Edición Impresa, Política

Entrevista

Rossi: “Santa Fe será una de las más afectadas por este modelo”

El Chivo expresó que el 90% de la industria de la provincia depende del actualmente muy golpeado mercado interno.


El primer año del gobierno de Mauricio Macri no pasó inadvertido para la dirigencia política, particularmente para el peronismo, que se encuentra dividido en dos claras posiciones: una de ellas con una mirada sumamente crítica de la gestión de Cambiemos y otra más dialoguista y conciliadora.

En diálogo con El Ciudadano, el legislador del Parlasur por el Frente para la Victoria consideró “deficitario” el primer año del líder del PRO al frente del gobierno y adelantó que Santa Fe será una de las provincias más afectadas por el modelo económico que implementa el Ejecutivo nacional. “Entre trabajadores formales e informales, perdieron el empleo más de un millón de argentinos”, señaló el ex ministro de Defensa, quien confirmó que será candidato a diputado nacional en las elecciones legislativas de este año.

Por otra parte, colocó al ex candidato a gobernador del justicialismo y actual senador nacional Omar Perotti del lado de los “conciliadores” con Cambiemos y criticó al gobernador Miguel Lifschitz por su rol de “acompañamiento” a las políticas del gobierno nacional.

—¿Qué balance hace del primer año de Macri en el gobierno?

—Mi balance es deficitario. La gente tiene incertidumbre, angustia y hasta bronca. Entre trabajadores formales e informales, han perdido el empleo más de un millón de argentinos. Hay pérdida del poder adquisitivo del salario, empobrecimiento de la clase media y la economía está parada. El 90 por ciento de los argentinos hoy vive peor de lo que vivía hace un año. Los efectos sobre la sociedad argentina de este plan económico desmejoraron la calidad de vida. Tampoco encuentro hacia el futuro alguna medida económica que me haga tener esperanzas o expectativas. Si el gobierno sigue apostando a un modelo basado en la exportación para el desarrollo económico, este año vamos a estar todavía más complicados.

—¿Cómo afecta este panorama a Santa Fe?

—La provincia tiene más de un 90% de su industria dependiente del mercado interno. Puedo nombrar el calzado en Acebal y Arroyo Seco, el mueble en Cañada de Gómez y Esperanza, la línea blanca en el sur de Rosario, las economías regionales o la industria metalúrgica que está presente en toda la provincia. Estos sectores bajaron sus ventas entre un 30% y un 40% y aumentaron sus costos de producción por los tarifazos y la suba de los insumos importados. A todo esto se le suma la entrada indiscriminada de productos importados. Como consecuencia de la caída de la industria y del poder adquisitivo, también se ve muy afectada la construcción, los servicios y el comercio.

—¿Coincide con el gobierno en que el campo se está recuperando?

—El único sector beneficiado fue el del campo, producto de una baja de las retenciones. Esto generó un derrame que hizo que la agroindustria, sobre todo el complejo de Armstrong y Las Parejas, no se vea afectada por el resto de las medidas económicas. Sin embargo, hay subsectores de la producción agropecuaria que también están muy complicados; como las economías regionales, la cría de cerdos y la lechería. Al contrario de lo que se dice desde el gobierno nacional, yo creo que la provincia de Santa Fe va a ser una de las más afectadas por este modelo económico recesivo. Rosario es la ciudad que más lo va a sufrir, porque tiene baja incidencia del empleo estatal respecto de la ciudad de Santa Fe.

—¿Qué posición cree que adopta el gobierno provincial en relación al plan económico nacional?

—Parece más un sendero de acompañamiento. Independientemente de que ha tenido algunos roces en el área de la política de seguridad, el gobernador Miguel Lifschitz parece estar alineado con el presidente Macri. Me sorprenden algunas actitudes del gobernador. Cuando el gobierno nacional bajó retenciones a las mineras o al agro, él no se preocupó por el costo fiscal que significaba para Santa Fe, pero puso el grito en el cielo por la modificación del impuesto a las Ganancias.

—¿Considera que es justa la modificación en Ganancias?

—El gobierno ganó las elecciones porque el presidente prometió que ningún trabajador iba a pagar el impuesto a las Ganancias. Por eso, muchos trabajadores votaron a Macri, pensando que era el camino más corto para terminar con este gravamen. Lo cierto es que hoy, inclusive con el proyecto que se aprobó, hay una mayor cantidad de trabajadores que pagan Ganancias respecto de 2015.

—¿Cómo debe rearmarse el peronismo, tanto a nivel nacional como en Santa Fe?

—El peronismo deberá definir en qué lugar quiere estar. Claramente hay dos posiciones: una, en la cual yo me inscribo, que es fuertemente crítica al gobierno y a su modelo económico neoliberal, y otra posición que también está dentro del peronismo y tiene una mirada más conciliadora y de acompañamiento al presidente. Las próximas Paso serán una buena oportunidad como para preguntarle al pueblo peronista en qué lugar quiere estar.

—¿En cuál de esas posiciones colocaría a Omar Perotti?

—Claramente del lado del peronismo más conciliador con el gobierno de Cambiemos. Incluso ha dicho que el primer año del gobierno de Macri fue positivo.

—¿Cree que Cristina Kirchner debe liderar el rearmado del peronismo?

—A mi criterio, no hay una persona que pueda reemplazar el liderazgo que ejerce Cristina. Dentro de mi partido hay dirigentes políticos que dicen que el ciclo de Cristina ya terminó y eso no me preocupa, lo que no me parece bien es que se alíen con Macri para terminar con Cristina.

Apunta al Congreso

Agustín Rossi confirmó a El Ciudadano que competirá en las elecciones legislativas de este año como candidato a Diputado Nacional. El Chivo contó que su deseo de regresar a la Cámara baja del Congreso Nacional responde a que “Santa Fe necesitará voces fuertes que la defiendan”. “Recorrí la provincia en innumerables de oportunidades y puedo ser una de las voces que vele por los intereses de los santafesinos en el congreso”, consideró. Además, Rossi evitó mirar más allá de este año: “Es un poco pronto para decidir si seré candidato a gobernador o no”.

Comentarios