Ciudad

Seguridad vial

Bajó la cantidad de alcoholemias positivas por segundo año consecutivo

Desde la Municipalidad contaron que se redujo la cantidad de conductores que dieron positivo al control de alcohol en sangre. En 2016 hubo un promedio de 6,80 por ciento de todos los test y el año pasado fue de 5,36


La Municipalidad de Rosario informó que bajó la cantidad de casos positivos de alcoholemia en conductores en la ciudad. En 2018 hubo un promedio de 5,36 por ciento mientras que en 2017 fue de 5,73 y en 2016 de 6,80. A la par hubo un crecimiento de la cantidad de controles de los 27 mil que hicieron en 2016 a más de 36 mil en 2018. “En 2019 nos encontraremos en los espacios públicos, renovando nuestro compromiso con los ciudadanos a través del control para sostener la necesidad de cumplir con las normas para generar convivencia”, dijo el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrin.

Según contaron desde la Secretaría de Control y Convivencia hubo un incremento en los procedimientos preventivos en 2018 y se evidenció un descenso en el registro de alcoholemia respecto a los últimos años. “El Estado municipal está presente y los conductores van adquiriendo conciencia de la responsabilidad que tienen al volante”, agregó Turrin.

Los controles se hacen entre agentes municipales y la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. “Hacemos un balance positivo del trabajo realizado el año pasado, tanto en materia de control y de prevención y renovamos nuestro compromiso para este 2019”, indicó el secretario de Control y Convivencia.

De acuerdo a los datos oficiales, durante 2018 concretaron 36.332 exámenes de control de consumo de alcohol en conductores. Del total, 21.489 fueron a personas que conducían autos y 14.843 que manejaban motos. De ese total, 1.946 dieron resultado positivo en el control del alcohol en sangre que tiene un límite de 0,5 de gramos de alcohol por litro de sangre para automovilistas y 0,2 para motociclistas. Julio fue el mes en el que se registró el menor número de positivos con un total de 113. Septiembre fue el período con más casos: 200.

El secretario Guillermo Turrin confirmó: “En 2018 hubo un 5.36 por ciento de casos positivos de alcoholemia, lo que determina un descenso en relación a los dos últimos años pasados. Se mantiene la baja. En Rosario siguen descendiendo los conductores que manejan tras haber tomado bebidas alcohólicas”.

Las cifras oficiales arrojaron que en 2017 el porcentaje de alcoholemia positiva fue de 5.73% mientras que en 2016 fue de 6.80%. En simultáneo, hubo un crecimiento de los controles. En 2017 se ejecutaron 31.097 y en 2016 fueron 27 mil. “El fortalecimiento de nuestras acciones en el tránsito, que se traducen en unos cinco mil controles más realizados en relación a 2017, promueven una conducción más consciente, cuidadosa y responsable”, explicó Turrin, quien destacó: “También hemos acompañado la fiscalización con tareas de sensibilización, generando cambios en la forma de entender el tránsito y dándole fuerza a la idea de que es una construcción colectiva en la que todos somos protagonistas”.

Herramientas

El funcionario destacó la implementación del programa Conductor Designado, una iniciativa desarrollada por la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Fe y el Gabinete Joven, cuyo objetivo es desarrollar conciencia vial entre los conductores en el marco de la recreación nocturna. En el programa se insta a los ciudadanos, en su mayoría son jóvenes, a que uno del grupo de amigos no beba alcohol y garantice una vuelta a casa segura para el resto. En 2018 fue implementado en bares y boliches y en fechas claves como en la previa al Día de la Primavera, el Encuentro de Colectividades y las fiestas de fin de año. “Con este programa nos acercamos a los conductores más chicos y pudimos dialogar con ellos sobre los riesgos de manejar con alcohol en el organismo. Afortunadamente, hemos obtenido respuestas muy favorables”, concluyó Turrin.

 

Rosario se suma al programa “Conductor Designado”

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios