Edición Impresa, Política

Santa Fe

Maestros: llegó la oferta y no seduce

Proponen suba salarial del 19,5% en dos tramos con cláusula gatillo.


El gobierno provincial ofreció a los docentes un aumento salarial del 19,5% en dos tramos –10% en marzo y 9,5% en julio– con cláusula gatillo si la inflación supera ese porcentaje. Los líderes gremiales anticiparon que la oferta no conforma y acusaron al Frente Progresista de replicar la lógica del gobierno nacional. Con un paro (nacional) ya lanzado, los docentes de Amsafé votan mañana en asamblea provincial si aceptan o no la oferta oficial.

La paritaria docente había sido convocada en el Ministerio de Trabajo. Un rato antes, el gobierno postergó el inicio. Finalmente, la reunión se hizo y duró apenas 10 minutos. Efectuada la propuesta, los dirigentes sindicales se retiraron. “Insuficiente”, definió la secretaria general de Sadop, Patricia Mounier. “Pensábamos que Santa Fe era la excepción al resto del país”, se lamentó Sonia Alesso, de Amsafé.

Lunes y martes no hay clases en la provincia por el paro nacional docente. El miércoles 8 la actividad tampoco será normal porque los gremios del sector facultaron a sus afiliadas a participar del Paro Internacional de Mujeres. Ahora resta conocer –se sabrá mañana– si los docentes aceptan la propuesta del gobierno de Miguel Lifschitz o si, en rechazo, deciden nuevas medidas de fuerza.

Balagué dio cifras

La reunión paritaria fue encabezada por la ministra de Educación, Claudia Balagué. También estuvieron el ministro de Trabajo, Julio Genesini, y funcionarios del Ministerio de Gobierno.

Balagué fue quien presentó la propuesta salarial del gobierno para 2017: un incremento de 19,5 % en dos tramos, que implica que un maestro que inicia su carrera y hoy percibe 12.052 pesos de bolsillo pasará a ganar 13.177 pesos en marzo (1.125 más) y 14.224 pesos en julio (1.047 más). Del mismo modo, un director que hoy percibe 20.564 pasará a ganar 22.567 en marzo y 24.470 en julio, con un total de aumento cercano a los cuatro mil pesos.

En cuanto a la remuneración por hora, un docente de nivel secundario con 44 horas cátedra pasa de 20.539 a 22.349 pesos en marzo y a 24.036 pesos en julio. Además, la propuesta contempla la denominada “cláusula gatillo”, por lo cual los montos pueden incrementarse si la inflación medida por el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) supera el 19,5%.

Lejos del reclamo

Los gremios habían reclamado un 35%; la propuesta –apenas un punto y medio por encima de la efectuada por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal– resultó insatisfactoria. “Pensábamos que Santa Fe era la excepción al resto del país. Nos equivocamos”, dijo la líder de Amsafé, Sonia Alesso, quien ya adelantó que va a ser “rechazada” por los docentes.

Tras la reunión con el gobierno, hubo asambleas departamentales donde los dirigentes de Amsafé explicaron la propuesta. Hoy los afiliados votan en toda la provincia y mañana se reúne la asamblea del gremio, en la capital provincial, donde se conocerá la respuesta de los maestros.

En el sector privado la propuesta también cayó mal: “Es insuficiente y suma más motivos para el paro. Ofrecen lo mismo que en resto del país. Y no se contempla ninguno de los puntos establecidos en las reuniones anteriores por los sindicatos, solamente replica el accionar de las otras provincias aconsejadas por el gobierno nacional”, sostuvo la líder de Sadop Patricia Mounier.

La mejor del país

El gobernador Miguel Lifschitz consideró que se trata de “la mejor propuesta que se hizo en el país” y agregó: “Ninguna provincia supera el 18%, muchas ofrecieron menos que eso. Nuestra propuesta está en sintonía con la de los bancarios, que es uno de los sectores con mejores condiciones de salario. Es una buena propuesta que les da garantías a los docentes en caso de que la inflación esté por arriba de esa cifra”.

En declaraciones a FM Aire de Santa Fe, destacó además “el agregado, y esto sí es una novedad, de la actualización por inflación: una garantía para los docentes de que si la inflación supera ese monto, el ajuste salarial se iría arriba hasta el tope que marque el índice inflacionario del Ipec”, organismo al que definió como “serio”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios