Edición Impresa, Policiales

transfobia

Santa Fe: cinco femicidios trans en cuatro años

Con el crimen de Pamela suman dos en Rosario y un número similar en la capital provincial; el primero fue en Reconquista.


En estos últimos cuatro años, el femicidio trans de Pamela Tabares fue el quinto que se cometió en la provincia. El año pasado fueron asesinadas Mónica “Chiviro” Ortiz en Rosario y Chiche Castañeda en Santa Fe. En 2015, y también en la capital provincial, fue el crimen de Fernanda “Coty” Olmos y en 2013 sucedió el homicidio transfóbico de Vanesa Zabala en la ciudad de Reconquista; esta última causa está por llegar a juicio oral.

El miércoles pasado al mediodía un vecino de Pérez pasó por la calle Chajá en inmediaciones del camping del Sindicato de Camioneros y se encontró con el cuerpo de Pamela Tabares.

Pamela tenía 36 años y en este último tiempo estaba viviendo en la casa de una amiga. Pasaba por una situación de vulnerabilidad extrema, según contaron sus compañeras del colectivo LGTBI.

La investigación quedó a cargo del fiscal de la Unidad de Homicidios, Rafael Coria, quien dio intervención al personal de la Policía de Investigaciones (PDI). Los voceros judiciales determinaron que el cuerpo de Pamela recibió cinco impactos distribuidos en piernas, pecho y cara.

Sobre la mecánica, los pesquisas dijeron que fue asesinada en el lugar y el médico legista estimó que llevaba entre 8 y 12 horas de muerta. En el lugar fueron encontradas seis vainas servidas calibre 3.80.

En ese momento, el fiscal contó que la primera medida era pedir los registros de la única cámara cercana al lugar, precisamente la del camping de Camioneros. Y también las de la empresa de energía eléctrica Transener, que si bien están lejos, no descartó que sus imágenes puedan aportar algún dato.

Ese día, Pamela tenía una entrevista en la Municipalidad, donde había acudido en busca de ayuda a través de organizaciones LGTBI. Nunca llegó. Una amiga escuchó las noticias y, como no pudo contactarla, se comunicó con el Área de Diversidad Sexual municipal y terminó confirmando el peor final.

El viernes pasado a las 10, sus compañeras se manifestaron en la puerta de la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos, Montevideo 2200, para pedir por el esclarecimiento del femicidio trans de Pamela. También las representantes del colectivo LGTBI junto al subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón, se reunieron con el fiscal Coria para interiorizarse de la investigación y ofrecer su ayuda para llegar a esclarecer el brutal crimen.

Sobre la presentación como querellantes a través del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Paulón contó que mañana se iniciarán los trámites para solicitar la audiencia de constitución.

“Desde el viernes se fueron presentando amigas para intentar reconstruir los últimas horas de Pamela. Esos testimonios pueden ayudar a ampliar la recolección de imágenes de las cámaras de seguridad. El lunes presentaremos la constitución de querellantes”, explicó el funcionario provincial.

Es la segunda vez que la provincia se presenta como querellante en un caso de feminicidio trans. “El otro caso en que estamos como querellantes es el de Vanesa Zabala, ocurrido en 2013. Este año, acompañamos a las hermanas de Vanesa y logramos que también las acepten como querella”, dijo Paulón y agregó que en los otros tres casos de travesticidios ocurridos en la provincia la familia prefirió que la provincia no esté en la querella.

Moni

El 25 de junio del año pasado, los bomberos tuvieron que rescatar el cuerpo sin vida de Mónica “Chiviro” Ortiz, de 54 años, en barrio Santa Lucía. Estaba en el interior de su vivienda, que quedó reducida a cenizas por un incendio intencional. Tras la autopsia, el forense determinó que las causales de la muerte fueron ocho puñaladas distribuidas en tórax, abdomen y brazos. Esto dejó en evidencia de que la víctima intentó defenderse, aportaron los voceros judiciales en dicha oportunidad.

El caso quedó a cargo del fiscal de la Unidad de Homicidios Ademar Bianchini. Por el caso, no hay detenidos.

Chiche

Chiche Castañeda tenía 74 años y el 3 de mayo de 2016, una amiga la encontró muerta al lado de su cama en barrio Santa Marta de la capital provincial. Su cuerpo no presentaba signos de violencia. La puerta de ingreso a la casa donde vivió por 40 años estaba violentada y le faltaba dinero junto con algunos electrodomésticos. Sus conocidos aventuraron que, como tenía problemas cardíacos, pudo haberse muerto del susto. En esta investigación, no hay detenidos.

Coty

Fernanda “Coty” Olmos, de 59 años, fue hallada asesinada a puntazos y con una bolsa en la cabeza el 25 de septiembre de 2015 en el interior de su casa en el barrio Alfonso de la capital santafesina. Una vecina la fue a visitar y descubrió su cuerpo cerca de la cama. En el interior de la vivienda, los pesquisas comprobaron que había un gran desorden presuntamente provocado por la víctima en su intento de defenderse. En esta causa, caratulada homicidio con alevosía, no hay detenidos.

Vanesa

Vanesa Zabala tenía 31 cuando la encontraron el 29 de marzo de 2013, golpeada, ahorcada y empalada en la rotonda de ingreso de la ciudad de Reconquista. Por el travesticidio, los investigadores detuvieron a tres hombres, una mujer y dos menores de edad. Los acusaron de “homicidio agravado por ensañamiento y alevosía y por la participación de menores”. Los sospechosos fueron liberados en mayo de 2016, tras vencer la prisión preventiva de 3 años.

En febrero pasado, el tribunal oral compuesto de la ciudad de Vera notificó a los abogados patrocinantes del Estado, a través del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), el rechazo de la querella por parte de las familiares de la joven trans.

Esta decisión fue apelada y hoy en días las hermanas de Vanesa esperan el juicio como querellantes.

RENUNCIÓ LA COORDINADORA

La coordinadora del Área de la Diversidad Sexual de la Municipalidad de Rosario, Noelia Casati, se apartó de su cargo luego de estar desde el 2008 en la institución. “El lunes se conocerá quién ocupará la coordinación del Área. Su apartamiento no estuvo relacionado con el caso de Pamela. Hacía rato que había pedido un traslado e incluso fue algo que se discutió el martes pasado”, explicó el subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón, en diálogo con El Ciudadano.

Comentarios