Política

Paritaria

Se recalienta el conflicto gremial

El gobierno oficializó descuentos y habrá paro y marcha a Gobernación.


Escala el conflicto gremial en la provincia; pese a la advertencia de descuentos por parte del gobierno, los docentes de Amsafé y Sadop y los estatales de ATE ratificaron los paros anunciados la semana pasada (48 horas los docentes, 24 los estatales) y marcharán este miércoles hacia la Casa de Gobierno en rechazo al aumento del 18 por ciento en dos cuotas resuelto por el Ejecutivo santafesino.

Además, los gremios en conflicto denunciarán ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la “ilegal” decisión del gobierno de descontar los días de paro. Amsafé y Sadop inician hoy una nueva huelga de 48 horas, mientras que ATE parará 24 horas. La decisión es en rechazo al aumento (que aceptaron UPCN, UDA y Amet) y que el gobierno hizo extensivo al resto de los sindicatos vía decreto.

El gobernador Miguel Lifschitz cuestionó con dureza las medidas gremiales. “Para cada trabajador, lo que se está discutiendo es nada. Para el que gana 30 mil pesos (salario promedio docente con el aumento completo, a partir de agosto), el 1% son 300 pesos por mes, que es lo que valen seis o siete kilos de pan. No creo que le cambie la vida a ningún trabajador. Son cifras muy pequeñitas las que se están discutiendo”.

Las declaraciones del gobernador, que fueron repudiadas por los gremios, refieren al planteo que hicieron los representantes sindicales durante las negociaciones paritarias. Para ellos, el aumento real que otorgó la provincia para 2018 es del 16,9 por ciento, ya que en el 18 por ciento se incluye el 1,1 abonado en enero por la aplicación de la cláusula gatillo correspondiente a la paritaria de 2017.

Descuento y ratificación

El gobierno provincial ratificó que descontará el día no trabajado a los empleados públicos que adhieran al paro de ATE y los dos días a los docentes que se sumen a la medida de fuerza de Amsafé y Sadop. Así lo hizo saber el Ministerio de Gobierno mediante una circular remitida este martes a todos los organismos del sector público.

Pese a ello, los sindicatos ratificaron las medidas –que empiezan este miércoles con una marcha de docentes y estatales en Santa Fe– y desde ATE avisaron que presentarán una denuncia contra el gobierno, ante la OIT , por “práctica desleal”.

Según el secretario general de ATE, Jorge Hoffmann, es “un error político de parte de un gobernador de una administración del Frente Progresista que condene de esta manera a los trabajadores, que en su legítimo derecho quieren protestar. Es una práctica desleal por donde se la mire, por lo que no nos dejará más margen que denunciarlo ante la Organización Internacional del Trabajo”.

Hoffmann fue muy crítico de la decisión de Lifschitz de disponer los aumentos por decreto tras la aceptación de la propuesta por parte de UPCN. Para el gremialista, eso demuestra que “el gobierno provincial descuenta sólo a algunos gremios porque tiene hijos y entenados”.

El líder de ATE dijo además que el descuento de los días de paro “sería un papelón” y opinó que el cierre de la negociación salarial por decreto significa que la provincia decidió “aplicar la política laboral del gobierno de derecha de (Mauricio) Macri”.

Por su parte, el secretario general de Sadop Rosario, Martín Lucero, señaló que “hay una situación que no queremos dejar pasar de lado y es que la paritaria se convoca a diez días del comienzo de clases. Parece poco serio discutir con tan poco tiempo, poco serio tener que llegar a esta situación en la que el gobernador cierra la paritaria unilateralmente por decreto. Es muy grave, es un retroceso institucional muy grande para la provincia. Desde que hay paritaria docente, nunca se cerró por decreto”.

Comparaciones del Lifschitz

El gobernador Lifschitz señaló que el 1% extra que reclaman los gremios, para llegar a un aumento real del 18 por ciento, para las arcas de la provincia equivale a 40 escuelas: “Si se calcula lo que significa ese 1%, da unos mil millones de pesos en el año, que para la provincia es mucho. Para los ciudadanos santafesinos, mil millones de pesos es un hospital como el Heca, o 40 escuelas, o dos mil autos como los que compramos para la Policía”.

Además, el mandatario les pidió a los representantes gremiales que “piensen en el resto de los santafesinos, en los jubilados nacionales que cobran la mínima, en los desocupados, en los empleados de comercio o de otros gremios que acordaron subas menores al 15 por ciento”. Y remató: “Yo tengo que pensar en la totalidad de los santafesinos y tratar de equilibrar las cargas”.

Municipales acordaron

Representantes de municipios y comunas y de la Festram acordaron este martes la política salarial 2018: los trabajadores municipales recibirán un aumento del 18 por ciento en dos tramos: 10 en marzo y 8 en agosto. Se garantiza un incremento mínimo de bolsillo de 2.800 pesos y además se aplicará la cláusula gatillo en caso de que la inflación anual, según la medición del Ipec, supere el 18 por ciento.

Si te gustó esta nota, compartila