El Regional, Suplementos

Gestión II

Un crecimiento basado en el arraigo

La Comuna de Pavón ya lleva adjudicados 300 terrenos en el marco del Programa Arraigo con el que el 10 por ciento de la población logró acceder a la tierra para construir su vivienda propia con financiación integral del Estado


Melisa Giancrisostomo

Arraigar es echar raíces, es construir un nosotros, una identidad que nos vincula, que nos acerca. Cuando se tiene la posibilidad de arraigar, se tiene la posibilidad de crecer.

La historia personal del Presidente de la Comuna de Pavón, José “Pepe” López fue atravesada por el desarraigo y el arraigo: “Vengo de una familia donde mi papá se vino de Entre Ríos y vivió casi tres meses debajo de un puente. Cuando me casé, me hice la casa en el fondo del terreno de mi vieja. Hace 40 años atrás el que trabajaba en una fábrica podía comprarse un terreno, un auto e irse de vacaciones. Hoy, el que trabaja en una fábrica,  puede comprarse un auto y viajar porque hay facilidades de pago, pero lo que no puede es comprarse un terreno. Tener tierra en el sur de Santa Fe es cada vez más difícil. Como gobernante quiero que las futuras generaciones no pasen por esto”.

Y desde esa experiencia que habitó, “Pepe” López decidió construir la posibilidad de arraigar otra realidad diferente para su localidad.  Pavón tiene tres mil habitantes y el éxodo de su población, principalmente joven, hacia las ciudades, fue el motor del “Programa Arraigo”.

“El arraigo es esa transmisión cultural de lo que es el amor a tu pueblo. El arraigo es construir tu casa y que tu vecino sea alguien que creció en tu pueblo. Arraigo es que tus hijos crezcan con los hijos de quienes nacieron en tu pueblo. Arraigo es que la gente tenga acceso a la tierra para construir su propio futuro. En Argentina nos falta arraigo para que la gente no tenga que alquilar, no tenga que usurpar. El Estado se retira de esto y es porque se discute el déficit habitacional desde el punto de vista de la vivienda. Y nosotros pusimos el eje en el acceso a la tierra”.

Una solución habitacional a cientos de familias y de jóvenes de la localidad

Es así que en el año 2013 se decidió iniciar un proceso de usucapión administrativa de 350 terrenos en el loteo Rincón de Pavón con la finalidad de dar solución habitacional a cientos de familias y de jóvenes de la localidad a través de la venta de terrenos a precios sociales y con una financiación desde el Estado.

“Lo que hicimos fue ponerlo a disposición de los vecinos de nuestra localidad, primero con el Programa de Acceso a la Tierra, destinado a los sectores de menores recursos que no acceden a un crédito bancario. Fue por etapa; primeros priorizamos a las familias con hijos, después a las parejas sin hijos y luego a solteros. Y en el año 2009 se lanza el Programa Arraigo a Futuras Generaciones que permitiera adquirir un terreno para aquellos núcleos familiares con hijos menores de 18 años, a fin de que puedan generar arraigo en el pueblo y no tengan necesidad de migrar hacia otras localidades en busca de una posibilidad habitacional”.

La Comuna de Pavón ya lleva adjudicados 300 terrenos entre ambos programas, lo que significa que el 10 por ciento de la población logró acceder a la tierra para construir su vivienda propia. Los terrenos son financiados íntegramente por el Estado con una tasa de interés del 36% anual y con una entrega del 20% del valor: “Para que te des una idea, un terreno en el mercado cuesta 4.500.000 pesos y nosotros lo vendemos a 1.000.000 de pesos” explicó José López.

Las oportunidades habitacionales tienen que ir acompañadas de oportunidades laborales para que el crecimiento demográfico de la localidad eche raíces fuertes en las nuevas generaciones. Es por ello que conjuntamente al Programa Arraigo la gestión de José López decidió adquirir 10 hectáreas para la instalación de un área industrial: “Queremos que vengan empresas, que se generen empleos genuinos. Y  con la venta de esos terrenos del área industrial, planificamos  seguir comprando tierras para generar nuevos loteos con financiamiento público. Hay que dar posibilidades a la gente de desarrollarse laboralmente, de crecer económicamente, de construir su casa”. Es así como Pavón proyecta su crecimiento en el arraigo.

Comentarios