Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Se extiende a toda la ciudad el nuevo Código de Publicidad

En la etapa inicial se retiraron un millar de letreros y se dieron 1.510 nuevos permisos de colocación.

El municipio brindó ayer detalles y realizó un balance sobre lo que fue la implementación de la primera etapa del nuevo Código de Publicidad, norma que obligó a retirar los carteles perpendiculares a los frentes de los comercios ubicados en la zona 1 de la ciudad, delimitada por avenida Pellegrini (excluida), bulevar Oroño y el río Paraná. Según los datos informados se “bajaron” cerca de mil letreros salientes fuera de regla, se otorgaron 1.510 nuevos permisos y hay un total de 18.789 cuentas que en la actualidad tributan como resultado del proceso de regularización ajustado a la nueva normativa. Desde el Palacio de los Leones consideraron como “muy satisfactoria” la experiencia y destacaron que se logró un “notorio impacto estético y de calidad urbana”. Además, recordaron que la reglamentación ya entró en vigencia –con sus particularidades– para el resto de las zonas de la ciudad.

En la presentación del informe, a la que asistieron representantes del sector publicitario, el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, calificó la experiencia como “altamente positiva”. “En este primer año de trabajo en la zona 1 de la ciudad se han adecuado a la nueva normativa el 95 por ciento de los carteles que existían allí. Nos queda un 5 por ciento, lo que se debe a dos motivos: un número muy reducido que aún no ha adecuado su cartelería y otro grupo que está siendo evaluado por el área patrimonial del municipio para ver si los mismos pueden quedar por ser considerados carteles emblemáticos y de valor patrimonial. El resto hemos tenido una muy buena recepción, podemos ver la limpieza de toda esta zona y cómo han mejorado los paseos comerciales”, destacó.

Durante la conferencia de prensa se recordó que también se puso en funcionamiento la Comisión Asesora de Publicidad (CAP), conformada por tres representantes del departamento Ejecutivo y tres de la Cámara de Publicidad, cuyo objetivo es el seguimiento y evaluación de la aplicación de la nueva ordenanza. En ese marco la comisión acordó la definición de una señalización común que de ahora en más deberán exhibir hoteles, farmacias y estacionamientos. “Se realizaron además, en cada Centro Municipal de Distrito, acciones de capacitación, seguimiento y fiscalización”, subrayaron.

Luego de presentar el balance de la primera zona, Asegurado recordó que “a partir de ahora entran a correr sanciones (que van de 200 a varios miles de pesos) para la cartelería fuera de norma, más allá de los casos que están siendo evaluados”. “En los primeros días de enero entró en vigencia el código en el resto de las áreas de la ciudad, por lo que se está procediendo de la misma manera que lo hicimos el año anterior en la zona 1, informando a los titulares de los comercios, capacitando a la gente, dando los plazos prudentes para que se adecuen a la nueva norma”, indicó el secretario de Gobierno.

Entre otros, estuvieron presentes la subsecretaria de Economía municipal, Eleonora Scagliotti, y Oscar Carradori por la Cámara de Agencias de Publicidad.

Cabe destacar que el nuevo código considera a la ciudad dividida en 7 áreas; la nueva etapa va de la zona 2 a la 7, donde en cada una de ellas hay distintas tipologías de carteles permitidos pero ninguno puede superar el 50 por ciento del ancho de la vereda. En enero de 2014 no podrá haber ningún cartel saliente del frente de edificio en ninguna zona de la ciudad de Rosario

Cabe recordar que el nuevo Código Publicitario, elaborado a partir del consenso con todos los sectores involucrados en la industria publicitaria de la ciudad y aprobado por el Concejo Municipal a través de la Ordenanza 8324/2008, tuvo como objetivo ordenar los elementos publicitarios de manera tal que éstos actúen en armonía con el entorno urbano, evitar la contaminación visual y adecuar la normativa a las necesidades actuales. Además, tiende a generar un impacto positivo sobre la estética y el paisaje de los distintos ámbitos urbanos de la ciudad, preservando los valores culturales, patrimoniales e históricos de sus sitios.

Zona por zona

La zona 2 abarca desde el límite de la zona 1, avenida Pellegrini (incluida), avenida 27 de Febrero, bulevar Avellaneda, Bordabehere (vías del FF.CC.), avenida del Valle y el río Paraná. Aquí los elementos publicitarios con voladizos sobre la vía pública están permitidos, pero su saliente máxima será de tres metros, siempre que no supere el 50 por ciento del ancho de la acera.

La zona 3 comprende a las principales vías de acceso, avenidas y bulevares. En ella existe una restricción similar a la de la zona anterior, con la diferencia que la saliente máxima permitida es de 4 metros.

En tanto que en la zona 4 (reservada para edificios y áreas protegidas por su valor patrimonial histórico, artístico y urbano) y la zona 5 (sectores perimetrales a plazas, parques y paseos; y el sistema de calles y avenidas de la costa) sólo se podrá realizar publicidad en los locales comerciales, industriales o de servicios.

La zona 6 abarca los proyectos específicos de interés urbanístico y la zona 7 comprende el resto de la ciudad.

Comentarios