Edición Impresa, Policiales

Asalto exprés en Pichincha

Los hijos de un distribuidor de diarios y revistas fueron interceptados anteayer por al menos cuatro personas armadas que se desplazaban en dos autos y, bajo amenazas, les quitaron 120 mil pesos.

Cuatro desconocidos armados sorprendieron anteayer a la tarde a dos de los hijos de un distribuidor de diarios y revistas, cuando se desplazaban en una camioneta por barrio Pichincha hacia la zona bancaria ubicada en el microcentro, para realizar varias transacciones. Los ladrones, que se desplazaban en dos autos, tuvieron un inconveniente con uno de los rodados, pero eso no fue impedimento para que se alzaran con 120 mil pesos y huyeran en uno de los automóviles.

El asalto se registró cerca de las 14.30 de anteayer, en inmediaciones de Santiago al 100, cuando un Fiat Duna color blanco y un Fiat Uno cremita, le cerraron el paso a una Renault Kangoo que segundos antes había salido de una distribuidora de diarios y revistas ubicada en Pueyrredón 160 bis.

Según fuentes policiales, de ambos rodados bajaron entre tres y cuatro hombres armados y a cara descubierta que se dirigieron rápidamente hasta la Kangoo, que había quedado estacionada contra el cordón de la vereda por calle Santiago, entre Jujuy y Salta.

Casi sin pronunciar palabra, los ladrones rodearon el utilitario y rompieron los vidrios de las dos puertas y les quitaron a los dos jóvenes un par de sobres en los que llevaban 120 mil pesos para ser depositados en una sucursal bancaria.

Luego, los ladrones se subieron a los dos autos en los que habían llegado, que habían quedado con el motor encendido, pero el Fiat Uno se paró y pese a los intentos de su conductor, no logró hacerlo arrancar.

Mientras el chofer intentaba poner en marcha el Fiat Uno, al menos dos de los ladrones bajaron de los dos autos y amenazaron al par de hermanos, quienes ante esto no atinaron a bajarse de la Kangoo.

Tras varios intentos fallidos, el conductor del Uno se bajó y les dijo a sus compañeros que dejaban el rodado en el lugar, por lo que los cuatro se subieron al Fiat Duna y escaparon hacia el sur por calle Santiago.

Luego, las dos víctimas se fueron con el Renault Kangoo hasta la distribuidora, para contarle a su padre lo sucedido unos minutos antes a sólo tres cuadras. Tras escuchar el relato, el dueño de la distribuidora de diarios y revistas dio aviso por teléfono al Comando sobre lo sucedido, confiaron fuentes policiales.

Casi al mismo tiempo, un móvil policial que patrullaba barrio Pichincha se encontró, en Santiago al 100, con un auto abandonado en el medio de la calle, por lo que en un primer momento supusieron que había ocurrido un accidente. Unos minutos después, al dar aviso por radio, constataron que en realidad había ocurrido un asalto.

Voceros policiales indicaron que el auto abandonado tenía pedido de captura, ya que había sido denunciado como robado hace dos semanas en jurisdicción de la comisaría 3ª. El rodado quedó secuestrado en la puerta de la seccional 7ª, ubicada en barrio Agote, que investiga el asalto junto al Juzgado de Instrucción de la 11ª Nominación.

Fuentes del caso mencionaron que el hecho registrado anteayer no sería el primero del que fueron víctimas los responsables de la distribuidora, aunque en varias ocasiones no realizaron denuncia. Sobre el asalto de anteayer, las dos víctimas no dieron muchas precisiones sobre los autores del hecho, explicaron los voceros.

Comentarios