Policiales

San Lorenzo

Salió a juntar latitas, lo demoraron y ahora está internado grave

A un día del hecho, las fuentes oficiales no dieron cuenta de por qué Héctor Castillo fue demorado tanto tiempo, mucho menos de cómo sufrió el golpe que lo dejó en coma


Héctor Castillo

Héctor Hugo del Castillo salió el domingo por la mañana a juntar latitas, una actividad que le reporta unos pesos extra para sus gastos personales, ya que, a sus 45 años, se encuentra desempleado y hace 7 perdió un ojo. Minutos después de las 8 de la mañana el Comando de San Lorenzo lo detuvo porque juzgó que se encontraba alcoholizado, y lo demoró, supuestamente para su seguridad, en las dependencias de la comisaría 1ª. Doce horas después, a las 20, la hermana de Héctor se enteró que el hombre está internado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, intubado, en coma y con traumatismo de cráneo severo. “Hay 12 horas en las que no sé qué pasó”, dijo al El Ciudadano mientras espera que el parte médico arroje un hilo de esperanza. A 24 horas del golpe no hay información oficial al respecto.

“Hay 12 horas en las que no sé qué pasó. Voy al Heca y cuando vuelvo a San Lorenzo paso por la Policía de San Lorenzo y me dicen que mi hermano fue levantado en la vía pública a las 8.30 aproximadamente, en estado de ebriedad. Pero mi hermano salió bien de mi casa. Él tomó pero no para estar tirado en el piso”, reconstruyó el camino de su hermano Claudia, aún perpleja.

La mujer tuvo la necesidad de remarcar que su hermano no tiene antecedentes y que “no es choro”. Los domingos es habitual que salga a juntar latitas para juntar unos pesos, ya que en 2012 Héctor sufrió un asalto y le pegaron un culatazo en el ojo y lo perdió. Ahora tiene un certificado de discapacidad, pero se encuentra desempleado.

“Lo levantan «para resguardarlo» y lo llevan. Y me dicen que el patio de la 1ª se descompone y se cae al piso. Pero fíjate que mi hermano ingresa a las 11 al hospital de San Lorenzo, o sea que entró a las comisaría a las 8.30 y recién a las 11 lo trasladan al hospital. Y ayer a la noche el caso pasó a Fiscalía”, describió en diálogo con este diario.

A un día del hecho, las fuentes oficiales no dieron cuenta de por qué Héctor Castillo fue demorado tanto tiempo, mucho menos de cómo sufrió el golpe que lo dejó en coma: “A lo que voy es que él ingresa con el nombre al hospital de San Lorenzo. ¿Cómo no nos avisaron? Luego lo trasladan al Baigorria. Le hicieron tomografía. Y como estaba muy grave lo trasladan al Heca, a las 15 ingresó”, dijo sin dejar de sospechar del relato de la Policía.

“Héctor está muy mal. No sé qué pasó. Ellos –la Policía– supuestamente están para ayudarnos. No para que nos dañen. No me cierra nada. No sé por qué lo demoraron. Cuando fui a preguntar me dijeron que “mañana tengo que ir a Fiscalía porque no me pueden dar información”.

En el mediodía de este lunes, Claudia esperaba novedades y viajaba desde San Lorenzo al Heca esperando que el parte médico dé un pronóstico favorable.

Comentarios