El Hincha

La palabra de Bernardello

“Vamos a ver si convenzo desde la amistad a algunos”

A modo de broma Hernán Bernardello confió que le mete presión al Gato Formica, al Patón Guzmán y a Maxi Rodríguez, pero está claro que se trata de un deseo y no de algo que pueda ser real.


“Vamos a tratar de convencer a los chicos, pero no depende de mí”. A modo de broma Hernán Bernardello confió que le mete presión al Gato Formica, al Patón Guzmán y a Maxi Rodríguez, pero está claro que se trata de un deseo y no de algo que pueda ser real.

El Cabezón habló en el programa “Una buena tarde”, que se emite por Del Plata Rosario, y dejó en claro que es el referente del vestuario y no le escapa a ese rol que hoy le toca asumir.

“La cuenta pendiente de este semestre fue no poder ganar de visitante y pasar de fase en la Copa Sudamericana, más allá de que hemos mejorado con la llegada de De Felippe”, reconoció el volante.

Y enseguida hizo referencia a las palabras del entrenador pos Gimnasia, cuando aseguró que si no venían refuerzos de jerarquía podía irse del Parque, y señaló que ese día había un enojo generalizado que tal vez exageró las palabras.

“Contra Gimnasia no salieron bien las cosas y en mi caso también di una nota fastidioso como De Felippe. Sí cree que los chicos ayudan mucho, pero entiende que hay que reforzar. Está bien que reclame, aunque a nosotros siempre nos dijo cosas positivas, eso no cambia”, comentó.

Sin tantos referentes en el vestuario, Bernardello hoy debe asumir el manejo de un grupo con muchos juveniles, pero no le pesa. “Yo siempre me manejé igual, más que nada con los chicos. Hoy a muchos jugadores importantes les tocó irse y me tocó a mí el rol de acompañar. Uno también aprende de ellos”, confió.

Hace algunos días, el Cabezón a modo de broma subió una foto a Instagram junto a Mauro Formica y Nahuel Guzmán, y puso: “¿Los convenzo o no?”.

“Vamos a ver si podemos convencer desde la amistad a algunos jugadores, pero no depende de mí. Los chicos tienen contrato con sus equipos y tampoco depende de ellos, tienen ganas de estar acá. La presión la metemos igual”, señaló con tono de broma.

Y enseguida se lamentó de la ausencia del Patón Guzmán de la lista mundialista. “Me puso mal la lista de la selección por el Patón Guzmán, se mezclaron sensaciones, uno piensa siempre en el amigo. El entrenador tendrá sus razones para elegir”, manifestó.

Enseguida, el volante hizo mención a la chance de jugar dos Clásicos amistosos en julio, situación que ahora parece estar en duda. “Creo que sería una lástima que se suspendan los Clásicos, es algo muy pasional, y se pierde la oportunidad de que disfruten los hinchas y los visitantes. Sería un incentivo para que se note que esto es fútbol”, reclamó.

Por último, el Cabezón habló de la chance de volver a tener a Maxi Rodríguez en el Parque, algo que podría concentrarse ahora o en diciembre. “Maxi es Newell’s. Se habla de él y la gente se ilusiona, y el plantel también. Sería importante porque invita a otros a venir, lo queremos mucho y si decide venir acá estamos encantados”, destacó.

El regreso del Gato, complicado

Uno de los “amigos” que mencionó Bernardello en la nota es Mauro Formica, y muchos se ilusionan como el Cabezón en convencerlo para que vuelva, aunque ese regreso no sería en este receso. El Gato no va a seguir en Pumas, pero su cláusula de salida es de 5 millones de dólares y el club mexicano al menos quiere recuperar el dinero que invirtió hace un año (1,5 millones), y busca venderlo, algo que en el Parque resulta un problema insalvable.

El retorno de Maxi ¿en diciembre?

El regreso de Maxi Rodríguez al Parque es un tema que desde su salida en 2017 pasó a ser una posibilidad sin fecha cierta. Maxi se cansó de repetir en cada nota que le hicieron en Peñarol que el final de su carrera será en el Parque, pero la decisión de volver aún no está resuelta.

La Fiera está acordando por estas horas la prolongación de su vínculo con Peñarol hasta fin de año, y desde el club uruguayo incluso intentan tentarlo para que se quede un poco más.

“La idea, tanto del club como de Maxi, es prolongar el vínculo. Estamos trabajando en eso y creo que no habrá problemas para que se quede hasta fin de año. Quizás ahí él tome otra decisión”, contó Rodolfo Catino, vicepresidente de Peñarol.

Un tema que no es menor, es que Maxi está en Uruguay con su familia, con sus hijas en escuela y volver ahora sería todo un problema.

“Todos saben cómo me manejo yo. No tengo entorno. Cuando decida volver lo comunicaré, no se van a enterar por otro”, confió Maxi ante la consulta de El Hincha.

La dirigencia leprosa se mueve con cautela. Y si bien hay un alto directivo que mantiene contacto con el delantero, nadie quiere presionar a la Fiera, en especial después de lo que sucedió en junio del año pasado cuando comunicó su salida.

Y si bien desde el Parque se ilusionan, tanto hinchas como directivos, la realidad es que el retorno en junio parece improbable, aunque nadie se resigna y esperan un guiño del delantero.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios