Policiales

Lifschitz dice que la seguridad está "garantizada"

“Todo esto tiene que ver con el juicio a Los Monos”

El gobernador de Santa Fe aseguró que el Estado "garantiza" la seguridad de los jueces y anunció que se pondrá en marcha un mecanismo de protección más "abarcativo", que se extenderá a familiares directos de los magistrados. Vinculó los ataques a la banda con origen en barrio La Granada


La casa de Tito Vienna, el padre de juez, fue blanco de disparos. Foto: Juan José García.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró hoy que el Estado “garantiza” la seguridad de los jueces y anunció que se pondrá en marcha un mecanismo de protección más “abarcativo”, que se extenderá a familiares directos de los magistrados.

“Estamos muy preocupados, anoche estuvimos reunidos con el ministro de Seguridad –Maximiliano Pullaro– y planificamos un mecanismo de seguridad mucho más abarcativo del que teníamos hasta el momento, que alcanzará a los familiares más directos (de los magistados). Vamos poner todos los instrumentos que tenemos al alcance para garantizar la seguridad de los jueces”, enfatizó Lifschitz.

Para el gobernador, los ataques cometidos esta semana en Rosario contra viviendas de allegados al juez Juan Carlos Vienna están vinculados a la banda Los Monos.

“Aparentemente, el nudo de todo esto tiene que ver con el juicio ejemplar que se realizó hace unos meses a la banda de Los Monos”, expresó el mandatario provincial en declaraciones a Radio 2.

“Esta pelea no la podemos perder, no podemos retroceder, tenemos que imponer la voluntad de la Justicia y la decisión del Estado en su conjunto de hacer cumplir la ley y de pacificar”, agregó el mandatario provincial.

Lifschitz se refirió a los ataques cometidos esta semana contra dos casas de familiares del juez Vienna, quien instruyó la causa Los Monos.

Uno de ellos fue cometido anoche en la vivienda del padre del magistrado, de 83 años, situada en Laprida al 3600, que fue baleada por personas desde un auto.

“Estaba viendo televisión, escuché y salí. ¿Cómo no voy a salir?”, dijo esta mañana a la prensa el padre del magistrado, quien contó que sus hijos –el juez y el fiscal Marcelo Vienna– “ya sufrieron otros ataques” y que él no tiene miedo ni quiere custodia.

Un día antes, la noche del martes, fue atacada a balazos otra vivienda situada en Buenos Aires al 3900, perteneciente a un vecino del juez Vienna, situada frente a la casa de la ex esposa del magistrado y a metros a la de su hermano fiscal.

A fines de mayo, en tanto, fue baleado el frente de una vivienda que había habitado el juez rosarino Ismael Manfrín, el presidente del tribunal que enjuició y condenó a varios integrantes de la banda juzgada y condenada por asociación ilícita.

Tras los últimos episodios, el presidente del Colegio de Magistrados de Santa Fe, Gustavo Salvador, manifestó hoy su “preocupación” y pidió el “pronto esclarecimiento”.

“Estamos consternados porque es un ataque al ejercicio de la función jurisdiccional”, aseguró Salvador, quien agregó que “estos hechos no se pueden volver a producir”.

“Lo importante es que esto se esclarezca porque de lo contrario vamos a estar siempre corriendo atrás y lamentándonos de lo que pasó el día anterior y no podemos ponerle fin”, expresó Salvador en declaraciones radiales.

Sobre la seguridad, el presidente del cuerpo dijo que se logró la “la custodia de los edificios donde trabajan los funcionarios judiciales” aunque eso “no es suficiente hoy”, por lo que manifestó “compromiso de agotar las instancias para que esto no siga”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios