El Hincha

Opinión

“Se acabó el sueño mundialista, ahora sólo resta el -gran- premio consuelo”, columna de Leo Senatore

Los Pumas no tuvieron respuestas ante los All Blacks que sobre el verde césped dejaron en claro las diferencias entre ambos seleccionados, con un contundente 44 a 6. Se perdió pero ahora hay que dar vuelta la página y dar todo por hacer un gran partido por el tercer puesto dentro de siete días.


Los Pumas cayeron ante unos contundentes All Blacks en semifinales y ahora buscarán subirse el podio de Francia 2023. Crédito: Prensa UAR / GaspaFotos

Por Leonardo Senatore. Puma 696 (2008-2018).

Los Pumas cayeron ante unos All Blacks implacables. Argentina lejos de mostrar su mejor versión, no pudo ante un rival que mostró toda su jerarquía y que nunca vaciló. Son muchos los detalles que nos hacía faltan incorporar, si queríamos vencer es Nueva Zelanda, en una semifinal de una Copa del Mundo.

Se dejó todo, y de eso no quedan dudas, pero hubo errores en cuanto al planteo táctico, que a la postre fueron determinantes.

El intercambiar golpe por golpe, con los maoríes era una apuesta por demás de arriesgada. Era jugar a la ruleta rusa.

Aunque Argentina se puso en ventaja rápidamente con el penal del rosarino Emiliano Boffelli, luego de muy buenos movimientos en ataque, hecho que invitaba a soñar en grande. Fueron minutos de mucha ilusión.

Después el equipo se excedió en ofensiva, forzando fases de juego sin generar avances.

Ahí fue donde los de Negro se encendieron, de tres ataques argentinos con posesión de pelota en extremo ataque, los All Blacks en un abrir y cerrar de ojos, a partir de pelotas recuperadas, se pusieron  20 a 6 arriba con los tries de Jordan, Jordie Barrett y Fritzel, para finalizar el primer tiempo, con una diferencia importante.

Leo Senatore. Crédito: Misión Francia 2023

La segunda parte fue un monólogo de Nueva Zelanda, que como analizamos en la previa, cuando te sacan ventajas en el tanteador se largan a jugar y sin presión son implacables.

Para colmo los nuestros no encontraban dónde hacer pie, sufrimos en el scrum y el maul kiwi nos dañaba gravemente, cada vez que tenían la posibilidad buscaban la ventaja y a partir de ahí jugaban gratis.

Los cambios poco pudieron hacer en un partido que a los 50 minutos ya estaba liquidado.

Está vez el corazón y la pasión no fueron suficientes, la diferencia en la cancha fue demasiada.

Los All Blacks tuvieron quizás el mejor partido desde que empezó el Mundial, que lejos quedó la derrota ante Francia en el partido inaugural.

Y nosotros en contrapartida, no encontramos dónde hacer pie como para dar vuelta la historia que termino fatídicamente con un contundente 44 a 6.

Rápido e inteligente, habrá que dar vuelta la página y esperar al perdedor de la segunda semifinal.

Quizás tengamos la suerte de que sea Inglaterra y no solamente encontrar la motivación en finalizar terceros por segunda vez, sino también que sea frente a los ingleses con sabor a revancha.

El dolor es equivalente al orgullo que siento por estos jugadores, que más allá de todo dejaron la vida en cada partido. Tras un debut frustrante supieron darlo vuelta y meternos al menos entre los cuatro mejores del mundo en Francia 2023.

Comentarios