Edición Impresa, Policiales

Actuó en legítima defensa

Absuelven por legítima defensa a mujer que mató al marido

Había sido penada a 12 años de cárcel en Villa Constitución pero la Cámara revocó ese fallo.


Nilda A., una mujer que denunció haber vivido bajo una permanente violencia de género y pese a ello había sido condenada en primera instancia por el homicidio agravado por el vínculo de su marido por un tribunal de Villa Constitución, resultó absuelta ayer por la Cámara Penal al considerar que actuó en legítima defensa, atendiendo los argumentos de la defensa pública.

Durante la mañana del 9 de agosto de 2014, Armando F., conocido como Patalín, estaba junto a sus dos hijos cuando se desató una violenta discusión en la casa ubicada en la ciudad de Villa Constitución. Nilda A. se encontraba durmiendo y rápidamente despertó por los gritos que provenían desde el comedor. Cuando llegó a ese ambiente de la casa, se encontró con su marido agarrando del cuello a su hijo y con un cuchillo en la mano. Al observar la escena, la mujer decidió ir en su ayuda. Patalín murió por dos heridas de arma blanca.

La mujer fue asistida por el defensor público Facundo Principiano en el juicio oral que se desarrolló a mediados de este año, en el cual el tribunal integrado por los jueces Mariel Minetti, Alberto Jesús Rizzardi y Griselda Strologo se inclinó por la postura de la acusación, a cargo de la fiscal Valeria Pedrana, quien pidió perpetua tanto para la mujer como para su hijo, aunque los magistrados fijaron la pena por homicidio agravado por el vínculo en doce años de cárcel. El defensor público trajo a colación en el debate la palabra de Alejandra García, derivada del Consejo de la Mujer, quien explicó durante el juicio que el presente es un caso “indudable” de violencia de género sostenida en el tiempo. La profesional también remarcó que hubiera sido “imposible” salir de ese círculo violento dado que Nilda A. no tenía los recursos a nivel subjetivos para hacerlo y que en varias oportunidades su marido se fue de la casa, pero que luego volvía por sus hijos y ella lo perdonaba “porque lo amaba”.

Ayer, los camaristas Carina Lurati, Guillermo Llaudet Maza y Carlos Carbone decidieron revocar el fallo y absolver a Nilda A. por considerar el caso legítima defensa en un contexto de violencia de género; igual resolución tuvieron para con su hijo, llamado igual que el padre, asistido por una defensora particular. Dijo tras el fallo el defensor Principiano: “Demuestra no sólo un análisis serio, responsable, integral y acabado de la causa, sino que además lleva a un lugar de privilegio a la Justicia santafesina en materia de violencia de género”.

Comentarios