Región

Intervino Lifschitz

Ricardone revirtió clausura de playa de camiones de Vicentín

La medida, dictada el pasado viernes, estuvo fundada en irregularidades respecto de la seguridad e higiene del predio. El estacionamiento no tiene habilitación definitiva, y es parte de la logística de los poderosos negocios agroexportadores de la región


El colapso de la AO12 generó ruido en torno a la principal productora de biodiesel. Peajes, rutas, grandes negocios y demás (Foto: portal Criterio).

Marcha atrás. La comuna de Ricardone, en el cordón industrial agroexportador de Rosario, había dictado el viernes último la clausura “preventiva” de la playa de estacionamiento que usufructúa la cerealera Vicentín, lo que generó el colapso de la Ruta AO12 durante el fin de semana por los camiones que estacionaban en la banquina. Las quejas de automovilistas, y de la empresa, llegaron a oídos de la máxima autoridad provincial y, con el compromiso de mediación del propio gobernador Miguel Lifschitz, la medida fue revertida este lunes.

 

El predio funciona desde 2012. Según la comuna, con irregularidades.

 

La clausura temporaria del estacionamiento fue anunciada por el presidente comunal Juan Carlos Doria con el aval del diputado provincial Luis Rubeo y la firma del Tribunal Faltas de Ricardone. De acuerdo al jefe político local, el predio, ubicado sobre la ruta A012 a la altura del kilómetro 58,4, funciona con habilitación provisoria desde 2012 y la empresa no responde a los reclamos por adecuar las normas de seguridad e higiene que constan en varias actas labradas a lo largo del tiempo. En el medio, también hay ruido recaudatorio: Doria había expresado públicamente su deseo de que los camiones que circulan por la AO12 con destino a las terminales portuarias de Vicentin y Molinos abonen un peaje o tasa de estacionamiento. No es inédito, aunque sí de dudosa legalidad por asemejarse a una prohibida “aduana interna”: esos gravámenes rigen en San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes cuando los camiones circulan por calles municipales.

La medida en Ricardone excedió sus límites y las quejas llegaron a la Casa Gris. Lifschitz se comunicó este domingo con Doria para hacerle saber su “preocupación” por las consecuencias: las largas filas de camiones sobre las banquinas de la AO12. El gobernador comprometió su mediación y junto al jefe comunal pactaron una reunión con la empresa para este lunes. La otra pata del acuerdo fue la resolución por la cual la comuna comunicó el levantamiento de la suspensión temporaria de la playa de camiones de Vicentín.

Un jugador poderoso

 

El fin de semana, la AO12 fue un caos por los camiones estacionados en la banquina.

 

Vicentin arrancó sus actividades en 1929 de manos dela familia del mismo apellido que aún, al menos en los papeles, continúa al frente de este emporio que es el principal productor de biodiesel del país. También es uno de los popes en el negocio de la molienda de oleaginosas, con una capacidad de 21.650 toneladas diarias que, si se cuenta su alianza con Glencore en Renova, llega a las 27.650.

La firma contempla cuatro líneas de negocios: molienda, carnes, algodón y producción de herbicidas e insecticidas. Además de la planta en Ricardone, tiene otra, más embarque, en San Lorenzo, y la de Renova en Timbúes.

 

Si te gustó esta nota, compartila