Edición Impresa, Policiales

Apuñalan a anciano en el interior de su vivienda

El hombre se arrastró hasta la vereda, donde lo halló un cadete y falleció mientras esperaba una ambulancia

Frente de la vivienda donde ocurrió al homicidio, en Moreno al 2100. (Foto: Leonardo Galetto)
Frente de la vivienda donde ocurrió al homicidio, en Moreno al 2100. (Foto: Leonardo Galletto)

Por: Ana Laura Piccolo

Un anciano falleció anteanoche en la puerta de su casa luego de recibir una decena de puñaladas en el interior de la vivienda, en un fallido intento de robo, según las primeras hipótesis de los investigadores. Alfredo Ciro Nasurdi, de 78 años, vivía en una coqueta casona de Moreno al 2100 junto a su esposa, quien no se encontraba en la casa al momento del fatal ataque.

Alrededor de las 22 horas de anteayer, un cadete de 24 años que circulaba por calle Moreno, entre Cerrito y Riobamba, frente a la sede que el club Gimnasia y Esgrima de Rosario tiene en el parque Independencia, vio a un anciano tirado en la vereda que le hacía señas con la mano como pidiendo ayuda.

“Llame a una ambulancia”, fue lo último que pronunció el anciano cuando el muchacho se acercó a asistirlo porque notó que estaba ensangrentado.

Pero pese a que llamó de inmediato al Sies y a la Policía, cuando los médicos llegaron el hombre ya había fallecido a raíz de las heridas punzantes que recibió y que se calculan entre siete y diez.

Fuentes policiales dijeron que las puñaladas fueron producidas por un arma blanca no muy grande y que la agresión ocurrió en el interior de la vivienda.

No obstante, aunque la principal hipótesis es que se trató de un intento de robo, no está claro cómo ingresaron a la vivienda ni por qué no se llevaron nada de la casa, que estaba perfectamente ordenada.

Una fuente policial deslizó que una o más personas podrían haber entrado por la terraza o por una de las ventanas de la planta alta que da a la calle, ya que ninguna abertura de la casa mostraba signos de haber sido violentada.

Fuentes de la pesquisa presumen que el anciano dormía cuando una o más personas ingresaron a su domicilio con intenciones de robo, pero que en el interior se toparon con el hombre levantado.

Ésa presumen los detectives que podría ser la causa por la cual el hombre fue atacado.

Otra hipótesis que se investiga es si la víctima abrió por voluntad propia la puerta principal de su domicilio, ya que las manchas de sangre dejan entrever que fue entre el hall de entrada y el jardín externo en donde habría ocurrido la agresión.

Al cierre de esta edición restaba establecer por qué, si el homicidio fue el resultado de una tentativa de robo, no había desorden ni faltaba nada de valor en el interior del domicilio.

Cuando los familiares de la víctima se enteraron de lo sucedido –la misma noche del viernes– revisaron todas las dependencias de la casa, de grandes dimensiones, y aseguraron a los investigadores que no faltaba nada.

En el lugar vivía Nasurdi con su esposa, quien en la noche del viernes había salido con unas amigas, confiaron fuentes del caso.

Según trascendió, el matrimonio tenía un buen pasar económico y vivía de la renta de varias propiedades.

El hecho es investigado por el juzgado de Instrucción en turno, a cargo de Javier Beltramone, con colaboración de la comisaría 5ª y la división Homicidios de la Unidad Regional II.

Comentarios