Edición Impresa, El Hincha, Rugby

Aniversario

Plaza festejó 150 años de vida

Atlético del Rosario escribió un capítulo más en su historia. Una de las instituciones más longevas de Sudamérica.


Un 27 de marzo de 1867 se fundó el Rosario Cricket Club, hoy Atlético del Rosario, el club rosarino más antiguo, uno de los primeros en la Argentina aún existente y de Sudamérica. En su predio se disputó el primer clásico entre Newell’s y Rosario Central. Además aportó una larga lista de jugadores a los distintos seleccionados nacionales de rugby. Ayer, Plaza celebró sus primeros 150 años de vida.

En sus orígenes el club tuvo su sede en Mitre (por aquel entonces Progreso) entre Urquiza y San Lorenzo; luego pasó a un terreno ubicado en Italia (se la llamaba Uruguay) y Catamarca, para luego instalarse en la manzana comprendida por Buen Orden (hoy España), Salta, Independencia (hoy Presidente Roca) y Jujuy, predio que actualmente ocupa el Colegio San José.

Pero un 30 de agosto de 1889, el club dio un paso importante para instalarse definitivamente en el predio que hoy ocupa, enmarcado por Córdoba, Crespo, Burmeister y el Pasaje Gould, conocido como Plaza Jewell, nombre dado en homenaje a quienes fueron los donantes de estos terrenos Eduardo y Carlos Jewell. Dicho solar, declarado histórico en 1967, es considerado como el campo deportivo más antiguo del país.

Pero este siglo XXI encuentra al Atlético del Rosario en plena expansión, con la incorporación de otros predios donde la práctica del deporte es siempre la idea.

El presidente de Plaza, Leandro Salvatierra, repasó la historia del club e hizo hincapie en que cuando se fundó vivían menos de 20 mil personas en la ciudad y que ayudó a introducir muchos deportes. “En esta etapa hemos optado por profundizar los deportes amateurs y por equipo. Creemos que esos equipos son importantes por su carácter formativo y educativo”, afirmó Salvatierra.

A menos de 30 días de dejar la presidencia del club, Salvatierra destacó la importancia de las obras en las instalaciones del viaducto y valoró “la altísima calidad” de las mismas.

“Desde lo personal, es una gran responsabilidad llevar adelante uno de los clubes más antiguos de Argentina y de Sudamérica. Somos cultores de la historia, así que es un hito que no nos pasa de manera desapercibida. Sentimos mucho orgullo, pero también una carga enorme de compromiso para cumplir las expectativas”, cerró Salvatierra.

La tradición dice que los equipos de Plaza campeones bailan sobre la mesa redonda del bar hasta que alguien la rompa. Los hombres del 96 bailaron con orgullo y no pudieron quebrarla. En 2000, luego de una recordada final ante el Casi, otros se subieron sobre la madera redonda. Y la mesa sigue ahí, vigilando orgullosa el devenir del tiempo que dice que hoy  Atlético del Rosario, el glorioso Plaza Jewell, cumple sus primeros 150 años.

Comentarios