Gremiales

Tensa discusión

Alerta amarilla: la paritaria docente en un momento crítico

El gobierno santafesino no puso fecha para el debate salarial, pero el gobernador señaló que serán “sin piso ni techo”.


Sonia Alesso, titular de Ctera, en la puerta del Ministerio de Educación, momentos antes de rechazar e impugnar el encuentro.

En un contexto complejo el gobierno provincial dilata la convocatoria de la paritaria docente a la espera de cómo evolucionan las negociaciones salariales en otras provincias.

Es que, disuelta la paritaria nacional docente, que servía como referencia al momento de la discusión salarial, desde el Ejecutivo provincial observan cómo avanza el tema en otros distritos.

A menos de un mes del inicio de las clases, previsto para el 5 de marzo, la ministra de Educación Claudia Balagué señaló este martes: “Estamos analizando lo que sucede en otras paritarias, en otras provincias”.

Así, la funcionaria provincial evitó ponerle fecha al inicio de las negociaciones con los gremios docentes.

En declaraciones a la radio LT8, Balagué sostuvo que “Santa Fe respeta el espacio de diálogo” y destacó los resultados alcanzados en el marco de las paritarias: “Hemos tenido logros muy importantes como los concursos y la titularización docente”.

Y agregó: “Este año están tomando sus escuelas 2.500 directoras que han concursado con mucho esfuerzo y trabajo. Y ese es un orgullo para todos nosotros”.

Por su parte, los gremios docentes Amsafé y Sadop (Sindicato Argentino de Docentes Privados) vienen planteando desde fines de 2017 la urgencia de comenzar a discutir la política salarial 2018 con el gobierno provincial.

Desde el gobierno nacional pretenden que los aumentos no superen el 15 por ciento, pero los sindicatos del sector ya señalaron que reclamarán una recomposición que no sea inferior al 20 por ciento.

Aunque el gobierno provincial aún no le puso fecha al inicio de las paritarias, el gobernador Miguel Lifschitz le envió un guiño a los gremios al señalar que las negociaciones salariales serán “sin piso ni techo”.

A escala nacional

Este martes se realizó la primera reunión de la paritaria nacional docente convocada por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

Hubo ausentes de peso, como se preveía a partir de que el Ejecutivo nacional excluyera por decreto la discusión del piso salarial de esa convocatoria: Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), el sindicato con más afiliados, no se sentó a la mesa en rechazo del recorte al temario, e incluso impugnó el debate.

En tanto, el referente de los educadores privados, Sadop, no figuraba entre los invitados, por lo cual también rechazó el cónclave, que duró alrededor de dos horas y en el que sólo se habló de condiciones laborales y de formación profesional.

Antes de la reunión, la secretaria general de Ctera y Amsafé, Sonia Alesso, se presentó para impugnar la reunión “ilegítima” convocada para la jornada por el gobierno nacional y se retiró sin sentarse en la mesa de discusión.

“Es vergonzoso, llaman a paritarias pero no para discutir el salario. Quieren profundizar el ajuste y anular la paritaria nacional docente”, explicó la Ctera en un comunicado.

La referencia es al decreto 52/2018 en el que la Casa Rosada fija como piso salarial para todas las provincias un monto 20 por ciento superior al salario Mínimo, Vital y Móvil, en lugar de negociarlo con los cinco gremios de los educadores con despliegue nacional.

También Sadop rechazó del mismo modo la convocatoria formulada desde la cartera educativa nacional.

Lo hizo con un argumento contundente: el convite los excluyó, denunciaron en un comunicado.

Y, como Ctera, se pronunciaron contra la ausencia del debate salarial, más grave, dijeron, por el “difícil contexto inflacionario que atraviesan los trabajadores de la educación”.

Si te gustó esta nota, compartila