El Hincha Mundial, Rusia 2018

Grupo D

Pesadilla 3: Argentina, sin alma y ¿sin Mundial?

El seleccionado albiceleste, que debutó con un pálido empate ante Islandia, perdió 3-0 ante Croacia por la segunda fecha del Grupo D. El arquero argentino falló en una salida con el pie y Rebic no perdonó. Luego Modric clavó un golazo y en el cierre Rakituc puso el 3-0


Rusia sigue siendo la peor pesadilla para Argentina. Lo vivió ante Islandia con el pálido 1-1 y lo padeció más que nunca este jueves frente a Croacia, un seleccionado que supo aprovechar cada falencia albiceleste y demostró contundencia para llevarse con autoridad y justicia la victoria y la clasificación a octavos de final. Los de Sampaoli tuvieron una noche negra y ahora dependen de un milagro para seguir con vida en la Copa del Mundo.

Con el objetivo de saldar la deuda que dejó tras el pálido empate en el debut ante Islandia, Argentina busca dar un paso clave en busca de la clasificación a los octavos de final de la Copa del Mundo ante Croacia, actual líder del Grupo D tras su triunfo frente a Nigeria. Sin embargo, promediando el complemento un error increíble del arquero Caballero puso en ventaja a Croacia. Y luego un golazo de Modric estampó el 2-0. Lapidario. Pero había más. Primero Rakitic avisó con un tiro libre en el travesaño y en el cierre el propio mediocampista de Barcelona estampó el 3-0 definitivo.

Argentina salió con la intención de dominar el balón. Pero sufrió de arranque. A los 4, Salvio quedó mal parado y a Perisic le llegó un balón largo, dominó, sacó el latigazo, pero apareció la mano salvadora de Caballero.

La selección salió tras el sacudón inicial y respondió con dos ocasiones claras. Primero con una asistencia que Messi no llegó a conectar en el área chica y luego con un remate de Meza que tenía destino de gol pero que rebotó en un defensor y se fue al tiro de esquina.

Los nervios se apoderaron de una Argentina errática y que mostró dudas en la última línea. Así, cada avance croata genera riesgo más por la fragilidad de la última línea albiceleste que por la potencia de los atacantes europeos.

Sin embargo, cuando la pelota pasó por Messi la selección llevó peligro. Así, a los 29 Enzo Pérez tuvo en su pie izquierdo la mejor chance del primer tiempo: sólo, casi sin oposición, le erró al arco desde el punto del penal. Increíble, pero real…

Ciento veinte segundos más tarde, Croacia fue el que se codeó con el gol. Otro mal cierre defensivo argentino y Mandzukic falló en el cabezazo final.

De allí y hasta el final, poco y nada. Muchas infracciones, mucho roce y un susto cuando en la adición Rebic quedó solo pero elevó su remate.

Argentina dejó dudas en defensa, fue un equipo largo, muy estático y con un Messi desaparecido. Así, muy difícil…

El complemento mostró otra ambición. Pero en el mejor momento nacional se equivocó Caballero y salió carísimo. El arquero se confió, quiso picar el balón sobre Rebic pero la pifió y el atacante con una volea puso el 1-0.

Rápidamente Sampaoli metió mano. Huguaín y Pavón por Agüero y Salvio. Y en la primera del Pipa Argentina estuvo cerca del empate. El delantero de Juventus desbordó, Meza remató, tapó Subasic y Messi no pudo en el rebote.

Argentina siguió sin ideas, perdido y sin mostrar alma. Encima, a los 35 Modric sentenció la historia con un golazo desde afuera del área.

Pero había más. Rakitic metió un tiro libre en el travesaño y minutos después el propio mediocampista del Barcelona infló por tercera vez la red del arco argentino para el justo 3-0.

Argentina fue un equipo inconexo, perdido, sin alma y que jamás mostró ganas. Y vivió una pesadilla inesperada. Y así, hoy seguir en Rusia es casi una misión imposible.

 

Formaciones

Argentina: Wilfredo Caballero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Eduardo Salvio, Javier Mascherano, Enzo Pérez, Maximiliano Meza, Marcos Acuña; Lionel Messi; y Sergio Agüero. DT: Jorge Sampaoli.
Croacia: Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Domagoj Vida, Dejan Lovren, Ivan Strinic; Marcelo Brozovic, Ante Rebic, Ivan Rakitic, Luka Modric, Ivan Perisic; Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic.

Estadio: Niznhy Nóvgorod.
Árbitro: Ravsham Irmatov (Uzbekistán).

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios