalera es importante no perder para el Canalla. Una derrota alejará al conjunto de Pablo Lavallén a dos partidos de distancia, que si bien hoy no parece mucho sí lo podrá ser más adelante en el momento real que uno tenga que agarrar la calculadora para hacer todo tipo de cuentas.

Pero el Canalla hoy buscará que la historia sea diferente; ya que el empate ante Patronato dejó sabor a muy poco. Porque en el Gigante mereció mucho más. El festejo alocado de Sciacqua en el final pintó de cuerpo entero la importancia que tuvo en el elenco entrerriano llevarse un punto.

Claro que para tener una empresa exitosa, Central se deberá olvidar de los días previos. Es que cómo sucedió la fecha anterior el Canalla no llega tranquilo. Esta vez sí concentraron, pero jueves y viernes fueron muy agitados. Y lo más llamativo fue que el propio entrenador hizo público que pensó en dar un paso al costado por la salida repentina de Maximiliano Lovera y si bien dijo que no “abandonará el barco” nadie en el club puede asegurar que habrá Diego Cocca hasta el final de la Superliga.

Lo bueno, dentro de lo agitado que vive el mundo Central, fue que lo que pasó en la previa del duelo ante los entrerrianos no tuvo secuelas en el campo de juego. Y esto no deja ser algo para tener en cuenta y para este encuentro.

Central con la obligación de siempre llega a Santa Fe para sumar. La premisa es clara y concreta: algo de su excursión a la histórica capital de la provincia va a tener que traer.

Concentran y viajan

El cuerpo técnico encabezado por Diego Cocca dirigió en la mañana del sábado el tradicional ensayo de pelota detenida, de antes de cada partido. En la práctica, que se desarrolló a puerta cerrada en el predio de Arroyo Seco, el entrenador auriazul volvió a poner en cancha el mismo equipo con el cual trabajo desde que Maximiliano Lovera emigro rumbo a Grecia. Es decir con Lucas Gamba en lugar del formoseño como único cambio con respecto al once que jugó el fin de semana pasado y que estuvo desde el arranque en los cuatro encuentros que lleva la Superliga.

Una vez finalizado el último entrenamiento los convocados por el cuerpo técnico auriazul quedaron concentrados en el predio de Arroyo. Y después del almuerzo y el posterior descanso partieron rumbo a Santa Fe a la espera del compromiso de hoy a las 11.

Además de los once titulares, los que tienen posibilidades de ocupar un lugar en el banco de relevos son: Josué Ayala, Diego Novaretti, Nicolás Colazo, Jonás Aguirre, Joaquín Pereyra, Néstor Ortigoza,  Alan Marinelli y Sebastián Ribas.

Gamba, en lugar de Lovera

De arranque. Hasta acá, Lucas Gamba ingresó desde el banco en los últimos tres partidos de los auriazules en esta Superliga. Y lo hizo siempre en lugar de Maximiliano Lovera, quien ya se convirtió en nuevo jugador de Olympiacos de Grecia. En total, acumuló 65 minutos en cancha, repartidos de la siguiente manera: 18 ante Talleres en el Gigante, 23 frente a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, y 24 contra Patronato en Arroyito el último fin de semana.

Ahora, el ex delantero de Huracán tendrá la oportunidad de hacerlo por primera vez como titular. Y la chance le llega ante un rival especial, Colón, al que enfrentó varias veces vistiendo la casaca de Unión. En uno de esos duelos, el 24 de abril de 2016 anotó el único gol en un triunfo Tatengue sobre el Sabalero.

 

El presente de Colón

Central jugará ante otro rival directo en la pelea por la permanencia. Después de empatar con Patronato en el Gigante la fecha pasada, los auriazules visitarán a Colón.

El presente del equipo de Pablo Lavallén en el torneo local no es auspicioso. Los tres puntos cosechados sobre 12 posibles son una clara muestra. Y, además, tienen buena parte de su atención puesta en la Copa Sudamericana, competición en la que a mediados de mes empezarán a disputar semifinales con Atlético Mineiro de Brasil.

Colón viene de perder en Avellaneda ante Independiente por 2-0. Y antes de esta derrota consiguió la única victoria cuando derrotó en la tercera fecha a Gimnasia por 2-1, gracias a los tantos del colombiano Wilson Morelo. En las dos primeras jornadas cayó frente a Patronato y ante Huracán.

Le cuesta en Santa Fe

Central llegará al Brigadier López con la mochila de que le viene costando mucho derrotar a Colón, más aún en Santa Fe. El historial reciente así lo exhibe. De los últimos 10 duelos entre ambos, los auriazules apenas si consiguieron 1 triunfo. Y, jugando en el “Cementerio de los Elefantes” el historial indica que los de Arroyito rescataron 2 victorias en las últimas 10 visitas.

El último éxito de Central ante Colón fue justamente en Santa Fe. Esto sucedió el 28 de febrero de 2016, hace más de 3 años, por la 5 fecha del torneo de primera división. Y el equipo que por entonces dirigía Eduardo Coudet se impuso por un 3 a 0 al sabalero que conducía técnicamente Darío Franco. Los goles fueron obra de Giovani Lo Celso y Marco Ruben, que anotó un doblete, y uno de esos tantos fue de tiro penal.

En total Colón y Central se enfrentaron en primera en 67 ocasiones, en las que los santafesinos ganaron 25, los rosarinos 20, y empataron las 22 restantes. Pero en los últimos 10 juegos, hubo mayor supremacía sabalera. ¿Los números? Cuatro triunfos de Colón, cinco empates y un solo éxito de los de Arroyito. En esos partidos, los rojinegros anotaron 10 tantos, y los auriazules 8.

Comentarios