Edición Impresa, Policiales

A la espera del juicio oral por la muerte de Galliano

Es la muchacha que fue baleada en su casa hace dos años y por el crimen está detenido el viudo, José Arce.

José Arce está sospechado de encargar el homicidio de su mujer.
José Arce está sospechado de encargar el homicidio de su mujer.

La causa por el crimen de Rosana Galliano, asesinada hace dos años en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz, aún no fue elevada a juicio oral, mientras que la suegra de la víctima denunció que le robaron 20.000 dólares e intentaron secuestrar a uno de sus nietos.

 Al cumplirse hoy dos años del homicidio, el panorama de la investigación y el asalto fueron relatados a Télam por Roberto Hermo, abogado de José Arce, viudo de Rosana, y de su madre, Elsa Aguilar.

Desde abril, Arce permanece detenido en la cárcel de Campana como supuesto instigador de homicidio agravado por el vínculo y, si bien esa misma acusación pesa sobre su madre, la mujer logró que le concedieran una excarcelación extraordinaria y tiene la custodia de sus dos nietos, fruto del matrimonio entre el viudo y Rosana.

El otro detenido en el expediente es un mecánico llamado Gabriel Leguizamón, sindicado como autor material del crimen, mientras que su hermano Paulo goza una falta de mérito que se definirá en el debate oral.

En septiembre pasado, el fiscal Marcelo Pernici pidió que la causa fuera elevada a juicio oral pero, según el abogado Hermo, “la jueza (de Garantías Nº1 de Zárate-Campana, Graciela) Cione” le dio vista 35 días después, “cuando el Código Procesal Penal establece un plazo máximo de cinco”.

El letrado entonces planteó su oposición a la medida porque, a su entender, “el fiscal Pernici realizó una acusación genérica y no explicó qué rol cumplió cada uno en el crimen”, pero ese pedido se resolverá en febrero, cuando termine la feria judicial.

El letrado también aguarda que el Tribunal de Casación bonaerense resuelva un planteo de nulidad de la causa desde la indagatoria de Arce y su madre.

Hermo también solicitó la excarcelación de Arce bajo una caución real que consistía en la escritura de la casaquinta El Remanso, donde fue asesinada Rosana, pero tanto la jueza como la Cámara se la rechazaron y sigue preso en la Unidad 41, donde comparte el pabellón con Carlos Carrascosa, condenado por el homicidio de su esposa María Marta García Belsunce.

Por otra parte, el abogado denunció que hace dos días, alrededor de las 20.30, cuatro hombres armados y con sus rostros tapados con pañuelos ingresaron por la puerta principal –que estaba abierta por el calor–a la casa de la madre de Arce, llamada La Dulzura y ubicada en la localidad de Villa Astolfi, en el partido de Pilar.

“Dame los 40.000 dólares que si no te mato a uno de los chicos”, le gritó uno de los delincuentes a la mujer, quien cuando ella le dijo que no tenía esa suma de dinero, la amenazó con secuestrar a uno de los nenes e incluso empezaron a preparar un bolso con ropa. Como Aguilar insistía en no tener la plata, la encerraron con los chicos en el baño y la banda empezó a revisar toda la casa y halló 20.000 dólares que tenía guardados en un mueble de la propiedad.

Según Hermo, su clienta contaba con esa importante suma de dinero porque “no puede realizar operaciones bancarias por ser ciudadana estadounidense y no tiene la residencia argentina”. Además de la plata,  se llevaron un arma, dos relojes, una cámara de fotos digital y un teléfono celular.

El abogado remarcó que el asalto se produjo “justo tres días antes de que se cumplan dos años del crimen y cuando tenemos al autor material suelto”, en alusión a que los detenidos son inocentes.

El robo en la casa fue denunciado en la comisaría de Villa Astolfi y es investigado por el fiscal de turno de Pilar Leonardo Loiterstein, confirmaron fuentes judiciales.

El crimen de Galliano (29) fue cometido la noche del 16 de enero de 2008 en su casaquinta del barrio El Remanso, en Exaltación de la Cruz, cuando la víctima cenaba con su hermana Mónica.

Rosana recibió a las 22.50 un llamado de Arce a su celular y, por tener poca señal, se vio obligada a salir de la casa, donde el asesino la ejecutó de cuatro balazos con una pistola.

Comentarios