Ciudad, Policiales

Puente Gallego

Ana Altamirano: la vida de una luchadora que fue truncada el último día del año en un choque

Una perdida irreparable de una mujer que supo construirse a sí misma y que dejó un ejemplo de lucha, perseverancia y empatía. Una muerte absurda a manos de un conductor irresponsable que la abandonó tras chocar la moto en la que se trasladaba, la dejó tirada el último día de 2021


Vecinos cortan Lagos y la ruta 18 por justicia. Foto: Lucas Correa @lucascorrea93

La muerte de Ana María Altamirano caló hondo, no sólo en sus afectos, también en su barrio, en sus compañeros de militancia y en toda la comunidad. Una muerte absurda a manos de un conductor irresponsable que la abandonó tras chocar la moto en la que se trasladaba, la dejó tirada el último día de 2021 en la ruta provincial 18. La pérdida de Ana genera tristeza, llanto, bronca e impotencia en quienes la conocieron. Era parte de una familia querida en Puente Gallego, tenía cinco hermanos, era madre soltera, trabajadora, gremialista, militante del Movimiento Evita, de su frente sindical e incansable en su búsqueda por la superación constante sin perder la empatía por el otro. Así la describen quienes la conocieron, quienes reclaman justicia, quienes este lunes volverán a manifestarse en Ovidio Lagos y Copacabana a las 18 para que su muerte no quede impune.

Ana tenía 35 años, había trabajado 8 años en la fábrica de electrodomésticos Liliana donde fue delegada y se unió al sindicato de la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM) donde también supo defender los derechos de sus pares. Era una mujer emprendedora, activa, que buscaba herramientas constantemente, se había capacitado. Se recibió del secundario con un título de técnica electromecánica y se especializó en refrigeración. El año pasado renunció a su trabajo en la empresa para dedicarse a la docencia.

Hallan auto volcado e investigan si se utilizó en el choque y muerte de motociclista en la ruta 18

Hacía seis meses que había emprendido ese camino donde se acercó al gremio docente de Amsafé y desde junio daba clases de tecnología en dos colegios. Fue atropellada a un kilómetro y medio de donde había empezado a levantar su casa y este lunes fue despedida en el cementerio La Piedad.

Juan Pablo Bustamante, es docente e integrante de Amsafé y como tal compartió con Ana el frente Sindical del Movimiento Evita, que es una mesa organizativa del movimiento que integran representantes de distintos gremios. Habló con El Ciudadano y nos contó sobre Ana.

La describió como una persona comprometida, solidaria, muy colaborativa, siempre pensando en el otro. Aportaba en el trabajo territorial en Puente Gallego. En las últimas elecciones trabajó como fiscal en una escuela.

Bustamante recordó cómo inició su carrera docente hace apenas seis meses. Trabajaba en la Escuela Nº 445 en Puente Gallegos y la Escuela Nº 497, Estación Gaucho, ubicada en Ombú al 3800. “Como trabajadora, sabedora que el sindicato es el lugar que nos corresponde para cuidarnos, para pelear por nuestros derechos, ni bien comenzó a dar clase pidió afiliarse a Amsafe”.

También participaba de la agrupación docente Rodolfo Puiggros del Movimiento: “Ahí percibí el interés de Ana por capacitarse, me pidió para hacer cursos, para tener mayor sapiencia en las cuestiones pedagógica, su interés por dar clase, estaba muy motivada. Se planteaba su futuro de docente secundaria”, resaltó el docente.

“Fue una muy buena compañera, siempre teniendo el cuidado y la guarda de su hijito que tiene dos años. A veces los llevaba a las reuniones, siempre con la atención hacia su niño, a los sindicatos y a los demás. También participaba del movimiento de mujeres, siempre interesada en las cuestiones de actualidad para avanzar”, siguió.

“Fue mamá soltera, apechugó la crianza de su hijo, su trabajo y la militancia”, resumió Bustamante para agregar que este domingo participó en la manifestación organizada en Ovidio Lagos y Copacabana, lugar donde este lunes se repetirá la marcha en reclamo de justicia a partir de las 18.

Otra de las personas que nos contó sobre Ana fue Gustavo Ceballos, referente del frente sindical del Movimiento Evita, y dijo que Ana se incorporó en 2016 cuando era delegada de Liliana, aunque cuando terminó su mandato continuó vinculada. Dijo que su actividad laboral y social tenía que ver con la transformación social.

Era la más joven de las dos mujeres de su familia, tenía 4 hermanos varones y Ezequiel, su hijo de dos años. “Ella siguió militando a pesar de su maternidad, fue fiscal en las ultimas elecciones, todo su compromiso nos permitió estar vinculados con Antonio Donello (secretario general de la UOM), a conversar y estar muy cerca de la actividad. Era muy clara, muy optimista en sus proyectos. Había comenzado a hacerse una casita muy cerquita de donde fue atropellada, a un kilómetro y medio. Quería progresar, estaba todo el tiempo trabajando y peleándola”, recordó.

“Era muy querida por sus compañeros, por su barrio, por la UOM que se hizo presente en el velatorio”, señaló Ceballos, quien recordó que el corte que se realizó el domingo en reclamo de justicia fue muy impactante por como se juntó la población. Entiende que la causa penal puede prosperar y están acompañando para que “esta persona que la arrastró doscientos metros a la entrada de Rosario se haga responsable. “Nos sacaron a una compañera que luchaba por el bien de la comunidad, que estaba organizada, que trabajaba. El daño causado a la comunidad es muy grande, no sólo al Movimiento Evita”, reflexionó.

Detuvieron al dueño de un auto involucrado en un choque fatal en la ruta 18

Un asesino al volante 

La noche del 31 de enero Ana Altamirano circulaba en su motocicleta por ruta provincial 18 por el kilómetro 2 cuando fue embestida por el conductor de un Peugeot 408 blanco que, según la información del caso, la arrastró unos doscientos metros y la dejó abandonada. La víctima resultó gravemente herida y falleció poco después de iniciar el Año Nuevo en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

El coche involucrado en el siniestro vial fue encontrado la madrugada del 1º por personal del Comando Radioeléctrico en un camino rural de Soldini dentro de un zanjón. Su titular denunció que el auto había sido robado cuando lo dejó estacionado en Castellanos al 4000, pero las inconsistencias en su denuncia y el resultado de algunas de las medidas investigativas del caso, entre ellas: la toma de testimonios, relevamiento de la escena del hecho y de cámaras de seguridad públicas y privadas en la zona del hecho y en zona de supuesto robo del automóvil involucrado, llevaron al fiscal Marcelo Vienna a pedir la detención del titular registral identificado como D. U., de 40 años.

Para la teoría fiscal el robo del vehículo fue simulado y en los próximos días el arrestado será sometido a una audiencia imputativa.

Comentarios