Edición Impresa, El Hincha, Fútbol

La palabra del Patón

“Argentina juega a ganar, aunque según el rival planificamos cada partido”

El entrenador de la selección argentina, Edgardo Bauza, redobló la apuesta al asegurar que le pondría un punto más a los diez con los que calificó la victoria por 1 a 0 ante Chile, por la decimotercera fecha de las Eliminatorias, en la previa al viaje a La Paz, donde enfrentará a Bolivia.


El entrenador de la selección argentina, Edgardo Bauza, redobló la apuesta al asegurar que le pondría un punto más a los diez con los que calificó la victoria por 1 a 0 ante Chile, por la decimotercera fecha de las Eliminatorias, en la previa al viaje a La Paz, donde enfrentará a Bolivia.

Después de haber asegurado que la actuación había sido “brillante, diez puntos”, confesó haber visto el encuentro nuevamente y opinó: “Le tendría que haber puesto un punto más, Chile nos llegó una o dos veces”.

Las críticas por el desempeño del conjunto albiceleste ante Chile habían motivado que Bauza, en la conferencia de prensa posterior, hable sobre el “brillante” trabajo del equipo.

“Lo vi otra vez al partido y Chile tuvo dos opciones de gol en todo el partido, con los jugadores que tiene, terminó jugando con cuatro delanteros y tres mediocampistas sumándose, el equipo lo resolvió brillantemente. Después, ustedes analizan a su gusto y podemos estar de acuerdo o no en el análisis, pero lo que planificamos salió bárbaro, perfecto”, indicó.

En conferencia de prensa, antes de viajar a Santa Cruz de la Sierra, donde pasó la noche del lunes, Bauza insistió en que cuando tenga “más tiempo para trabajar” se verán mejores desempeños.

“El problema mayor no fueron solamente los partidos, tenía que empezar a comunicarme con los jugadores, poder planificar el poco tiempo de trabajo para trasladar una idea futbolística y trasladarla a los partidos, con la complejidad que tienen las Eliminatorias en Sudamérica”, evaluó sobre sus primeros meses al frente de la selección.

“El equipo para mí tuvo un buen rendimiento contra Colombia y Chile (los últimos dos partidos), que de mitad de cancha hacia delante tienen mucho peso y no nos hicieron ningún gol, y de ahí en adelante estamos buscando el primer objetivo que es clasificar al Mundial. En la medida que tengamos más tiempo para trabajar, vamos a mejorar más”, completó.

En ese sentido, consultado sobre el pobre rendimiento que la Argentina demostró en cuanto al vuelo futbolístico que se le exige por las individualidades que ostenta, el Patón Bauza sostuvo que la selección “juega a ganar”.

“Argentina juega a ganar, trata de ganar cada partido, de acuerdo al rival planificamos, hacemos un esquema desde lo técnico y lo táctico y lo tratamos de llevar adelante. Hay selecciones que enfrentamos que nos permiten jugar más adelante, otros que tenemos que tener más cuidado atrás por la calidad de sus jugadores”, declaró.

“Un partido inteligente”

Sabida es la dificultad que suele representar para cualquier equipo ir a jugar a la altura de La Paz, donde el estadio Hernando Siles se ubica a 3.600 metros de altura.

Por eso, Bauza no desconoció la importancia de hacer un “partido inteligente” para conservar el físico lo mayor posible, para los últimos 20 minutos de juego.

“La idea es ganar, porque Argentina siempre tiene ese pensamiento, pero sabemos las dificultades que vamos a encontrar en La Paz, todo el mundo lo conoce y lo sabe. Es un condicionante, hay que hacer un partido inteligente y saber sobrellevar eso y al rival, que también tiene sus méritos para jugar. Después del partido analizaremos el resultado”, explicó.

Y agregó: “Bolivia va a jugar como lo hace en cada partido que juega de local, tratar de levantar a los laterales, tratar de hacer un partido dinámico para que eso haga desgastar, nosotros todo lo contrario, tener la pelota, hacer un partido inteligente y aprovechar los puntos altos nuestros. Va a ser un partido más que nada para ser inteligentes, de no entrar en un palo a palo porque eso sería una locura. El problema en la altura es cómo llegás a los últimos veinte minutos”.

Bauza, en este contexto, aprovechó para desmentir la inclusión de un “cocktail” de medicamentos a los jugadores para contrarrestar los efectos de la altura.

“Para jugar en la altura no hay cocktail, ni nada, son 3.600 metros de altura, pero por lo general sí hay síntomas y estamos acostumbrados los que hemos viajado. Cuando llegamos allá le damos un paracetamol, para evitar el dolor de cabeza y mareos, pero después no hay absolutamente nada”, indicó el ex DT de Central.

“Mis hijos son hinchas de Messi”

Pablo Escobar, mediocampista del seleccionado boliviano, bromeó con el fanatismo que tienen sus hijos por Lionel Messi, capitán de la selección argentina, equipo al que recibirán por la 14ª fecha de las Eliminatorias.

“Mis hijos son hinchas de Messi, pero ya les dije que salvo que él les pague el colegio, deben hinchar por mí”, expresó Escobar en la distendida conferencia de prensa que brindó junto a sus compañeros Ronald Raldes y Alejandro Chumacero, y el entrenador Mauricio Soria, aunque éste no aceptó preguntas.

El mediocampista, de 38 años, se tomó a broma el fanatismo que tienen sus hijos por el crack argentino, al que calificó como “el mejor de la historia”.

“Enfrentar a Messi es motivante y será un placer para todos, es el mejor de la historia”, agregó Escobar, quien nació en Paraguay y registra un paso por Gimnasia de Jujuy entre 2000 y 2003.

Escobar, quien juega en The Strongest de La Paz, también se sorprendió por la importancia que le dan los medios argentinos a los efectos de jugar en la capital boliviana, a 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar. “Es increíble como los medios argentinos hablan tanto de la altura. Es simple, jugamos al fútbol y ya está, no hay otro secreto. Argentina lo demostró empatando la anterior vez”, recordó Escobar en referencia al último antecedente por Eliminatorias, que terminó igualado en un gol en 2011.

Comentarios