Edición Impresa, Política

Suspensiones

Brasil es la única esperanza de los trabajadores de GM

Los trabajadores cobrarán el 80% del sueldo de bolsillo durante los primeros tres meses de la suspensión.


Tras la suspensión de 350 trabajadores de la planta que la automotriz General Motors tiene en Rosario, el secretario general de de la delegación local de Smata Marcelo Barros aseguró que “la reactivación de la exportación a Brasil” es lo único que puede evitar que estos trabajadores sean despedidos tras cumplirse los nueve meses que dura la suspensión, que comenzará el lunes próximo.

Es que la mayor parte de los vehículos que fabrica General Motors en Rosario tiene como destino al gigante sudamericano, que actualmente se encuentra en recesión. A este inconveniente, se le suma que el mercado interno argentino también se encuentra golpeado, producto de la caída del poder adquisitivo del salario.

Los trabajadores cobrarán el 80% del sueldo de bolsillo durante los primeros tres meses de la suspensión. En tanto, la empresa y el sindicato continuaban negociando las condiciones de los siguientes dos trimestres.

Según indicó Barros a El Ciudadano, “la reactivación de la exportación a Brasil” es lo único que puede sostener a estos trabajadores, y brindará estabilidad al resto de los 2.300 empleados de la planta de General Motors en Rosario.

“En Rosario sólo se fabrica el nuevo (Chevrolet) Cruze II. Desde el año pasado, ya no se hacen el Classic y el Agile, por lo que se pasó de fabricar 17 autos por hora a 15” explicó Barros.

El titular de Smata Rosario también consideró que la nueva tecnología incorporada por General Motors fue perjudicial para los trabajadores. “Han puesto una importante cantidad de robots y eso redujo la planta de personal, por lo que estamos complicados”, advirtió.

Sin embargo, según Barros, la situación de General Motors aún no complicó a las autopartistas de la zona. “Están trabajando bien y por ahora no tenemos alarma de despidos”, expresó el gremialista.

Por último, lanzó una crítica al presidente Mauricio Macri. “Si el gobierno no deja de ver el paraíso en el que dice que está y Brasil no mejora un poco esto complica. Esto son resultados claros de la política de Macri”, cerró.

Gremios rosarinos marchan al Ministerio de Trabajo

Distintos gremios de Rosario realizarán este jueves a las 10.30 una movilización a la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación (Sarmiento y Rioja), para reclamar por la complicada situación que viven los trabajadores del sector industrial, producto de la recesión y el aumento de las importaciones. Además, los gremios nucleados en el Movimiento Sindical Rosarino elevarán petitorio al gobernador Miguel Lifschitz.

Se realizó una rueda de prensa en el Sindicato de Unión de Obreros y Empleados Plásticos, donde los gremios entregaron un informe sobre empleo.

Antonio Milici, secretario adjunto de Smata Rosario, dijo que “las medidas que se han tomado golpean muy fuerte al sector industrial” y aseguró que irán al Ministerio de Trabajo la Nación “llevando un petitorio también al gobernador (Miguel) Lifschitz” explicando la situación que están viviendo, “no sólo los industriales sino las multisectoriales”.

“A las pymes las perjudica el tarifazo, las importaciones se ven en la calle con el cierre de empresas, las madereras tienen problemas, la industria del calzado empezó a cerrar los establecimientos. Que el gobernador y la sociedad estén al tanto de lo que está pasando”, señaló Milici.

Comentarios