El Hincha

De Tailandia a Bronnitsy

Rusia: la pareja rosarina que dejó todo para alentar a Messi


Ángel le propuso a su novia Victoria emprender un viaje a Tailandia, y así lo hicieron. Pero algo sucedió y terminaron en Rusia.
Adrián Taccone, desde Bronnitsy, Rusia / Noticias Argentinas

 

Un día Ángel Granato le dijo a su novia Victoria Frasson de emprender un viaje a Tailandia, y así lo hicieron, pero algo sucedió en el medio del periplo y terminaron en Bronnitsy, a pocos metros de la concentración argentina, alentando al equipo nacional en el Mundial de Rusia.

“Hace un año y medio salimos para un viaje a Tailandia y luego queríamos ir a Etiopía, pero en el medio algo pasó con esos pasajes y terminamos en Italia”, explicó Frasson a la agencia NA, en los alrededores de la concentración argentina en el Bronnitsy Training Center.

En ese sentido, la chica de 26 años y oriunda de Funes, dijo que estuvieron trabajando en bares en Italia hasta que consiguieron la ciudadanía, y así pudieron continuar con el periplo.

A su vez, Ángel Granato –enfundado en la camiseta de Newell’s–, dijo que la experiencia había sido “increíble, por los lugares que visitamos y por cómo nos trató la gente”.

Incluso explicaron que el viaje por Europa lo hicieron “todo a dedo”, y en el recorrido viajaron en diferentes medios de transporte, pero por suerte para ellos los últimos 800 km a bordo de un auto de la organización de FIFA “de casualidad”.

Luego de su paso por Italia la pareja se fue a París “con unos pasajes baratos que conseguimos”, explicó Granato, mientras que por esos días trataban de conseguir entradas para los partidos del Mundial.

“Dormimos en carpas, en algunos hostel, pero la verdad la gente siempre nos trató de diez. Las experiencias fueron increíbles”, señaló Victoria, con la camiseta de Argentina puesta.

Tras su estancia en París la pareja pasó por Luxemburgo, Bélgica, Alemania, Polonia, Lituania y Letonia, antes de ingresar a territorio ruso.

“En algún momento del viaje tuvimos que pedir prestado a nuestras familias en la Argentina, pero devolvimos todo. Nosotros trabajamos un año seguido para tener el dinero para hacer el viaje, pero en el medio se nos ocurrió venir al Mundial y acá estamos, alentando a la Argentina”, explicó Fresson.

Una de las cosas que más sorprendió a la pareja fue que “en Polonia, toman mate. Es más, no sólo lo conocen y lo toman, sino que venden yerba y son muy amables con el turista”, indicó Granato.

Además aclaró que los nombres que abrían puertas en los diferentes lugares que visitaron fueron “Maradona y Messi”, pero que cuando ingresaron a Rusia el “pasaporte” que debieron enarbolar fue el nombre de “Natalia Oreiro, y eso que es uruguaya”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios