Ciudad

Adecuación del Sistema de Transporte: “Estamos tranquilos porque fuimos escuchados”

Representantes de distintas organizaciones barriales expresaron su conformidad con las modificaciones implementadas para la puesta en marcha del nuevo sistema el próximo 25 de enero


Vecinalistas y representantes de organizaciones de diferentes barrios de Rosario valoraron positivamente las modificaciones implementadas por el municipio en la Adecuación del Sistema de Transporte, anunciadas por el intendente Pablo Javkin y la secretaria de Movilidad, Eva Jokanovich, en la mañana de este miércoles 20 de enero.

Luego de la presentación, días atrás, de la propuesta del Ejecutivo local dirigida a sostener un servicio esencial que se encuentra en emergencia y garantizar la movilidad de los rosarinas y rosarinas, equipos municipales mantuvieron encuentros con más de medio centenar de vecinales y organizaciones barriales en distintos puntos de la ciudad. En este lapso, además, hubo personal en diferentes paradas estratégicas del Transporte Urbano de Pasajeros para brindar a los usuarios detalles de la iniciativa, material gráfico y asesoramiento sobre el uso de herramientas digitales de información.

En este marco, vecinas y vecinos plantearon sus inquietudes, las que fueron tenidas en cuenta por el Estado local, generando distintos cambios en el diseño original que fueron compartidos en la fecha por el intendente. “Hemos sido escuchados por el Ejecutivo y se ha logrado que antes del 25 (de enero) se hagan reformas en los barrios más afectados”, celebró el presidente de la Vecinal de barrio Rucci (Distrito Norte), José Bouman.

“En lo que respecta la zona norte, y especialmente barrio Rucci, no ha sido tan afectada, pero hay algunos retoques que hacer en la línea 102, y nos dijeron que van a realizar las reformas. En el barrio Fontanarrosa había un problema de conectividad pero ya fue solucionado ese tema. Ahora estamos conformes, seguimos reuniéndonos para perfeccionar el tema y que sea lo menos traumático posible para el vecino”, agregó el dirigente.

Por su parte, Claudio Gershanik, referente de la Asociación Vivir y Convivir en Tablada, expresó su conformidad con las modificaciones que pretenden evitar inconvenientes en el populoso barrio de la zona sur de la ciudad y mostró el deseo de mantener un trabajo conjunto con el municipio. “Estamos tranquilos porque vimos que somos escuchados, se aceptaron nuestros planteos y hay posibilidades de seguir trabajando juntos, que es lo que nos importa”, señaló.

“Veníamos reclamando hasta ser escuchados”, sostuvo Gershanik, a la par que valoró que se hayan concretado algunas modificaciones a partir de los pedidos de la entidad. Finalmente, remarcó: “Estamos participando con más de 60 organizaciones y vecinales de todo Rosario y es también un mensaje a todos ellos, de que presenten las propuestas porque hay posibilidades de adecuación”.

Otro de los vecinos de barrio Tablada que expresó su tranquilidad tras los anuncios del jefe municipal fue Germán Gago, presidente de la Vecinal 22 de Julio.

“Por las primeras informaciones que tuvimos en las pasadas dos semanas sobre cómo se iba a adecuar el transporte urbano de pasajeros en zona sur, puntualmente en Tablada y Saladillo, quedábamos incomunicados de un montón de lugares que naturalmente los vecinos usamos para nuestra vida cotidiana, ya sea por trabajo, estudio, universidad, o en el caso de los adultos mayores para hacer trámites al Pami o a Ansés”, recordó. “Pero después de haber tenido varias reuniones con parte del Ejecutivo municipal vimos que fuimos escuchados y por lo menos conseguimos una respuesta que hace que no quedemos aislados del resto de Rosario, o sea que no perdemos conectividad”, destacó el vecinalista, y afirmó: “Creo que este es un triunfo de la democracia porque las dos partes escuchamos y fuimos escuchadas”.

Quienes también se mostraron conformes con las modificaciones para la adecuación del sistema que se pondrá en marcha el próximo lunes 25 de enero fueron los representantes de la Vecinal Esteban Laureano Maradona, que nuclea a los vecinos y vecinas de los barrios Luis Agote y Alberto Olmedo (Pichincha).

Javkin pone en marcha de la Adecuación del Transporte con modificaciones propuestas por vecinos

“Tuvimos una reunión con la directora del Centro Municipal Distrito Centro y con gente de Movilidad y escucharon nuestro reclamo, porque barrio Pichincha se quedaba sin ninguna línea de colectivos, quedábamos prácticamente aislados y la gente mayor iba a tener que caminar 7 u 8 cuadras para tomar un colectivo”, indicó una de las representantes de la asociación vecinal, y resaltó: “Planteamos eso a la gente de Movilidad y acaba de informar el intendente que eso se resolvió y que la línea 120 va a seguir funcionando”.

En sintonía, el presidente de la organización, Víctor Battista, indicó que “la Municipalidad por suerte recogió el pedido de la vecinal para que la línea 120 sea mantenida”, y añadió: “Estamos contentos y tratando también de prestar atención a cómo funciona el nuevo sistema y ver qué se puede mejorar en otras líneas. Estamos muy contentos”.

Los que se quejan

En tanto, el Frente de Izquierda Unidad se convocará el jueves 21 a las 11hs en el Palacio Municipal para movilizarse luego frente al Concejo. Dicha movilización “se da en el marco del ajuste en el transporte público que se aplicará a partir del 25 de enero”.

Al respecto el referente del PTS en el Frente de Izquierda Unidad, Octavio Crivaro, señaló: “La situación del transporte urbano de pasajeros en nuestra ciudad arrastra años de crisis, pero se desnudó bajo la pandemia. El intendente Pablo Javkin, con el poder que le dio el Concejo Deliberante, ajusta sobre el transporte público. Ese transporte que usamos todos los días los trabajadores, sobre todo los esenciales en los últimos meses, no sólo aumentará el boleto, sino que planean unificar líneas dejando barrios enteros sin conexiones hacia el centro, hospitales y lugares de trabajo. Hace unos meses las y los choferes de colectivos se vieron obligados a parar contra las empresas para exigir el pago de salarios adeudados. Fueron cientos por las calles de la ciudad reclamando su derecho básico a cobrar en tiempo y forma luego de haber trabajado los peores meses de aislamiento por estar frente a un servicio esencial”.

Por su parte, la referente de la izquierda Irene Gamboa denunció un sistema de transporte en crisis total y exigió una salida de fondo para los trabajadores y la sociedad.

“No queremos que haya ni un solo despido de choferes por parte de estos empresarios del transporte. Para tener un transporte público, económico y de calidad, el municipio debería hacerse cargo del mismo estatizándolo, y que haya control de trabajadores y usuarios para que este derecho no se convierta en un negocio para unos pocos. Este 25 de enero, debemos impedir que se apliquen las reformas planeadas por el Intendente. Por eso desde las vecinales que se están organizando, junto a los sindicatos, las y los trabajadores de la UTA, los centros de estudiantes y las organizaciones políticas debemos movilizarnos en unidad para frenar este ataque al sistema de transporte público y a todos los trabajadores y la sociedad”, señaló.

 

 

Comentarios