Edición Impresa, Política

Todo sea por Reutemann

Francisco De Narváez aseguró que postergaría su deseo político de ser presidente, y pelearía por la Gobernación bonaerense, en caso de que el senador santafesino decidiera dar batalla por la Casa Rosada.

El diputado nacional de Unión Celeste y Blanca, Francisco De Narváez, aseguró ayer que si Carlos Reutemann decide por fin postularse como candidato a presidente, en los comicios del año próximo, no dudaría un segundo en deponer su propia candidatura para pelear por la Gobernación de Buenos Aires, el plan B del ex dueño de Casa Tía.

En diálogo con Radio Dos, el legislador ratificó ayer que acudirá a los estrados judiciales para poder postularse como candidato a presidente, habida cuenta de que nació en Colombia y eso supone una traba legal para sus deseos políticos.

Pero depondría su actitud si el Lole decide jugar en la carrera hacia la Casa Rosada, una hipótesis que se niega a convertirse en tesis. “No tengo dudas”, aseguró ayer el diputado y uno de los propietarios del multimedios América al ser consultado sobre su suerte política si Reutemann decidiera candidatearse.

Rumbo y velocidad

El diputado nacional fue más allá en su proyección y consideró que, si la fórmula lo incluyera a él como gobernador y a Reutemann como presidente, “la Argentina tomaría un rumbo y una velocidad para dar vuelta la página de la historia”.

No obstante, De Narváez insistirá ante la Justicia para que lo habilite a ser candidato presidencial a pesar de haber nacido en Colombia y ser hijo de extranjeros. Pero en lugar de pedir una declaración de certeza a la Corte Suprema de Justicia, como señalaban las versiones que circularon durante meses, lo hará ante un juez federal con competencia electoral, como anticipó la agencia Noticias Argentinas.

“Las indicaciones que tenemos de los constitucionalistas es arrancar por un juez. La Corte Suprema es la última instancia”, explicó De Narváez sobre su estrategia judicial, al tiempo que señaló que la presentación tiene que ver con su “derecho de ser candidato”.

El titular del partido Unión Celeste y Blanca aseguró que quiere “defender” ese derecho, aunque aclaró: “Si la interpretación es positiva no quiere decir que voy a ser candidato, porque debe surgir del consenso del espacio que uno representa”.

Néstor, ni en las internas

Por otra parte, y aunque todavía no tiene definido por qué categoría electoral lo hará, De Narváez ratificó su intención de concurrir a elecciones internas “dentro del PJ”, donde se enfrentaría al kirchnerismo, actualmente en la conducción del partido.

En forma paralela, admitió que “hay una recuperación del oficialismo”, pero que todavía “no se ha plasmado un frente electoral como alternativa”.

“Creo que (el ex presidente Néstor Kirchner) no gana ni en primera vuelta, ni en las internas. No hay uno solo jugando en la cancha, somos varios”, evaluó De Narváez sobre las elecciones de 2011.

En esta línea, consideró que “podría haber una segunda vuelta entre Cobos y Reutemann, Kirchner ni gana las encuestas. Los que dicen que son candidatos juegan para Kirchner, para ir a la interna”.   

En tanto, el diputado nacional sigue recorriendo el conurbano bonaerense para instalar su candidatura y ayer visitó el barrio de Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza, una de los bastiones históricos del peronismo.

Comentarios