Coronavirus, Gremiales

Reparos sanitarios

Vuelta a clases: la federación de gremios docentes advirtió que el riesgo es un suicidio colectivo

Ctera convocó a un plenario de secretarios generales de todo el país para el martes 13, en el que analizarán la situación de la pandemia en cada lugar y el impacto que puede generar la apertura de escuelas. En esa línea recordó que el proceso educativo "nunca se detuvo" y exigió mejores condiciones


“Ctera mantiene su posición que para la vuelta a la presencialidad es necesario definir el riesgo que se impone frente a la circulación comunitaria del virus”, advirtió la junta directiva de la federación nacional de gremios de trabajadores de la educación, que se reunió este viernes para analizar la situación en todo el país frente a la pandemia, y salió a cruzar con advertencias y reparos la decisión oficial en varias provincias de reiniciar por sectores el regreso a las aulas. En Santa Fe está previsto para el próximo lunes 19 en escuelas rurales y de poblaciones donde no existan contagios de covid-19, pero la decisión tiene mayor alcance. Ante ello, Ctera llamó a todos los secretarios generales de los sindicatos de la educación de todo el país a un plenario el próximo martes 13 “para analizar las nuevas resoluciones del Consejo Federal de Educación y la situación de cada una de las provincias”.

La Confederación de Trabajadores de la Educación emitió un comunicado con nueve puntos referido a las condiciones de trabajo de las y los docentes en todo el país y cómo continuaron los procesos de enseñanza-aprendizaje a partir del pasado 20 de marzo, cuando el gobierno nacional estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio como estrategia inicial frente a la pandemia de coronavirus. El mecanismo, en su fase más estricta, resultó contundente, y mientras así permaneció la circulación del virus quedó prácticamente congelada; pero al comenzar a relajar las restricciones y al crecer las demostraciones y las resistencias de sectores que se oponen a las medidas sanitarias, las cifras estallaron. Y es en este nuevo contexto en el que se avanza en el regreso a clases presenciales. Frente a ello, Ctera expuso un reparo terminante: “Dependerá de las condiciones sanitarias y epidemiológicas adecuadas, esto implica nula o baja circulación del virus, y junto con ello, que se garanticen las condiciones de infraestructura, distanciamiento, provisión de materiales de bioseguridad y todo lo previsto en el protocolo elaborado por el consejo asesor del Ministerio de Educación de la Nación, que integramos”.

Antes, y como primer punto, la federación sindical recordó que los procesos educativos “no se han detenido un solo día, aun con las escuelas, como espacios físicos, cerradas”. Y que esa situación la remontaron los propios trabajadores: “Somos los docentes y las familias los que estamos sosteniendo”, puntualiza el documento. Y destaca el costo de ello: “Fuimos y somos las y los docentes los que pagamos teléfonos, conectividad y exceso de sobrecarga laboral”.

En ese marco, y como tercer punto Ctera remarcó que el retorno a clases presenciales “requiere condiciones sanitarias y epidemiológicas para preservar la salud de niños, niñas y jóvenes”, así como de los propios docentes y auxiliares. Es que la confederación no augura nada bueno con la decisión: “Las experiencias en el mundo muestran que la apertura de escuelas en contexto de pandemia con determinadas circulación del virus, han multiplicado los contagios , y favorecieron un nuevo brote en los países donde habían definido la vuelta a la escuelas en forma presencial”, marcó la directiva nacional. Y sostuvo que además “en dichos países se tuvo que retroceder y cerrar escuelas con el riesgo que eso significa para la salud y el costo socio sanitario para la población en general”.

Como prevención, la confederación repara que en muchas áreas el regreso a clases no será posible, y deberá continuar la modalidad a distancia, por lo que pide garantizar recursos para sostenerla: “Ctera exige a los gobiernos nacional y provinciales la provisión urgente de conectividad y equipamiento tecnológicos a estudiantes y docentes para garantizar la continuidad de los procesos de enseñanza aprendizaje. Garantizar el derecho a la educación hoy, es garantizar la provisión de los recursos para hacerlo posible”.

Finalmente, la gremial que comanda Sonia Alesso, de Santa Fe, expuso las condiciones laborales y salariales propias y de otros trabajadores, también a modo de reclamos a los tres niveles del Estado. Uno de los puntos expresa su “genuina preocupación” por “la saturación de los sistemas de Salud en el interior del país al no contar con los recursos humanos y técnicos sanitarios” en el contexto de una creciente curva de contagios.

Por ello reclamó “la adecuación y fortalecimiento del sistema de riesgos de trabajo”, pero en la dirección contraria a la que apuntó el gobierno de Mauricio Macri con la reforma de la ley, con la adhesión de Santa Fe en tratamiento y ya con media sanción.

El texto concluye con la decisión de acompañar los reclamos de cada gremio de base en cada provincia en la que no se hayan reabierto aún las paritarias “para dar tratamiento urgente” a la recomposición salarial y se solidarizó expresamente con docentes y estatales de Chubut, reclamando el “desprocesamiento de Santiago Goodman y de todos los docentes de Atech procesado”.

“Exigimos el pago de los salarios, en tiempo y forma, y el pago de lo de adeudado con carácter de urgente”, finalizó la directiva que integran Alesso como secretaria General y el bonaerense Roberto Baradel como secretario Adjunto.

Comentarios