El Hincha Mundial, Opinión Mundial

Opina José Odisio

Sampaoli no entendió nada


Empatar con Islandia en el debut no debería sorprendernos. En la previa Argentina hizo todo mal, improvisó hasta el hartazgo, cambió técnicos, se preparó pésimo, y si hoy estamos en Rusia es gracias a una noche inspirada de Messi en Ecuador, o lo estaríamos viendo por TV.

Subestimamos a Islandia. Una islita de vikingos no nos podía arruinar el estreno. Y que ese pensamiento haya estado en los hinchas, inclusive en los periodistas, no está mal. Porque en el Mundial asumimos una argentinidad extrema que nos lleva a razonar poco. El problema es que Sampaoli subestimó al rival, y eso es grave. Si no fuera así, no se entiende que haya puesto en cancha un doble cinco de marca y vetusto como Mascherano y Biglia frente a un rival que defendió con once. Lo hizo pensando en Croacia, fue el justificativo. La realidad: sobró un cinco, mientras Lo Celso vio todo el partido en el banco. En defensa improvisó y desestabilizó, desde el arquero, hasta la inclusión de Rojo como seis y Salvio como cuatro. Todo mal, inclusive los cambios tardíos.

Y esta vez no lo salvó Messi. Por el contrario, el crack rosarino pocas veces pudo marcar diferencia frente a un rival que no se sonrojó en marcarlo con dos, tres o cuatro jugadores. Y cuando pudo destrabar el partido, falló de penal, casi como un castigo divino por tanta improvisación previa.

Argentina empezó el Mundial con más dudas que certezas. Los vikingos nos dieron una paliza táctica abrumadora. Hoy nos quejaremos y el jueves volveremos a pensar que somos los mejores. Y nadie nos puede quitar ese derecho natural que nos entrega nuestro corazón. Pero Sampaoli debe pensar distinto. Porque sus decisiones marcarán el destino de todos. Por ahora, no entendió nada.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios