Gremiales

Ruidos en el bondi: la UTA define este viernes si lanza una medida de fuerza, y cuándo

A los trabajadores les deben parte del sueldo de junio, el medio aguinaldo y un tramo del aumento acordado en paritarias. Si no les depositan ni les ofrecen nada, no saldrán los colectivos urbanos, interurbanos, ni de media distancia. Otra vez, todo depende de los subsidios de la Nación


“Vamos a esperar hasta el día viernes, y si no hubo novedades en cuanto al depósito lo analizaremos con los delegados. Pero si no hay depósito, cae por su propio peso el cese de actividades”. Así resumió la situación el secretario General de la Unión Tranviarios Automotor de Rosario, Sergio Copello, tras una reunión con representantes de los trabajadores de las empresas de transporte urbano, interurbano y de media distancia: les deben parte de los salarios de junio, el primer medio aguinaldo y el primer tramo del aumento acordado en paritarias. “Hasta la fecha no hemos tenido respuestas”, resumió el sindicalista.

“Abarca alrededor de 3.500 familias”, sopesó el jefe de la UTA. De igual modo dejó un resquicio abierto de que, en caso de avanzar en una medida de fuerza, puede no concretarse hasta la semana que viene: “Estamos próximos al fin de semana”, deslizó, en lo que pareció una señal a otras actividades, como la gastronomía, que están justo en un período de menos restricciones, buscan recuperarse, y perder un medio clave de transporte viernes, sábado y domingo, no sería una buena noticia.

También Copello abrió otra ventana: “Veremos si hay algún ofrecimiento, alguna alternativa”, tendió soga. Pero aclaró que “el objetivo es cobrar la totalidad de la deuda”.

El escenario es una réplica de los que ya se transitaron, y que se dispararon por la demora en los subsidios de la Nación. “La provincia dice que ya aportó, la Municipalidad dice que ya aportó, y los empresarios dicen que no tienen plata”, retrató Copello.

“Todos están esperando los fondos de la Nación. ¿Y los trabajadores también vamos a esperar los fondos de la Nación? Dejaremos de trabajar, porque no tenemos más alternativa, 21 de julio y todavía no terminamos de cobrar ni siquiera el sueldo ni el aguinaldo”, continuó.

El gremialista explicó que UTA Rosario tiene alcance desde la mitad de Santa Fe hacia el sur. Pero marcó que en la capital provincial también “están muy complicados”, al igual que “en Paraná, en Corrientes, en Jujuy”. Se pone, así, otra vez en evidencia la inequidad de los subsidios del área metropolitana de Buenos Aires (Amba) y el resto del país. Mientras en Rosario y en otras urbes hubo paros históricos –en realidad “cortes de crédito laboral”, ya que no se les pagaba a los trabajadores los servicios ya prestados– en Capital Federal no hubo un solo día sin transporte ni en 2020 ni este año.

De igual modo el reclamo es más simple: “Es una cuestión que solicitamos, que envíen los fondos 40, 45 días antes, que lo pueden hacer. Antes de fin de mes, para cobrar el cuarto día hábil; eso solucionaría un montó de problemas que hemos tenido a lo largo del último año y medio”, resumió el jefe de la UTA local. Mientras tanto, sigue la espera, y este viernes se verá con cuánta tensión.

Comentarios