Región

Frente a la planta de VG Gálvez

Trabajadoras de Cargill protestan con una asamblea feminista

Será este próximo lunes, a las 17, frente a la planta de la multinacional. Es continuidad de otras actividades que incorporan la cuestión de género a la pelea gremial por los puestos de trabajo y el salario


El próximo lunes, a las 17, trabajadoras nucleadas en el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario realizarán una asamblea feminista frente a la planta que la multinacional Cargill tiene en Villa Gobernador Gálvez contra los 44 despidos en la cerealera. Organizaciones sociales y delegados gremiales se sumarán al encuentro.

“La asamblea es contra de los despidos de Cargill de las plantas de Villa Gobernador Gálvez, Punta Alvear y Bahía Blanca. Para que nuestros compañeros se sientan apoyados”, explicó María Martínez, una de las trabajadoras de la planta.

El lunes pasado, los representantes de la multinacional no se presentaron a la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo provincial en el marco del conflicto laboral por los 44 despidos. La empresa argumentó que el faltazo es porque la provincia “no le da garantías”. El gremio, por su parte, insistió en el riesgo de que se produzcan incendios en una celda de la planta “con calidades de porotos de soja en pésimas condiciones” si no se mantienen las tareas mínimas de seguridad e higiene industrial. Es que la empresa decidió unilateralmente cesar las actividades en dos de sus plantas, suspendiendo a todos los empleados de las mismas, y cargando responsabilidades en el gremio de Aceiteros y en sus afiliados.

La fábrica galvense tiene más de 400 empleados, de los cuales alrededor de 10, son mujeres. María es una de las trabajadoras que, desde hace cinco años, se desempeña en la sección de mantenimiento y dijo: “Está todo parado. La empresa no se presenta a las audiencias que convoca el Ministerio de Trabajo provincial.  Acompañamos a los trabajadores cesanteados y nos manifestamos por ellos”, aclaró Martínez.

Y concluyó: “Están todos invitados. Están en peligro las fuentes de trabajo. No sólo las nuestras”.

Por su parte, Majo Gerez, una de las activistas del movimiento de mujeres de Rosario, explicó que en la asamblea del lunes próximo, en Villa Gobernador Gálvez, será un espacio para visibilizar las medidas de ajuste del gobierno nacional: contra el cierre de fábricas, despidos y reducción de personal, entre otras cuestiones.

“Cargill es una de las fábricas que más produce riquezas. No tiene problemas financieros. El colectivo de mujeres impulsa esta asamblea en apoyo a los trabajadores”, sostuvo la referente del movimiento #NiUnaMenos.

Y agregó: “Este encuentro va enmarcado en el protagonismo que está teniendo el movimiento feminista. La feminización de la resistencia suma visibilidad”.

Se va la primera

El 8 de marzo pasado, en el Día Internacional de la Mujer, las trabajadoras nucleadas en el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario realizaron la primera asamblea de mujeres en la puerta de la multinacional Cargill.

Las trabajadoras aceiteras se sumaron al paro internacional de mujeres, donde también hubo compañeras de varias fábricas acompañadas por otros sectores sindicales y políticos.

En ese primer encuentro, se habló sobre el papel de la mujer, las experiencias sobre la violencia, las dificultades y estrategias para sobrellevar la doble jornada laboral en el trabajo y en el hogar, además de analizar el sector aceitero, en el que los puestos de producción tienen un marcado sesgo masculino.

Cargill volvió a impedir el ingreso de los trabajadores

 

Si te gustó esta nota, compartila