Policiales

Atraco fatal y con magro botín

Acusado de matar a sangre fría a un jubilado para robarle la pensión

Lo detuvieron en un control de rutina y este viernes lo imputaron como el autor del disparo que mató a un hombre de 70 años en la puerta de su casa, en la zona del Fonavi de Rouillón y Seguí


Hay dos de los partícipes del hecho que aún no fueron identificados.

Lo detuvieron en un control de rutina y este viernes lo imputaron como el autor del disparo que mató a un jubilado de 70 años en la puerta de su casa, en la zona del Fonavi de Rouillón y Seguí. Para la Fiscalía el móvil es el robo de la pensión que la víctima cobraba, dato que habría aportado un vecino a un grupo de jóvenes que llegó en un auto hasta la casa. Dos de los agresores se bajaron, le dispararon al hombre mayor en el pecho, golpearon a su mujer y se fueron con un magro botín. El vecino entregador y un joven acusado como autor del atraco ya están presos. Ahora fue el turno del supuesto tirador, quien quedó preso hasta el juicio por el delito portación de arma y homicidio doblemente agravado por la participación de dos o más personas y criminis causa, es decir cometer un delito para encubrir otro. Hay dos de los partícipes del hecho que aún no fueron identificados.

Alan Federico N. está acusado de matar a Héctor Albino Almaráz de un tiro en el pecho. Según explico el fiscal Adrián Spelta, entre el 18 y 19 de septiembre del año pasado Alan N., Blas R., otras dos personas no identificadas y Osvaldo R. –vecino de la víctima– tuvieron encuentros en la esquina de Garzón y Biedma. Se estima que Osvaldo R. fue quien brindó el dato sobre el cobro de la jubilación y pensiones por discapacidad de otros miembros de su familia que recibía mensualmente la víctima.

Cerca de las 14 del 20 de septiembre llegó hasta la puerta de la casa de Almaráz, en Demestri al 6000, un Peugeot 206. Mientras el conductor se quedó en el auto dos personas bajaron. Según el fiscal, eran Blas R. y Alan N. Este último le disparó al jubilado –que estaba sentado en la vereda– con un arma calibre 45 y el dúo entró a la casa. En el interior, golpearon a la esposa de Almaráz y se llevaron algunas pertenencias, entre ellas un espejo y un televisor, cortaron el cable del teléfono y huyeron en el auto que los esperaba, dijo el fiscal.

La víctima recibió un tiro en el pecho que le afectó los pulmones y la arteria aorta y murió por hemorragia severa y shock hipovolémico.

Entre las evidencias que citó el fiscal habló sobre un llamado al 911 en el que una persona brindó datos sobre el caso, dijo que mataron a un anciano de un disparo en el pecho, nombró a Blas R., Alán N. y un tal Toto como los autores y agregó que la víctima salió del banco con Osvaldo R. y Marcelo A., quienes a su entender serían los que dieron el dato del cobro de la pensión, explicó Spelta.

Aseguró que en el lugar se hizo el levantamiento de vainas calibre 45 y algunos testigos vieron a las agresores con armas de fuego.

Testigos en peligro

El funcionario contó que se tomaron testimoniales tras el hecho pero los vecinos no quisieron aportar datos por miedo. Finalmente se efectuaron allanamientos.
Hubo al menos dos testigos oculares que brindaron los nombres de los sospechosos y uno de identidad reservada que hizo referencia a lo que escuchó en el barrio sobre el ataque y sus autores. Spelta contó que uno de ellos fue atacado a tiros la misma semana que declaró en Fiscalía cuando volvía de trabajar en moto y lo detuvo un semáforo en Garzón y bulevar Seguí. Desde otra moto le efectuaron 6 tiros. No fue la única vez, y el testigo se fue del barrio. Mientras que otro de los testigos recibió amenazas y también fue tiroteado.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios