Edición Impresa, El Hincha

Se viene la depuración

Un contacto real con el Chapu

Chacho Coudet admitió que habló con Rodrigo Braña, que está cerca de convertirse en refuerzo del Canalla.


“Lo del Chapu Braña es real, se trata de una alternativa que me interesa, por su experiencia y porque ha vivido situaciones importantes”, dijo Eduardo Coudet, quien así ratificó lo que viene informando El Hincha: el interés de Central por sumar como refuerzo al volante que viene de jugar la última temporada en Quilmes.

En diálogo con Zapping Sport, programa radial que se emite diariamente en los mediodías de Radio 2, el Chacho habló, además, de otros temas vinculados al fútbol auriazul, tanto en la posible llegada de futbolistas, como de la mencionada depuración del actual plantel.

En este sentido, el DT aseguró que no le dejó “ninguna lista de jugadores prescindibles a los dirigentes”, y que recién se volverá a reunir con ellos para definir el tema el lunes 13 de este mes, de regreso de sus vacaciones. Y dejó planteado el objetivo propuesto en cuanto al armado del grupo para afrontar lo que viene: “Queremos mantener la gran base que tenemos, y sumar algunos nombres para mejorar el plantel”.

“No sé si lo de Braña se va a poder concretar, pero es un nombre real”, apuntó Coudet a la hora de hablar de refuerzos. “No digo que sea difícil ni fácil, pero todavía no está cerrado; lo cierto es que yo charlé con él (por Braña), y ahora tiene que hablar con los dirigentes de Central”, explicó el Chacho. Y sobre el Chapu agregó: “Su presente futbolístico es bueno, y un entrenador siempre apunta a sacarle algo más a un jugador”.

Luego, Coudet negó conversaciones con otros futbolistas cuyos nombres sonaron en las últimas horas y también descartó la existencia de una nómina de ocho posibles refuerzos.

Lo mismo sucedió cuando el Chacho fue consultado sobre una lista de jugadores prescindibles.

“No hay lista ni nombres de jugadores prescindibles; son rumores periodísticos”, aseguró el DT. Pero sí aceptó que, en los próximos días, “le voy a pasar a la dirigencia los nombres de los jugadores que necesitamos, y los que se podrían ir”. “Yo no puedo obligar a ningún jugador a que se quede, pero sí le pedí a los dirigentes que traten de mantener la base, aunque sé que hay cosas que son difíciles de evitar; por ejemplo, todos sabemos que Lo Celso está a punto de ser transferido, pero el tema es que los dirigentes hagan lo posible por sostener esta base”, planteó Coudet como uno de los objetivos básicos para este libro de pasees que recién comienza.

El Chacho también reconoció que “será muy duro” confeccionar “una lista de prescindibles”. “Desde la parte humana y profesional, trabajé con un plantel bárbaro; pero estoy para tomar decisiones, y tengo que hacerlo apuntando a lo mejor desde lo deportivo para el club, es lo que me toca hacer”, dijo.

Más tarde, Coudet puntualizó algunas situaciones particulares que parecen definidas, como las de Gustavo Colman, Jonás Aguirre y Pablo Álvarez.

“Álvarez será el que decida si sigue; lo que sea mejor para él y su familia, será respetado”, señaló respecto del futuro del defensor. Y añadió: “Obvio que es un jugador que quiero en el plantel, pero estamos pendientes de sus cuestiones personales y las respetamos antes que nada”.

Sobre Colman, el Chacho contó que se contactó con Daniel Quinteros, representante del volante, quien le comunicó que el mediocampista “había tomado la decisión de buscar otro club”. “Tiene esa chance desde lo contractual, así que sólo me falta charlar con él para saludarlo; tomó una decisión y hay que respetarla”, dijo.

En cuanto a Aguirre, el Chacho entiende que “es tema en el que tendrá que intervenir la dirigencia; tiene contrato hasta fin de año y las partes tendrán que ver qué es lo mejor para cada uno”.

Para cerrar la charla, Coudet se refirió a las metas trazadas desde lo deportivo para lo que viene. “Tenemos que seguir siendo protagonistas en cada torneo que participemos, lo sabemos nosotros y también los jugadores; por eso nos tenemos que preparar de la mejor manera, y espero tener la cabeza lo suficientemente bien como para poder embocar en lo que creo que nos faltó para ganar algo”. Y cerró la idea con una expresión de deseo: “Yo quiero un título, y la gente de Central nos tiene que exigir cada vez más porque sé que podemos dar más; hacía muchos años que el hincha no estaba identificado con la manera de jugar del equipo, estamos en armonía con todos y tenemos la base, no hay excusas, estoy seguro que ese título va a llegar”.

“Grondona no está más”

El presidente de Central, Raúl Broglia, pidió que se termine “el grondonismo”, en referencia al fallecido presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, y que se profesionalice la dirigencia.

“Hay que terminar con el grondonismo; (Julio) Grondona fue una etapa del fútbol pero no está más. El fútbol debe ser profesional en todas las áreas”, sugirió Broglia, quien en diálogo con el programa radial Deportivo Télam también se expresó en contra de la creación de la Súper Liga y de la causa por los fondos del programa Fútbol para Todos que investiga la jueza María Servini de Cubría.

“Estoy en desacuerdo con la Súper Liga, pero hay gente en la comisión directiva de Central que tiene una opinión opuesta, y por eso en el club estamos divididos en este tema”, comentó Broglia sobre la posición auriazul.

En esta línea, el presidente del Canalla lamentó que los impulsores de la idea quieran crearla “por las buenas o por las malas”. Y afirmó que en caso de progresar este nuevo formato “ensanchará” la diferencia entre los clubes “grandes y chicos”.

En cuanto a la suspensión de las elecciones por parte de la Inspección General de la Justicia (IGJ), Broglia opinó que la entidad debe “controlar” a las asociaciones civiles pero que “no tienen derecho a suspender” un acto eleccionario.

A su vez, el mandatario de Central se opuso a la investigación que impulsa la magistrada por los fondos del programa Fútbol para Todos. “Me opongo a los veedores de Servini de Cubría. Los fondos de Fútbol para Todos son privados y la doctora no debería intervenir en la AFA”, concluyó Broglia.

Primera rescisión

Tras una reunión realizada ayer por la tarde en la sede auriazul, se acordó la desvinculación de Gustavo Colman. El mediocampista le había solicitado a su representante, Daniel Quinteros, la salida de Rosario Central. Y si bien el contrato a préstamo finalizaba el 30 de diciembre próximo, se llegó a un acuerdo de partes para adelantar la finalización del vínculo.

En la misma reunión, Quinteros le entregó a la directiva una oferta para adquirir el pase de otro de sus representados, Jonás Aguirre y la misma fue rechazada. Aguirre también termina su contrato con Central a fin de este año. Y no tiene intenciones de renovarlo, por lo que después de esa fecha podría emigrar con el pase en su poder.

La rescisión contractual de Colman se resolvió rápidamente. Es que la opción de salida figuraba en el contrato, y no hubo oposición de la directiva auriazul al respecto.

En cuanto a Jonás Aguirre, Quinteros presentó una oferta por el pase y los dirigentes la rechazaron. “Jonás (Aguirre) me pidió que busquemos una salida anticipada porque queremos que le quede algo de dinero a Central por su pase”, dijo Quinteros.

Según palabra de Quinteros, “los dirigentes de Central reconocieron que se equivocaron con esto de no negociar una renovación para Jonás con más tiempo”.

Y también explicó los motivos de la decisión de emigrar del zurdo mediocampista. “No estamos de acuerdo con que haya jugado tan poco en este primer semestre del año, pero es algo válido, y lo entendemos. Si yo fuera otra persona lo dejaría libre, pero quiero a Central”, confió Quinteros.

Comentarios