Ciudad, Edición Impresa

Transporte

Taxis: el Concejo se apresta a votar la suba

La comisión de Servicios Públicos le dio despacho favorable y el jueves será tratada en el recinto.


Con los taxistas presionando y amenazando con medidas de fuerza para esta semana, la comisión de Servicios Públicos del Concejo dio despacho favorable al pedido de aumento de un 30 por ciento en el servicio que deberá ser tratado en la sesión del próximo jueves.

Se espera que allí se aprobado, lo que significará que la tarifa diurna pasará de 17 a 22 pesos y de 0.85 a 1,10 peso la ficha. Para la noche, los domingos y los feriados, el costo de la bajada de bandera será de 25 pesos y el de la ficha 1,30. Por su parte, los remises arrancarán costando 29,50 pesos, 1,36 peso la ficha y 3 pesos el minuto de espera. El costo de la radiollamada pasaría a ser de 4 pesos. También se informó que el próximo jueves comenzará a discutirse el aumento en el transporte público de pasajeros.

Así las cosas, la idea es autorizar ahora este aumento del 30 por ciento para luego –a mitad de año– volver a revisar, a pedido de las cámaras de taxistas y el sindicato de peones, los costos y volver a debatir sobre si existe o no la necesidad de buscar una nueva actualización de la tarifa.

El presidente de la comisión, Carlos Comi, recordó que se está ante “una situación económica difícil”. “Ahora vamos rumbo al jueves donde creemos que hay mayoría para aprobarlo. Distintos bloques ya se expresaron a favor”, destacó.

“El estudio de costos municipal sobre transporte habla de un 65 por ciento de atraso, el de los taxis habla de un poco más, pero con esa cifra, el sistema quiebra. Si hubiésemos aplicado una formula con el 80 de aumento no se sube nadie más a un taxi. Por eso encontramos este punto”, añadió.

Por su parte, el concejal Eduardo Toniolli, presidente del bloque Justicialista e integrante de la comisión, explicó que su sector tuvo “una consideración especial” para acompañar el incremento. “A diferencia del transporte urbano de pasajeros, que es ayudado por la intervención del Estado, los taxistas y los peones de taxi dependen de la recaudación diaria, que está atada a la tarifa. Creemos que es razonable el acuerdo alcanzado y acompañaremos lo decidido”, señaló.

Desde el PRO esta vez decidieron acompañar el despacho en la comisión aunque aclararon que no aprobarán el aumento en el recinto. “Estamos ante una tarifa de emergencia que pidieron las cámaras de taxistas y el sindicato. Nosotros no vamos a acompañar el aumento porque siempre pedimos que cuando se trate un aumento en la tarifa pudiéramos discutir la calidad del servicio. Todos estos años se aumentó la tarifa sin llegar a un mejoramiento en lo que recibe el usuario. El de la tarifa no es el único problema a tratar. También hay que discutir otras cuestiones como el uso de la tecnología necesaria para contrarrestar la inseguridad y a ese debate vamos a insistir para darlo”, subrayó Renata Ghilotti.

Desde las organizaciones de taxistas, el tesorero de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar), José Iantosca, celebró el avance aunque recordó que se trata de un “paliativo hasta llegar al próximo aumento”. “Se terminó dando despacho favorable al 30 por ciento de aumento de emergencia y quedamos para dentro de dos semanas empezar a discutir los puntos que nosotros creemos necesarios para tratar de no incrementar más la tarifa, porque este es un aumento de emergencia debido a lo que se fue el combustible”, afirmó.

“El incremento representa apenas un respirador automático ya que no sabemos si vamos a poder paliar la situación, porque nada nos garantiza que podamos juntar la plata necesaria para seguir trabajando. Estamos bastante complicados y vamos a ver cómo golpea esto a la sociedad, porque todo aumento golpea. Nosotros no quisiéramos tocar la tarifa nunca, pero había que hacerlo. Por suerte no llegamos a ninguna medida de fuerza”, concluyó.

Incremento en los colectivos, el debate que se viene ahora

El aumento para el sistema de colectivos pasó a cuarto intermedio hasta el próximo jueves donde será tratado en la comisión de Servicios Públicos. En este punto, lo que el oficialismo busca es llevar el valor del pasaje de los 6,30 pesos actuales a 8,50.

“Estamos en una situación muy preocupante debido a que los combustibles siguen aumentando y la inflación hace estragos. La Municipalidad tiene sus límites para sostener el sistema, por lo que apelamos a la responsabilidad de todos los que son gobierno ahora y de los que lo fueron hasta diciembre, en razón que estamos ante una situación complicada”, recordó el concejal Carlos Comi.

Sobre el mismo tema, el edil Eduardo Toniolli destacó que “se discutirá próximamente atacándolo en su totalidad”. “Nosotros ya hemos planteado nuestra mirada de oposición al aumento del boleto en los términos que lo plantea el municipio, en función de un incremento automático de los insumos que han crecido y se los traslada de manera automática. Porque entendemos que esto va a derivar en la implosión del sistema del TUP en Rosario”, manifestó.

Por último, la concejala socialista Verónica Irizar pidió solicitar un estudio pormenorizado de las franquicias otorgadas en el sistema “ante la crisis existente en el mismo”. En sintonía, la concejala del PRO Renata Ghilotti dijo que lo pidieron hace meses al Ente del Transporte ya que esa es “información esencial para determinar una tarifa social”.

Comentarios