Economía

Devaluación

Sin freno, el dólar sigue subiendo y ya llegó a $21,52

Tras la calma del fin de semana largo, la divisa norteamericana se volvió a disparar a pesar de la intervención del BCRA. El Banco Central vendió más de 500 millones de dólares pero igual subió 64 centavos la cotización


El dólar rompió este miércoles un nuevo récord histórico.

El dólar marcó este miércoles un nuevo máximo histórico, al cerrar a 21,52 pesos para la venta, a pesar de que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) vendió 504,5 millones de dólares, en un intento por moderar la devaluación del peso.

Según el promedio realizado por la autoridad monetaria, la moneda norteamericana finalizó a 20,93 pesos para la punta compradora y a 21,52 pesos para la vendedora; tras superar la barrera de los 21 desde el inicio de la rueda.

De ese modo, registró un aumento de 64 centavos respecto del anterior cierre, cifra que en tan sólo un día superó al aumento de todo abril, que había sido de 44 centavos.

En lo que va del año, el peso ya se devaluó 13,7% frente al dólar. Y según un ranking elaborado por Bloomberg, el peso argentino fue la moneda que más se devaluó en el mundo respecto al dólar.

En tanto, en lo que va de 2018, el Banco Central ya sacrificó el 12% de las reservas para contener la escalada del dólar. Desde que decidió intervenir, la entidad monetaria se desprendió de 7.280,6 millones de dólares de reservas.

Operadores señalaron que a lo largo de la primera jornada de mayo predominó la corriente compradora, motivada por factores internacionales y locales ante una limitada oferta privada.

Consideraron que la city porteña se mantuvo a la expectativa de la determinación de la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos, que mantuvo las tasas de interés, mientras puntualizaron que la plaza local sintió el impacto directo de la apreciación del dólar a nivel mundial.

En tanto, destacaron que se trató de la suba diaria del dólar más importante desde junio de 2016.

Resaltaron que hubo una marcada actividad luego del fin de semana largo, ya que el volumen negociado en el segmento de contado llegó a 1.132,514 millones de dólares.

En el sector mayorista, el dólar también cerró con un récord, al trepar 66 centavos, hasta 21,20 pesos.

El viernes último, la divisa había superado la barrera de los 21 pesos pero el Banco Central quebró la tendencia al finalizar a 20,88 pesos, tras desembolsar 1.382,1 millones de dólares.

El Banco Central vendió este miércoles 504,5 millones de dólares, indicó la autoridad monetaria en un comunicado. En lo que va del año, el BCRA sacrificó el 12% de las reservas para contener la escalada del dólar. Desde que decidió intervenir, la entidad monetaria se desprendió de 7.280,6 millones de dólares de reservas.

Informó, además, que las reservas internacionales finalizaron en 55.998 millones de dólares, al disminuir 625 millones frente al viernes último.

Con la última intervención, el Banco Central ya sacrificó en seis jornadas 4.847,9 millones  de dólares para limitar la devaluación del peso.

Además de concretar fuertes ventas en la plaza cambiaria, el organismo también apeló a una marcada suba en la tasa de referencia, que ahora se ubica en 30,25%, con el fin de incentivar las inversiones en moneda local.

El gobierno nacional, por su parte, relativizó el nerviosismo en el mercado por el aumento de la demanda de dólares.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo: “Hay motivos, obviamente, para estar atentos y ocuparnos, como se está ocupando el equipo correspondiente, pero no para generar una intranquilidad”.

“Lo importante es que tenemos un Banco Central con recursos, herramientas con las que trabaja en cuidar las metas de inflación, que es el primer mandato”, expresó Peña en declaraciones radiales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.