Ciudad, Edición Impresa

Aumento de tarifa de agua en puerta

Sería a principios del año próximo. Todavía no se conoce el porcentaje.

Desde la empresa estatal Aguas Santafesinas SA van preparando el terreno para un nuevo aumento tarifario, cuya aplicación se espera para principios del año próximo. “El desfase en la tarifa es del ciento por ciento; hay un atraso fenomenal. Igual el aumento no alcanzará ese porcentaje. Estamos terminando un estudio técnico para determinar los costos reales”, indicó Alberto Daniele, presidente de Assa.

El Ministerio de Aguas de la provincia espera la asunción de las nuevas autoridades del ente regulador de servicios públicos (Enress), donde se discutirá, según comentó Daniele, en torno al futuro incremento de la tarifa, “una de las más baratas del país junto a la de Buenos Aires, y también una de las más bajas del mundo”.

En el presupuesto 2010 que la administración Binner envió a la Legislatura para su tratamiento se adjudican recursos para Aguas Santafesinas por algo más de 300 millones de pesos, algo muy similar al presupuesto que tuvo la empresa estatal para este año que ya se va. El presidente de Assa reconoció que en la empresa esperaba que los fondos destinados para 2010 “sean mayores, teniendo en cuenta el fuerte plan de obras de infraestructura programado”.

“Nuestra idea es que las obras y los costos de mantenimiento los podamos afrontar con recursos genuinos, es decir con lo que ingresa por el cobro de la tarifa y no con transferencias de fondos desde el Estado provincial como viene sucediendo”, sostuvo Daniele en diálogo con este diario.  

En base al estudio técnico encargado por el directorio de Assa, sumado al análisis del Enress, la autoridad ministerial de aplicación deberá determinar de cuánto será el nuevo aumento de la tarifa de agua, a la que consideran “muy rezagada”.

Daniele detalló que desde febrero de 2006, cuando la empresa prestadora del servicio público pasó a la órbita del Estado santafesino, los insumos –muchos importados– para el funcionamiento operativo de Assa sufrieron una suba del 129 por ciento. Cabe recordar que en septiembre de 2008 la tarifa de agua aumentó un 29 por ciento, junto a la de la luz, que, dicho sea de paso, en octubre pasado volvió a subir un 9 por ciento.

“El desfase tarifario es del ciento por ciento, lo que no quiere decir que ése vaya a ser el porcentaje de la actualización en la tarifa”, tranquilizó el presidente de la empresa.  De acuerdo a los cálculos de la firma y los primeros estudios de costos, desde Assa determinaron que el metro cúbico de agua (mil litros) se vende a los usuarios a 44 centavos, aunque producirla cuesta un peso. “Ahí se ve claramente un retraso”, insistió Daniele.

La empresa estatal prestadora del servicio termina el año con un presupuesto de 310 millones de pesos, entre gastos de mantenimiento e inversiones, aunque Daniele aclaró que se recaudan unos 150 millones de pesos por medio del cobro de tarifas. La otra mitad de los recursos llega por transferencias desde el gobierno provincial.

Antonio Ciancio, ministro de Aguas, dijo que el aumento está pensado para sostener inversiones. “Estamos atrasados con la tarifa”, coincidió el funcionario en declaraciones radiales.

Comentarios