Ciudad

Más derechos

Cada vez más varones trans hacen el cambio de identidad en Santa Fe

En 2018 fueron 54 los que pidieron el cambio de documento. El colectivo fue ganando mucha visibilidad en los últimos años. Desde 2012, cuando se aprobó la Ley de Identidad de Género, hubo 852 personas que accedieron al derecho en la provincia


El año pasado Francisco Camusso empezó el cambio de identidad de género en el DNI en el Registro Civil de Rosario. El proceso de asumirse como varón trans había comenzado en 2017, a los 24 años, cuando por primera vez pudo contar lo que sentía desde siempre: que no quería ser mujer. Se lo dijo a un amigo, también trans, y después a su familia. Y cuando pudo hacerlo avanzó en la afirmación de su identidad. Primero fue el tratamiento hormonal con testosterona, después los papeles en el Registro y hace un mes la operación de masculinización de los pectorales. Todo el proceso de salud fue en el sistema público. Francisco cuenta que la recuperación de la cirugía es lenta pero que nunca se sintió tan feliz.

El trámite del DNI fue uno de los 54 que el año pasado hicieron varones trans en la provincia de Santa Fe. Se trató de la primera vez que fueron tantos desde la sanción de la ley de Identidad de Género en 2012. Hasta mitad del año pasado representaban el 12 por ciento del total. Hoy ascendieron al 26. Para Francisco Camusso el aumento responde a que el colectivo viene ganando visibilidad en la sociedad y cada vez son más los que se animan a salir del clóset. Ayudó la novela Cien días para enamorarse y el debate en el Congreso Nacional por la legalización del aborto.

Con derechos

La ley de Identidad de Género fue sancionada en abril de 2012 y permitió el reconocimiento a la identidad autopercibida. Desde entonces, 852 personas trans accedieron al cambio en el DNI en la provincia de Santa Fe.
Eligieron en el casillero del sexo si querían F o M y se pusieron el nombre y el apellido que sentían representaba su identidad y orientación sexual. En estos siete años fueron 630 las mujeres trans y travestis que lograron el cambio. Los varones trans llegaron 222. El año pasado hubo un cambio en la proporción: por primera vez el 42 por ciento de las personas que hicieron el trámite en un año DNI fueron varones trans.

Hasta mediados de 2018, el 88 por ciento de las personas que habían accedido al DNI eran mujeres trans. Apenas un 12 eran varones trans. Hoy representan el 26 por ciento del total. El subsecretario de Diversidad Sexual de Santa Fe, Esteban Paulón, explicó a El Ciudadano que el colectivo adquirió más visibilidad y se vio reflejada en los medios de comunicación.

“El programa Cien días para enamorarse fue un ejemplo. No creo que haya incentivado nada sino que supo leer el momento”, dijo el funcionario y agregó: “La visibilización a nivel nacional en Santa Fe se vio potenciada por las políticas públicas. Cuando empezamos con la Subsecretaría los varones trans no estaban organizados. Había muchos que no se habían visibilizado ni habían hecho el DNI. Hoy hay servicios hormonales, acceso a cirugías y surgieron varias organizaciones. Hubo un acompañamiento de la política pública que sintonizó con una demanda social creciente”.

Derecho a la salud

Francisco Camusso es de San Jorge y se mudó a Rosario hace casi una década para estudiar electrónica. Le llevó años salir del clóset y logró hacerlo al hablar con un amigo del colectivo de varones trans. Cree que influyó que la ciudad de la que viene es chica y sentía que había muchos prejuicios. Hace unos años empezó a trabajar en una empresa. En la oficina son tres. Cuando comenzó con la transformación les contó.

“Me contrataron siendo mujer y cuando les dije se lo tomaron bien. Uno me preguntó de qué se trataba y le expliqué. Tenía mucho más miedo de cómo lo iba a tomar todo el mundo de lo que realmente fue. Siempre me sentí respetado por la gente que me rodea. Y con la que no, se lo digo”, contó a este diario.

En diciembre de 2017 se puso la primera inyección de testosterona. El tratamiento hormonal lo hizo en la salud pública en el Hospital Eva Perón. No tenía obra social y sabía que la atención iba a ser más rápida y respetuosa. “Hay médicos que te hacen renegar. Tengo amigos que tuvieron mala experiencia. Además, muchos van al público porque en el privado no te quieren cubrir la totalidad cuando la ley dice que es el 100 por ciento”, explicó.

Lo mismo cree que pasa con las cirugías. Antes, él tenía obra social pero el cirujano que le correspondía no era especialista en operaciones de afirmación de género. Cuando se operó hace un mes lo hizo con uno de los cuatro equipos especializados en personas trans de la salud pública.

Las personas trans tienen derecho por ley a todas las cirugías y tratamientos hormonales, tanto en la salud pública cómo en la privada. El año pasado en la pública Santa Fe se hicieron más de 60 cirugías de reafirmación de género. Las especialidades son implantes mamarios, mastectomía, toracoplastía y genitoplastia feminizante y vaginoplastía.

Actualmente todas están concentradas en tres hospitales de Rosario (Cemar, Roque Saénz Peña y Centenario) y en el Eva Perón de Granadero Baigorria. En 2019 impulsarán que el Eva Perón tenga una unidad especializada en personas trans, en coordinación con Iapos y el Ministerio de Salud. También llegarán las cirugías de implantes mamarios al Cemafé, en la ciudad de Santa Fe.

Los tratamientos hormonales pueden hacerse en cualquier centro de salud de la provincia, aunque hay 30 que están especializados y tienen la medicación disponible. Según Paulón, es fundamental capacitar a las y los profesionales de la salud para que conozcan los derechos de las personas trans y sepan cómo atenderlas. Las capacitaciones que dan con la Subsecretaría y el Ministerio de Salud son en conjunto con las organizaciones del colectivo travesti trans.

“Muchas personas del colectivo que tienen obra social terminan en el sistema público porque el servicio, la atención y la confidencialidad es mejor. Además, en los privados no hay cartillas de los médicos como para que sepan a dónde acudir”, explicó.

Incluso, según un informe que elaboraron desde la Subsecretaría, los colegios de profesionales de la salud y las universidades de la provincia no respondieron a la consulta acerca de cuál es su posición respecto a la temática. Paulón agregó que desde que desde el Estado también hacen acompañamiento en las denuncias contra obras sociales que se niegan a cubrir los tratamientos.

Los varones trans también abortan

Durante el debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) empezó a usarse con más frecuencia el término “cuerpos o personas gestantes”. El concepto llegaba para incluir a los varones trans porque no sólo las mujeres abortan. En los meses de discusión parlamentaria, el colectivo de varones trans luchó por ser visible en la ley y consiguió que socialmente se comprenda que existen varones que pueden gestar y, por lo tanto, abortar.

Cuando terminaron las exposiciones en las comisiones de la Cámara de Diputados, las y los legisladores hicieron un dictamen de proyecto de ley para votarlo en el recinto. Tomaron como base la iniciativa de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. El texto final decía “mujeres y personas gestantes”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios