Ciudad, Edición Impresa

Cappiello quiere prevenir

El ministro de Salud confirmó cinco casos positivos de leptospirosis en la capital provincial, donde le pidió al intendente que se recoja más seguido la basura. Todavía no hay casos autóctonos de dengue

Cappiello le quitó dramatismo a la situación pero insistió con la prevención.   (Foto: Archivo. Juan José García)
Cappiello le quitó dramatismo a la situación pero insistió con la prevención. (Foto: Archivo. Juan José García)

Las autoridades sanitarias admitieron ayer que la situación del dengue es desigual en las distintas localidades de la provincia, a la vez que confirmaron cinco casos positivos de leptospirosis en la capital provincial, donde por otro lado se detectó –en lo referido al dengue– que el índice larvario es bajo.

“Estamos en situación precrítica en el país; en algunos lugares ya es crítica porque se han detectado casos. Aquí no ha habido casos autóctonos, sí uno importado. Los índices larvarios en algunos lugares dan bien y en otros no tanto”, dijo ayer el ministro de Salud de la provincia, Miguel Ángel Cappiello.

En la ciudad de Santa Fe, por caso, el índice es bajo. De un total de 114 viviendas inspeccionadas por la Municipalidad, sólo en ocho se hallaron larvas de Aedes aegypti, aunque los especialistas alertaron sobre la gran cantidad de recipientes encontrados en el interior de los hogares que pueden convertirse en criaderos del mosquito.

El estudio se realizó en diez barrios de Santa Fe y fue encarado en forma conjunta por la Subsecretaría de Salud de la ciudad, el Ministerio de Salud y los voluntarios de la Escuela de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Litoral. La toma de muestras fue entre el 17 y el 21 de diciembre último y ya se anunció que en febrero se repetirá la medida a los fines de determinar la evolución o involución del índice.(ver abajo)

Por su parte, Cappiello remarcó ayer en diálogo con la prensa santafesina: “Por ahora no tenemos ningún caso (de dengue) autóctono. Pero seguimos trabajando, apuntando a la concientización de los ciudadanos, para que asuman un gran protagonismo y no tengamos una epidemia. Tienen que ser concientes de que son los máximos actores”.

Casos de leptospirosis

El panorama en lo referido a la leptospirosis no es tan optimista. En la capital provincial se confirmaron cinco casos positivos sobre once sospechosos. Las zonas de donde provienen los pacientes son ribereñas: la barriada de Alto Verde y otros lugares enclavados en cercanías de la laguna Setúbal, donde la exposición prolongada a aguas contaminadas es más frecuente.

La enfermedad aparece con más fuerza en el verano y en épocas de abundantes lluvias. Es causada por la bacteria leptospirosa, cuyo agente portador son las ratas o los perros. También está asociada a la acumulación de basura en los domicilios y a la falta de una adecuada higiene, tanto dentro como alrededor de los hogares.

El ministro Cappiello explicó: “Se está haciendo la quimioprofilaxis en todos los lugares donde se han detectado casos positivos. Hemos hablado con el gobierno de la ciudad para que recojan más seguido la basura, porque es uno de los lugares donde se desarrolla la bacteria”.

La ayuda humanitaria para Haití

Luego de la conformación del Comité de Solidaridad y Ayuda al pueblo de Haití, devastado tras el sismo de la semana pasada, el ministro de Salud adelantó algunas de las acciones que se llevarán adelante desde la provincia.

El lunes último habían logrado reunir a los sesenta estudiantes haitianos que viven en Rosario. “Se logró establecer comunicaciones con sus familiares”, comentó Cappiello. “Algunos, obviamente, se enteraron de la pérdida de sus padres y familiares; otros pudieron hablar. Y a partir de esa ayuda, que no sólo es para ellos sino para el pueblo haitiano, la provincia de Santa Fe, a través de sus dos laboratorios productores de medicamentos, va a enviar la ayuda necesaria”.

Ese trabajo se desarrolla en forma conjunta entre la provincia, la Nación y la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR.
“Se ha abierto una lista de profesionales y trabajadores de la salud voluntarios, que ha superado en menos de un día los 60 inscriptos. Ahora se está trabajando con la Cancillería para ver cómo se puede canalizar esta ayuda”, agregó Cappiello, quien además confirmó que la provincia enviará sueros, antibióticos, antiinflamatorios, analgésicos y cremas para tratar quemaduras, todos medicamentos producidos en los dos laboratorios estatales de Santa Fe, el LEM   y el LIF.

Las compras en farmacias, sin sanción

A principios de enero el Ministerio de Salud informó que se habían detectado en distintos hospitales de la provincia compras de medicamentos a precios similares a los que ofrecen las farmacias. Incuso el defensor del Pueblo, Edgardo Bistoletti, remitió un pedido de informes dirigido a Cappiello.

“Hemos contestado como corresponde; dijimos lo que hemos descubierto”, explicó el ministro. “En lo que tiene que ver con los medicamentos, son compras que hacen los consejos de administración (de los hospitales) y que es parte de un estudio que hicimos para demostrar que se puede comprar mejor y que el presupuesto puede alcanzar para más si hacemos otro tipo de compras, no aisladas y mucho menos en farmacias”.

Luego, consultado sobre un caso puntual que se registró en el hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe, donde los médicos de la sala de quemados mandaron a comprar un medicamento que faltaba, el ministro aclaró: “Lo que faltaba era un nombre comercial”.

—¿Por qué los médicos mandan a comprar medicamentos si los pueden reemplazar?

—Habría que preguntárselo a ellos. El jefe de servicios salió a decir que el medicamento que cumple la misma función no cura tan rápido, cosa que podemos discutir muy ampliamente.

—¿Puede haber sanciones para esos médicos? ¿Hay una falta?

—No. Lo que hay es un uso de nombres de fantasía. A veces no se tienen en cuenta la compra y el uso de los genéricos.

CONFLICTO CON MÉDICOS

El ministro de Salud, Miguel Ángel Cappiello, no descartó que la provincia descuente el día de paro a los médicos del Siprus (Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud), que la semana pasada realizaron una medida de fuerza en reclamo del pago del sueldo de diciembre, que debían cobrar el 10 de enero. Ayer, consultado sobre ese tema y, puntualmente, sobre la posibilidad de que el gobierno descuente el día a los profesionales que se plegaron, Cappiello respondió: “Es muy probable, porque no cumplieron con lo que tienen que cumplir cuando declaran una medida de fuerza”.

Comentarios