Policiales

¿Apriete o robo?

Una cámara registró una agresión a tiros en club de Tablada

En una grabación compartida a través de Facebook por los propios protagonistas del ataque, se logra ver la secuencia, ocurrida entre los pasillos de la instalación Unión, de Chacabuco al 3100


Captura de video.

Poco después de las 17 del viernes, el gimnasio y cancha de fútbol la Unión, de barrio Tablada, fue escenario de un emboscada por parte de dos sujetos que fueron a increpar a los encargados del lugar con intenciones de robo, según refirieron las víctimas, un hombre y una mujer que son pareja. En una grabación compartida a través de Facebook por los propios protagonistas de la agresión, se logra ver la secuencia, ocurrida entre los pasillos de la instalación de Chacabuco al 3100. Dos hombres ingresaron con intenciones de encarar hacia el bufet, que estaba cerrado. Al girar, se toparon con la mujer, Sandra y su marido, Claudio, quien segundos después salió al cruce, quiso frenar a los visitantes de una trompada y recibió un disparo.

“Acá comparto el video de lo que pasó. Dos tiros me dieron a mí en el antebrazo izquierdo y en el glúteo derecho y a Claudio dos en el pie, fracturándole el mismo y queriendo en todo momento dispararle a la cabeza a quemarropa. Nos disparó con intenciones claras de matarnos. Gracias a Dios estamos bien”, se leyó en la red social del gimnasion La Unión, en una publicación que fue acompañada de otros posteos con instantáneas de la secuencia.

 

En palabras de Sandra a El Ciudadano: “Fue un intento de robo. Me quisieron robar. Querían que los llevara donde está la caja; justo en eso salió mi marido y escuchó que me estaban pidiendo el celular que no me hiciera la boluda, que en «este club hay plata». Encima se ponen a discutir porque mi marido reconoció a uno y le dio una piña. Ahí fue cuando sacó el arma y nos tiró”.

Algunas personas contaron que en ese momento el predio estaba lleno de socios y remarcaron que fue por suerte que no hubo más heridos.

Detenidos y versiones

Poco después de la agresión, los uniformados de la seccional 16ª entrevistaron a testigos que aportaron que los atacantes estaban en un auto color verde agua. Tras una serie de medidas, los policías dieron con el auto señalado a 15 cuadras del club: en Río Atuel al 4000, en la Villa del Tanque. En ese lugar, apresaron a Eugenio Ezequiel C., alias Tete y de 30 años, y a Héctor C., de 51 años y padre del primero, ya que –según la Policía– respondían a las características aportadas por las declaraciones recolectadas.

Sin embargo, hasta este lunes no estaba claro si los detenidos guardaban relación con el ataque, puesto que sólo uno de ellos, Tete C., fue formalmente acusado, en una audiencia imputativa de la que no trascendieron datos. En cambio, una trabajadora del gimnasio, que publicó las imágenes y el video, refirió en un posteo de Facebook: “Qué indignación. Vinieron los canales y la Policía, tarde como siempre y tenés que tolerar que ellos manejan dos hipótesis y dicen tener dos detenidos, que no son. Y eso que se entregó la filmación y nombre y apellido. Así es la seguridad y cómo operan en la ciudad, cambian todo hoy en día para justificar que no hay seguridad. Ya cualquier asalto pasa a ser ajuste de cuentas. Qué burocracia”.

El oscuro caso quedó a cargo de la Unidad Fiscal de Flagrancia en turno.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios