Edición Impresa, Política

Binner, Lifschitz y Bonfatti juntos contra Giustiniani

En un acto para homenajear a Estévez Boero enviaron mensajes al senador para que decline candidatura.

Tres de las principales figuras del Partido Socialista recordaron ayer, en un acto conjunto en el Patio de la Madera, al fundador del entonces Partido Socialista Popular y padre político de todos ellos, Guillermo Estévez Boero. Pero, en medio del inicio de una campaña electoral, Hermes Binner, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz –de ellos se trata– emplearon el acto nocturno para enviarle un claro mensaje al senador nacional y titular del partido, Rubén Giustiniani, sobre las bondades de la unidad y los riesgos de las divisiones internas. No lo dijeron explícitamente, pero lo convidaron a declinar su precandidatura a gobernador de Santa Fe. 

El más transparente en el mensaje fue el intendente Lifschitz. “No necesitamos centros de estudios ni institutos programáticos, ya que no sirven tres meses antes de una elección”, disparó. Un día antes Giustiniani había presentado su Instituto Programático Santafesino con el fin de trazar diagnósticos y elaborar propuestas de cara a los comicios de 2011.

“Se necesita la voluntad de todas las partes, si no es difícil el acuerdo y el consenso”, arremetió Lifschitz. También pidió “actuar con responsabilidad e inteligencia” y bogó por “reunir a todos los socialistas”.

Por último, el intendente rosarino sostuvo que “la candidatura del gobierno de Santa Fe no se negocia ni está de oferta”.

Tras las palabras de Lifschitz fue el turno del ministro de Gobierno Antonio Bonfatti, el candidato de Binner para sucederlo en la Casa Gris. El acto parecía hecho para él: las banderas lo postulaban como candidato a gobernador, los cánticos lo impulsaban en el mismo sentido.

Sin perder el eje de la reunión, el funcionario dijo que hay que mantener el espíritu de Estévez Boero “en la prédica y en la práctica”. Luego se sumergió en un repaso de los logros de la gestión que encabeza Binner y él comparte, en consonancia con el planteo del gobernador de que lo mejor para el socialismo sería que tuviera un candidato consustanciado con los planes de gobierno.

Tras ahondar en cada tema de la gestión, Bonfatti resaltaba la idea de cambio con la que Binner ganó las elecciones en 2007. “La cultura está cambiando, la Justicia está cambiando, la seguridad está cambiando, la obra pública está cambiando”, repetía el ministro luego de repasar lo realizado en cada una de esas áreas de gobierno.

Como lo hace en sus intervenciones públicas, Bonfatti aclaró que no está en el lugar de precandidato por ambiciones de poder personales sino por ser parte de un colectivo que tiene planes para Santa Fe. “Soy parte de un proyecto que comenzó en 2007”, dijo.

Por su parte, Binner dijo que “hay que cuidar el partido porque es lo que nos permitió ganar Santa Fe y Rosario” y sostuvo que “la división es para los partidos que necesitan que se hable de ellos”. Más mensajes a Giustiniani. “Estamos reclamando unidad partidaria”, agregó en otro tramo de sus palabras, en las que también recordó que “Estévez Boero fue el hacedor de todo lo que se ve ahora” porque “él hizo nacer el socialismo sin ser gorila sino popular, entendiendo al peronismo”.

Comentarios