Ciudad

La familia pide Justicia

Salta y Lagos: recordaron a Ito Seisas a un año de su muerte

Fiscalía espera el resultado de las pericias para saber si el semáforo fallaba la noche del 13 de noviembre cuando el joven de 32 años murió atropellado. “A Ito ya no lo tenemos, pero no queremos que vuelva a pasarle a nadie más”, dijo Marcelo Seisas, el padre


Ito tenía 32 años cuando murió atropellado en Salta y Ovidio Lagos mientras regresaba a su casa en una moto Vespa.

En cada esquina de Rosario la hermana de Marcelo Ito Seisas lo recuerda. Cada vez que cruza la calle piensa que la muerte de su hermano se podría haber evitado si ese lunes 13 de noviembre el semáforo de calle Salta y Ovidio Lagos “no hubiese fallado”. Las primeras investigaciones, a cargo de la fiscal de Homicidios Culposos Valeria Piazza Iglesias, apuntaron a “un mal funcionamiento”. En agosto, expertos los peritaron y la causa se unificó en el fiscal Anibal Vescovo de la Unidad de Investigación y Juicio. A un año del siniestro, faltan los resultados de las pericias para corroborar si efectivamente hubo una falla en el sistema. Estiman que el informe estará listo para fin de mes y se sumará al de planimetría, a la pericia fotográfica, al relevamiento de cámaras de seguridad y a los testimonios de vecinos. Seisas iba arriba de una moto Vespa, sin casco, por calle Salta cuando al cruzar Ovidio Lagos chocó contra una camioneta. Las cámaras de la zona no pudieron determinar cómo fue el impacto. Los informes buscan establecer responsabilidades entre Kapsch, la empresa encargada del mantenimiento y la reparación de los semáforos, el municipio o la imprudencia de la víctima o la conductora de la camioneta.

Mientras el Concejo municipal aprobó el pliego para renovar la concesión del servicio de mantenimiento de semáforos, la familia de Ito Seisas sigue pidiendo Justicia. Este martes, como todos los días 13, convocaron a amigos y vecinos a la esquina de Salta y Lagos. De allí fueron hasta la Plaza 25 de Mayo donde dieron 13 vueltas, en moto y a pie, para recordarlo.

“No podemos permitir que una persona pierda la vida por negligencia de la empresa y de los funcionarios que debían controlarla. A Ito ya no lo tenemos, pero no queremos que vuelva a pasarle a nadie más”, dijo a El Ciudadano Marcelo Seisas, papá de Ito.

 

La Causa

 

Tenía 32 años cuando murió atropellado en Salta y Ovidio Lagos mientras regresaba a su casa en una moto Vespa. Ito las coleccionaba. Llegó a tener 10, pero las vendió para abrir un local gastronómico en Pichincha donde, según los clientes, venden las mejores hamburguesas de la ciudad. El 13 de noviembre de 2017 era su día libre y volvía de un partido de fútbol con sus amigos del Jockey Club de Rosario, donde jugó al rugby por más de 10 años. No llevaba casco y el impacto fue fatal.

Las primeras investigaciones arrojaron una “falla” en el semáforo de calle Salta. Según explicó la fiscal Valeria Piazza Iglesias, tardaba 40 segundos en cambiar del amarillo al verde, por lo que la moto que manejaba Seisas y el Renault Duster que lo impactó “tenían habilitado el paso por la mala coordinación de las señales”.

Desde la dirección general de Técnica y Logística de Tránsito lo atribuyeron a un exceso de tensión, pero desde la Empresa Provincial de la Energía lo negaron. Las cámaras del municipio no lograron captar el choque por una inestabilidad en el suministro de energía que afectó el software e interrumpió la filmación a las 14.53 del lunes 13.

En agosto, un grupo de expertos peritaron el semáforo y la causa pasó a manos del fiscal Anibal Vescovo de la Unidad de Investigación y Juicio. Hicieron dos estudios: una pericia electromecánica y una mecánica. En la primera, el perito pidió ampliar el informe y prorrogó la entrega.

Para las pericias mecánicas, las partes pidieron una nueva reunión esta semana con los peritos oficiales junto con los contralores de parte para conocer detalles del estudio. Los resultados estarán listos para fines de este mes y buscarán corroborar si hubo fallas en el funcionamiento de los semáforos. Los informes forman parte de las pruebas junto con el de planimetría, la pericia fotográfica, el relevamiento de cámaras de seguridad y los testimonios de vecinos que dijeron que el semáforo no funcionaba desde las 16 de ese día.

“La Justicia es lenta. Pasó un año y estamos a la espera del resultado de las pericias. Hay ciertos avances que indican que los semáforos funcionaban mal. En breve aparecerán los responsables”, dijo Seisas.

 

Un apasionado

 

“Fue un año largo. El sistema de semáforos sigue siendo el mismo y los funcionarios siguen en los mismos puestos. Fue una muerte que se podría haber evitado. Pedimos Justicia por todos los que vivimos acá, para que no le pase a nadie más”, dijo Lucía Seisas, hermana de Ito.

Desde hace un año ella sube a su cuenta de Twitter fotos de semáforos intermitentes en diversas esquinas de la ciudad.
Junto con su familia, amigos y vecinos de Ito se reúnen todos los 13 para recordarlo con un “Vespazo”.

“Era una persona hermosa y emprendedora. Ese lunes era su día de descanso. Se merece que pongamos a andar los mecanismos para que en su memoria no le pase a nadie lo que le pasó a él”, agregó la hermana.

 

Concesiones

 

En enero de este año el municipio anunció que finalizaría el contrato con la firma Kapsch, encargada del mantenimiento y la reparación de los semáforos, y llamaría a nueva licitación para mediados de este año. A fines de octubre el Concejo municipal aprobó el nuevo pliego y postergó por otros seis meses la concesión de la firma, a menos que la adjudiquen a otra antes.

El pliego divide la ciudad en dos zonas, norte y sur, por lo que serán dos las empresas que puedan licitar. Incluye modificaciones técnicas, la exigencia de contar con la nómina del personal que trabaja en la actual concesionaria, y un informe sobre resolución de conflictos de los últimos 180 días.

“El pliego avanza en aspectos técnicos, propone respuestas frente a una falla, y agiliza la llegada de los reclamos de usuarios. Además del mantenimiento, prevé sumar 40 semáforos nuevos. Habrá más control y más competencia. Durante los primeros meses, todo el sistema estará bajo el control de monitoreo municipal. Va a ser mejor, en especial porque no habrá una sola empresa”, dijo el concejal Pablo Javkin, presidente de la comisión de Servicios Públicos, y aclaró que eliminaron las cláusulas que pudieran favorecer a la firma actual.

La familia está preocupada porque la misma empresa vuelva a ser seleccionada. “El semáforo de Salta y Ovidio Lagos tiene otras víctimas. No quisiera creer que la misma empresa que nos descuido pueda llegar a ser adjudicataria. La prioridad debe ser la vida de los rosarinos”, opinó Seisas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios