Gremiales

Audiencia en el Ministerio

Vassalli: última chance para alcanzar un acuerdo

La fábrica de cosechadoras de Firmat publicó un sombrío comunicado en Facebook pero la UOM mantenía expectativas.


Debido a la falta de acuerdo con los directivos, fracasó la audiencia en Trabajo.

“Resulta necesario dejar aclarado que se hicieron todos los esfuerzos posibles para mantener todas las fuentes laborales, no obstante lo cual ello no resulta posible y atenta contra el mantenimiento de la fuente de trabajo para los restantes empleados”, advirtió con gravedad a través una extensa nota en la red social Facebook la empresa Vassalli de Firmat. La fábrica de cosechadoras, que el pasado 27 de diciembre había dejado cesantes a 52 trabajadores y desde entonces rige una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia, adelantó así sus pasos para la nueva audiencia en la sede de Rosario de la cartera laboral, convocada para la mañana de este miércoles: no dejó entrever ninguna intención de dar marcha atrás con los despidos, ni tampoco con el pago de indemnizaciones a la baja. Pese a ello, la Unión Obrera Metalúrgica seguía protagonizando una maratón de reuniones y, aunque había expectativas, el resultado de las negociaciones contrarreloj recién se conocerá este miércoles.

El encuentro de este miércoles es clave en el conflicto entre los trabajadores y la firma, ya que será el último antes de la finalización de la conciliación, el próximo lunes 22.

En los 15 días hábiles que abrió la cartera laboral la empresa, según  fuentes gremiales, abandonó su posición renuente a entablar negociaciones y –gestiones del Ministerio de Trabajo de la provincia y del Ministerio de Producción de la Nación mediante– abrió un canal de diálogo con el gremio metalúrgico. Pero la chance de  un acuerdo seguía siendo lejana.

“Estamos tratando de llevar adelante la negociación lo mejor posible y viendo cómo se sale de esta situación”, citó El Correo de Firmat a una fuente de la UOM local.

Aunque el sindicato metalúrgico viene trabajando sobre distintos escenarios, la expectativa de máxima, claro está, es revertir todos los telegramas. Pero el escenario se había agravado con la propuesta indemnizatoria de la firma, que venía de ofrecer retiros voluntarios con un 60 por ciento del monto que les correspondía a los trabajadores en 12 cuotas, un 80 por ciento en 24, o el ciento por ciento a tres años. Y no había habido grandes cambios de posición en la primera audiencia entre las partes, convocadas antes de fin de 2017, cuando los retiros ofrecidos habían pasado a ser despidos concretados.

Ahora en su posición pública, Vassalli ratificó que se encuentra en fase crítica: “Si no se produce la reducción de un número de empleados la empresa resulta inviable con riesgo de cierre definitivo”, sostuvo en el comunicado.

En el mismo texto, la firma menciona –sin detallar– un plan para diversificarse, además de “reducir costos en todos los ítems”, lo que generaría, a mediano plazo una expansión con “demanda de nuevos puestos de trabajo”.

Si te gustó esta nota, compartila