Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Una donación sin desperdicio

Diez emprendimientos socioproductivos de reciclado de residuos recibirán maquinarias que son provistas por una ONG italiana, a través del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos.

Diez emprendimientos socioproductivos de reciclado de residuos recibirán maquinarias para su desarrollo, hoy a las 11, en un acto que tendrá lugar en el Predio Ferial del Parque Independencia (bulevar Oroño 2498). La entrega de maquinarias se realiza en el marco del Proyecto “Consolidación del Tejido Asociativo y productivo de los Recicladores informales de Rosario, Gran Rosario y provincia de Buenos Aires”, que surgió de un convenio firmado entre programas de Progetto Sud (Italia), el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) y la Municipalidad de Rosario.

En esta oportunidad, se hará entrega a 10 emprendimientos socioproductivos de Rosario –conformados por 60 personas– de molinos, lavadoras, enfardadoras, balanzas, compactadoras, agrumadoras y centrifugadoras.

La actividad contará con la presencia del intendente Miguel Lifschitz; la subsecretaria de Economía Solidaria, Susana Bartolomé; el coordinador de Programas de Progetto Sud, Roberto Bonvicini, y el presidente del IMFC, Rubén Cédola.

El proyecto iniciará en julio próximo su tercer y último año, y logró realizar una amplia intervención a fin de mejorar la calidad de vida de los recuperadores de residuos sólidos urbanos de las áreas mencionadas.

En este sentido, brindaron a los trabajadores capacitación y asistencia técnica en una amplia diversidad de temáticas: comercialización, gestión administrativa, costos, cooperativismo, seguridad e higiene, procesos técnico-productivos, entre otros. “El objetivo es mejorar sus capacidades y pericias tanto en lo referido al sistema productivo como a la organización interna del grupo”, destacaron desde la Municipalidad.

Susana Bartolomé, en diálogo con El Ciudadano, contó: “Tenemos en el programa de reciclado asistencia y acompañamiento de unos cincuenta emprendimientos. Estos emprendimientos, a través de la incorporación de la tecnología, logran agregarle valor a la materia prima que reciclan y la pueden vender en el mercado a buen precio”, destacó.

“Hace un año y medio, Progetto Sud, una ONG de asistencia italiana, tiene como contraparte local al Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos que está trabajando con nosotros y los emprendimientos de nuestros programas para acercarle el financiamiento y las capacitaciones, además de fortalecer estos grupos en el trabajo asociativo; en definitiva, nos permitió un trabajo más fino”, explicó.

Y recordó que hace un año y medio se hizo una primera entrega de maquinarias.  “Este año hacemos la tercera, con lo cual de los cincuenta emprendimientos, estamos fortaleciendo entre treinta y treinta y cinco”, agregó.

A modo de ejemplo dijo: “Un ciruja recoge bolsas de polietileno. Esas bolsas se juntan en cantidad y las venden a depósitos o acopiadores. Estos emprendimientos se dedican exclusivamente a comprar ese material, que colocan en una máquina (incorporación de tecnología), les hacen un abrumado y, a partir de que transformaron esa materia prima, la pueden vender a mejor precio en el mercado”, destacó.

“Antes juntaban y se vendía lo que juntaba solamente; ahora se le compra al que los junta y al procesarlo se paga más caro. Ascendió lo que era la cadena de valor de la materia prima. Otros llegan a tener un producto terminado, como por ejemplo de ese residuo que le compran al ciruja, terminan haciendo bolsas de consorcio, dándole trabajo a otra gente”, dijo a modo de ejemplo la funcionaria.

Otros lo utilizan como materia prima para hacer productos de plástico como vasos, platos, esponjas, entre otros productos. De todos modos, Bartolomé destacó que para todo eso hay que tener máquinas especiales para darle forma a ese plástico, a la materia prima o a las matrices.

“Nuestro objetivo es acompañarlos para que vayan desarrollando ese proceso y que vayan incorporando tecnología y el apoyo de la ONG de Italia es fundamental”, opinó.

“Destacamos la participación del IMFC, que con su institución capacitadora hace un trabajo excelente. Además hicieron un manual con elementos de información para hacer trabajos cooperativos, que permiten mejorar sus condiciones de competencia en el mercado”, finalizó.

Comentarios