El Hincha, Rosario Central

SUPERLIGA

¡Victoria Gigante! Central venció a Boca y levanta vuelo

El Canalla, que recuperó la sonrisa la fecha pasada en Córdoba, venció 1-0 al Xeneize en la continuidad de la fecha 10 de la Superliga. Marco Ruben a los 3 minutos anotó el gol.


Central, que venía de cortar una racha de 13 partidos sin triunfos al vencer en Córdoba a Talleres, le ganó 1-0 al puntero Boca en el encuentro que clausuró la jornada dominguera de la fecha 10 de la Superliga.

A los 3 minutos, y tras un tiro de esquina, el Canalla se puso en ventaja. Martínez dejó pasar el balón, la defensa boquense durmió y Marco Ruben se anticipó a todos y con cabezazo puso el 1-0.

De ahí en más el partido fue trabado, mal jugado y con mucha pierna fuerte. Hubo decenas de infracciones, volaron las amarillas y una roja, pues Boca se fue al descanso en dsventaja y con uno menos.

El Canalla se mostró bien parado en el fondo y casi no pasó sobresaltos, más allá de alguna aparición de Pavón o un remate de Cardona.

Boca jugó un primer tiempo lleno de nervios. Y eso lo llevó a cometer errores y a meter mucha pierna fuerte. Así, Pablo Pérez jugó de regalo y promediando la etapa Paolo Goltz se fue antes al vestuario: tenía amarilla y le pegó una patada sin pelota a Marco Ruben, el cuarto árbitro le informó a Patricio Loustau y el juez le sacó la segunda tarjeta y por ende la roja.

El Canalla llegó con algún centro pero poco más. Eso sí, mostró enjundia, sacrificio y tesón. Y así se fue al vestuario en ganador. Y es justo.

Con el pibe Maximiliano Lovera por Gil, Central salió con todo en buscar de liquidar el encuentro. Y a los 3 minutos estuvo a punto de anotar cuando carrizo fusiló a Rossi, pero el arquero de Boca ganó el duelo.

El Canalla tuvo dos chances muy claras para aumentar el marcador, pero entre la impericia propia y las atajadas de Rossi impidieron un nuevo grito.

En cambio, Boca, con mucho amor propio, fue en busca del empate. Y contó con dos ocasiones muy claras. Y en ambas al mismo protagonista: Espinoza. El ex Huracán, que reemplazó a Benítez, primero remató desviado y luego por arriba del travesaño cuando el arquero Jeremías Ledesma no estaba debajo de los tres palos.

Sobre el final Central sufrió. Y cómo. Pablo Pérez no pudo de cabeza y en el rebote Cardona reventó el palo derecho de Ledesma.

Fue lo último que pasó. Central aguantó y festejó un triunfo que vale oro ante un Boca que se cae.