Ciudad, Edición Impresa

En riesgo

Una escuela suspendió clases por desprendimientos del techo

Por lluvia y filtraciones cayó parte del cielorraso en la sala para niños de 5 años de la 1240. Por fortuna ocurrió de noche. La directora del establecimiento subrayó que en el nivel primario –sector ya reparado– la actividad continúa.


La escuela Nº 1240 “Arcelia Delgado de Arias”, de Mitre al 1600, suspendió ayer las clases por tiempo indeterminado, para el nivel inicial, a causa del desprendimiento de una parte considerable del cielorraso en una de las salas para niños de 5 años. Por afortunada casualidad la caída de mampostería ocurrió durante la noche, cuando el establecimiento estaba cerrado. Pero cuando las maestras abrieron la puerta del aula se encontraron con el desastre e inmediatamente se comunicaron con la supervisora zonal del Ministerio de Educación de la provincia.

El desprendimiento ocurrió en una institución que ya presentaba riesgos: a principios de este año, docentes, padres y alumnos de la 1240 gestaron un “abrazo solidario” a la institución en reclamo de asistencia ministerial para hacer frente a las graves falencias edilicias. “Esa convocatoria fue para que se efectúe una remodelación integral, dado que en distintos lugares del edificio había daños que debían repararse”, refirió la directora de la escuela, Cristina Negri.

Lo que ocurrió entre la noche del jueves y la mañana ayer fue peor. Negri, explicó a El Ciudadano que el bloque se cayó debido a filtraciones “de antigua data” que hay en los techos de la escuela y que con la sucesión de temporales se tornaron de máximo riesgo. “El agua que queda estancada, y seguramente hizo que se afloje la parte afectada”, describió la directora.

Pese al mal trago y a la decisión ministerial de suspender las clases para el nivel inicial, Negri dijo que la respuesta de la cartera que encabeza la ministra Claudia Balagué fue “inmediata”, por lo que rápidamente se acercó a la institución un arquitecto del Ministerio, quien constató los daños en el aula.

Por parte de la dirección de la escuela, además, presentaron ayer el formulario 870, que es el que se debe llenar en estos casos para que se realicen los mecanismos administrativos correspondientes con el fin de cotejar presupuestos y así desde el Ministerio les den el visto bueno para el inicio de los arreglos. “Ahora tendrán que retirar la membrana y colocar una nueva para que no vuelva a haber filtraciones”, señaló Negri.
En tanto, tras el reclamo con abrazo, el Ministerio de Educación destinó una partida de 380 mil pesos a la remodelación completa de tres salones ubicados en la planta alta. “Se están haciendo prácticamente todos de nuevo”, marcó Negri.

Con todo, la directora de la escuela reiteró que las actividades en el nivel inicial están suspendidas hasta nuevo aviso, pero aclaró que “las clases para la escuela primaria se dictan normalmente, ya que se llevan a cabo en otro sector del edificio, apartado de donde ocurrió el desprendimiento de mampostería”.

Comentarios