Edición Impresa

Santa Fe: queman auto de funcionario municipal

Se trata del administrador general de la Justicia de Faltas santafesina, Cornelio Collins, quien negó haber sufrido amenazas previas. Lanzaron una bomba molotov durante la madrugada de ayer, mientras toda la familia dormía. José Corral: “Vamos a seguir combatiendo la corrupción y las mafias”


auto

Minutos después de las 5 de ayer, una explosión sobresaltó a varios vecinos del barrio Villa Setúbal, ubicado en la zona de la costanera santafesina, al noreste de la capital provincial. Una bomba molotov fue arrojada desde un vehículo hacia un auto que estaba estacionado en el garaje de la vivienda del administrador general de la Justicia de Faltas de la Municipalidad de Santa Fe. El rodado, un Peugeot 206, fue parcialmente destruido, al igual que parte del garaje. Para el intendente de Santa Fe, José Corral, se trató de un atentado hacia su gestión, y en conferencia de prensa, dijo: “Vamos a seguir combatiendo la corrupción, las corruptelas y las mafias”. Y añadió: “Vamos a seguir con esta idea firme y con la convicción de ordenar la ciudad, el tránsito, la actividad administrativa de la Justicia de Faltas, el ordenamiento de la noche, de la ciudad. Queremos vivir en una ciudad más ordenada, en la que se cumplan las normas, en la que usemos el casco, el cinturón de seguridad”.

El hecho ocurrió en una casa ubicada en inmediaciones de Ricardo Aldao y Patricio Cullen, del barrio Villa Setúbal, ubicado al norte del barrio Siete Jefes y al sur de Guadalupe, en una zona que en los últimos años se revalorizó y hoy es considerada como lugar “top de la costa santafesina”.

Según fuentes policiales, alrededor de las 5, una persona que se habría desplazado en una moto llegó hasta la puerta de la vivienda del administrador general de la Justicia de Faltas de la Municipalidad de Santa Fe, Cornelio Collins y arrojó una bomba molotov hacia el auto particular del funcionario, que se incendió de inmediato.

Al escuchar la detonación, Collins –que estaba durmiendo junto a su familia– salió y vio cómo su vehículo Peugeot 206 era consumido por las llamas. Ante esto, dio aviso al 911 y unos minutos después llegaron al lugar varios patrulleros de la comisaría 5ª y del Comando Radioeléctrico, junto a una autobomba del Cuerpo de Bomberos Zapadores, cuyo personal sofocó las llamas.

Luego de controlar el incendio del rodado y de parte del garaje, bomberos constataron mediante pericias que el auto se había incendiado producto de una bomba casera, conocida como “molotov”.

“Sentimos una explosión muy fuerte y vimos llamas en el garaje”, dijo Collins a LT10, quien agregó que no recibió ninguna intimidación o amenaza que lo llevara a pensar que podría sufrir un atentado.

“Durante más de 30 años he trabajado en esta actividad. Fui por 32 años director del Tribunal de Faltas, durante la gestión del intendente (Mario) Barletta fui secretario de Control y ahora soy administrador general de la Justicia de Faltas. Se puede considerar el control como una materia conflictiva, por ello he trabajado siempre en una materia conflictiva en la que siempre hay situaciones enojosas, pero que nunca justifican algo así”, apuntó Collins.

Tras el hecho, autoridades de la Unidad Regional I dispusieron que policías custodien la vivienda del funcionario municipal santafesino.

Minutos después de las 5 de ayer, una explosión sobresaltó a varios vecinos del barrio Villa Setúbal, ubicado en la zona de la costanera santafesina, al noreste de la capital provincial. Una bomba molotov fue arrojada desde un vehículo hacia un auto que estaba estacionado en el garaje de la vivienda del administrador general de la Justicia de Faltas de la Municipalidad de Santa Fe. El rodado, un Peugeot 206, fue parcialmente destruido, al igual que parte del garaje. Para el intendente de Santa Fe, José Corral, se trató de un atentado hacia su gestión, y en conferencia de prensa, dijo: “Vamos a seguir combatiendo la corrupción, las corruptelas y las mafias”. Y añadió: “Vamos a seguir con esta idea firme y con la convicción de ordenar la ciudad, el tránsito, la actividad administrativa de la Justicia de Faltas, el ordenamiento de la noche, de la ciudad. Queremos vivir en una ciudad más ordenada, en la que se cumplan las normas, en la que usemos el casco, el cinturón de seguridad”.

El hecho ocurrió en una casa ubicada en inmediaciones de Ricardo Aldao y Patricio Cullen, del barrio Villa Setúbal, ubicado al norte del barrio Siete Jefes y al sur de Guadalupe, en una zona que en los últimos años se revalorizó y hoy es considerada como lugar “top de la costa santafesina”.

Según fuentes policiales, alrededor de las 5, una persona que se habría desplazado en una moto llegó hasta la puerta de la vivienda del administrador general de la Justicia de Faltas de la Municipalidad de Santa Fe, Cornelio Collins y arrojó una bomba molotov hacia el auto particular del funcionario, que se incendió de inmediato.

Al escuchar la detonación, Collins –que estaba durmiendo junto a su familia– salió y vio cómo su vehículo Peugeot 206 era consumido por las llamas. Ante esto, dio aviso al 911 y unos minutos después llegaron al lugar varios patrulleros de la comisaría 5ª y del Comando Radioeléctrico, junto a una autobomba del Cuerpo de Bomberos Zapadores, cuyo personal sofocó las llamas.

Luego de controlar el incendio del rodado y de parte del garaje, bomberos constataron mediante pericias que el auto se había incendiado producto de una bomba casera, conocida como “molotov”.

“Sentimos una explosión muy fuerte y vimos llamas en el garaje”, dijo Collins a LT10, quien agregó que no recibió ninguna intimidación o amenaza que lo llevara a pensar que podría sufrir un atentado.

“Durante más de 30 años he trabajado en esta actividad. Fui por 32 años director del Tribunal de Faltas, durante la gestión del intendente (Mario) Barletta fui secretario de Control y ahora soy administrador general de la Justicia de Faltas. Se puede considerar el control como una materia conflictiva, por ello he trabajado siempre en una materia conflictiva en la que siempre hay situaciones enojosas, pero que nunca justifican algo así”, apuntó Collins.

Tras el hecho, autoridades de la Unidad Regional I dispusieron que policías custodien la vivienda del funcionario municipal santafesino.

Comentarios