Edición Impresa, Policiales, Últimas

Atraparon al Chivo Guardo

El hombre de 56 años estaba siendo buscado desde noviembre pasado, por el asalto a un camión blindado sobre la autopista Panamericana, en Escobar, en el cual fueron asesinados dos policías bonaerenses.

El acusado de liderar la banda que en noviembre último asaltó un camión blindado en el partido bonaerense de Escobar y mató a dos policías fue detenido en la tarde de ayer tras un tiroteo en el centro de la localidad bonaerense de José C. Paz. Fuentes policiales indicaron que se trata de César Guardo (56), alias Chivo, sindicado como el cabecilla de la banda que protagonizó el frustrado robo a balazos que conmocionó la autopista Panamericana a la altura de Escobar.

Cerca de las 13 de ayer, Guardo circulaba en un automóvil VW Passat por el partido bonaerense de José C. Paz, cuando efectivos que realizaban un control vehicular de rutina le pidieron que se detuviera y éste respondió dándose a la fuga, por lo que se inició una persecución.

El Chivo Guardo comenzó a disparar contra los policías y tras un tiroteo se logró su detención en Rolón y Pichincha, mientras que otro hombre que lo acompañaba logró darse a la fuga, indicaron fuentes del caso a la agencia Télam.

Al revisar el auto, la Policía bonaerense halló un revólver calibre 32 y tras un rastrillaje se allanó una casa situada en Jorge Newbery y Brandsen, donde se halló un fusil Mauser 7.62, arma similar a las utilizadas para matar a los policías del camión blindado.

Si bien en el vehículo el detenido mostró una identificación con el nombre de Jorge Blanco (44), al revisar la vivienda se determinó que era Guardo, el prófugo más buscado por la Policía en los últimos tiempos tras el homicidio de dos miembros de la fuerza.

Guardo fue trasladado a la comisaría 1ª de José C. Paz, situada en Altube y Roque Sáenz Peña, y se presume que en la mañana de hoy será indagado por los fiscales de Escobar Christian Fabio y Facundo Flores, a cargo de la investigación.

El asalto al blindado de Escobar ocurrió el 23 de noviembre, cuando al menos 12 delincuentes que circulaban de sur a norte en cuatro autos interceptaron en el kilómetro 38 de la autopista Panamericana un camión de caudales del Banco Provincia que transportaba 19 millones de pesos y 200.000 dólares hacia la ciudad de San Nicolás.

La banda primero mató a los dos policías que manejaban los patrulleros que custodiaban al camión de caudales, Darío Fabián García (46) y Rubén Fangio (42) y luego encerró y comenzó a disparar al blindado con la intención de robar el dinero, aunque huyeron sin lograrlo.

El Chivo Guardo es un conocido delincuente con varios antecedentes por piratería del asfalto. Su hijo, Diego Guardo, alias Sucio, quien se hizo conocido a fines del siglo pasado al protagonizar una toma de rehenes en la localidad bonaerense de General Rodríguez, también fue buscado por este caso, hasta que el 13 de febrero pasado murió en un tiroteo con policías en Los Polvorines.

Los demás integrantes de la banda integrada por al menos dos policías, un ex miembro de la Prefectura Naval Argentina y nueve delincuentes comunes, fueron detenidos entre diciembre de 2010 y febrero pasado.

A fines de diciembre pasado fueron arrestados Gustavo Fabián Díaz y Carlos Cortez, por intentar robar dos camiones blindados en San Telmo y La Boca a mediados de 2010 y fueron imputados en esta causa por haber estado en el lugar del hecho, en base a peritajes balísticos y entrecruzamientos telefónicos.

Manuel Carrizo, Manuel Gómez, Raúl Díaz y Oscar Rodolfo Martínez Wilchez también cayeron en diciembre y están cumpliendo prisión preventiva acusados de haber intervenido en el asalto y matado a los policías. Al declarar, Carrizo y Díaz dijeron que eran inocentes y que la banda les había robado su auto cuando circulaban por allí viendo terrenos para comprarlos.

Mientras que a pocos días de finalizar el año 2010 fue apresado José Sánchez (49), ex integrante de la Prefectura Naval Argentina, quien se negó a declarar.

En tanto, el pasado 2 de marzo fueron apresados los sargentos Diego Sebastián Rossi (33) y Mauro Ricardo Gallardo (29), pertenecientes al Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Nicolás y custodios de camiones blindados, quienes fueron acusados de aportar datos sobre recorridos y horarios del vehículo asaltado.

También fue detenido el bombero voluntario Adrián Marcelo Aldao (38), sospechado de ser el proveedor de las armas usadas en el frustrado atraco, ya que en su casa se secuestró un arsenal y Omar Manuel Gómez, alias Negro Buey (23), quien fue acusado de haber prendido fuego uno de los autos utilizados para asaltar el camión de caudales.

Comentarios