Edición Impresa, Policiales

Roban 372 mil pesos de un cajero en golpe comando

Según la Policía, el atraco al banco Nación de Mendoza y Castellanos duró tan sólo doce segundos.

El asalto fue en la sucursal del banco Nación de Mendoza y Castellanos
El asalto fue en la sucursal del banco Nación de Mendoza y Castellanos

Agustín Aranda/ Lucía Demarchi

Doce segundos. Ése fue el tiempo que les tomó a tres asaltantes hacerse de un botín de 372 mil pesos, en un golpe comando que tuvo lugar ayer a la tarde en la sucursal del banco Nación del barrio Echesortu. A punta de pistola, los desconocidos redujeron a dos empleados bancarios y a un policía que custodiaba el cajero automático ubicado en la ochava de Mendoza y Castellanos, y se alzaron con dos “cartuchos” destinados a la reposición. En un pestañeo, los sospechosos se habían ido del lugar a bordo de tres motos de alta cilindrada, conducidas por otros tres cómplices que los esperaban en la puerta.

Como todos loas días, ayer, unos minutos después de las 15, empleados de la sucursal del banco Nación de Mendoza y Castellanos, en pleno barrio Echesortu, se disponían a reponer el dinero del cajero automático.

El cajero, ubicado en la ochava de esa intersección, tiene un acceso independiente al del banco, ya que los clientes pueden acceder allí las 24 horas para realizar extracciones y depósitos.

Ayer, un efectivo policial que realizaba horas adicionales en la entidad bancaria estaba apostado en la puerta, esperando que dos empleados de la sucursal recargaran el dinero, cuando fue sorprendido por tres sujetos fuertemente armados.

Según informaron fuentes policiales, los desconocidos empujaron al uniformado sobre el blíndex e ingresaron por la puerta, que no tiene cerradura, indicaron las fuentes.

Una vez adentro, los asaltantes redujeron al policía y a dos empleados de la entidad bancaria, que en ese momento estaban abocados a la tarea de cambiar los cartuchos del cajero.

Es que, de acuerdo con los voceros, cada día, cuando termina la atención al público en el banco, se realiza la reposición del cajero.

De acuerdo con los pesquisas, en tan sólo 12 segundos los ladrones se apropiaron de dos de estos contenedores, que tenían en su interior un total de 372 mil pesos, para luego darse a la fuga en moto.

Es que en la vereda, a unos cuatro metros del lugar del atraco, tres cómplices los esperaban a bordo de tres motocicletas de alta cilindrada, en las que huyeron del lugar a toda velocidad por calle Castellanos en dirección sur.

“Todo pasó muy rápido, en menos de un minuto los vimos salir con las cajas metálicas. Estaban bien vestidos. Luego del robo escaparon en las motos en contramano por Castellanos”, contó a El Ciudadano la empleada de un comercio de la zona.

Tres minutos después del incidente, la Policía llegó al lugar. Sin embargo, al cierre de esta edición, no había detenidos por el hecho.

Según los investigadores, los asaltantes eran todos hombres de entre 40 y 50 años, y uno de ellos era canoso. Además, indicaron que por los datos que aportaron las víctimas a los pesquisas, las armas utilizadas por los ladrones serían pistolas calibre 9 milímetros, similares a las que utiliza la Policía.

Ayer, tras el incidente, el blíndex del cajero automático fue cubierto por un polvo blanco. Es que, de acuerdo con los uniformados, al menos uno de los asaltantes habría tocado el vidrio, por lo que intentaban levantar huellas digitales.

De acuerdo con los voceros, dentro de la sala donde está el cajero automático hay una cámara de seguridad. Sin embargo, para realizar las recargas diarias deben levantar una tapa, que hace que la filmadora quede apuntando hacia el techo. Es por este motivo que no hay imágenes del atraco en el sistema de seguridad del banco.

Los pesquisas señalaron que los 372 mil pesos robados provenían del tesoro del banco. El hecho es investigado por el Juzgado de Instrucción de la 2ª Nominación, con la colaboración de la Brigada de Investigaciones y la comisaría 6ª.

Comentarios