País

trata de personas

Rescataron a una joven boliviana víctima explotación laboral

La víctima viajó desde Bolivia hasta el conurbano, cooptada por un hombre que le había prometido una oferta laboral en un taller textil en San Martín. La denuncia fue formulada en Neuquén y, tras articular con diferentes organismos, se ejecutó el allanamiento y el rescate.


Una joven boliviana de 18 años víctima de trata con fines de explotación laboral fue rescatada el jueves pasado de un taller textil que funcionaba en la ciudad bonaerense de San Martín.

Según indicó el sitio Fiscales, la investigación comenzó el jueves por la denuncia de un familiar de la víctima en la Fiscalía federal de Neuquén. El hombre contó que la chica había recibido una oferta laboral en un taller de costura por parte de un boliviano. Denunció que el empleador le compró el pasaje y viajó con la joven hace un mes desde Bolivia hacia el conurbano.

El familiar dijo que mantuvo contacto con la joven durante aproximadamente un mes. Relató que se enteró que la chica trabajaba de costurera y los patrones no le permitían salir del taller, y que se encontraría “en un lugar llamado San Martín”. Una semana antes de que se radicara la denuncia, la joven dejó de responder los mensajes y llamados del familiar. Según se desprende de la investigación, la noche previa la joven envió mensajes a su familia pidiendo auxilio, contando que estaba encerrada dentro de un baño y que le habían quitado el celular.

El familiar aportó a los investigadores información para lograr dar con la ubicación de la víctima, a saber: datos aproximados de su ubicación remitidos por la joven en el pedido de auxilio. La Procuraduría de Trata y Explotación de Personas comparó bases de datos y, con la colaboración de la División de Trata de Personas de Policía Federal Argentina, localizó el domicilio donde estaba la joven.

Esa noche, la Policía ingresó con profesionales del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento de Personas Víctimas de Trata y encontraron a la joven buscada, quien accedió a quedar bajo el resguardo del Programa y alojada en un refugio.

En el lugar allanado funcionaba un taller de costura. También encontraron allí el hombre que realizó la oferta laboral y trasladó a la joven desde Bolivia, y otras personas familiares de aquél, todos bolivianos.

El procedimiento fue impulsado por la titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia N° 2 de Neuquén, María Cristina Beute, quien le había solicitado al juez federal Gustavo Villanueva una orden de allanamiento para ingresar el domicilio.

Cumplido el rescate, la representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que se remita la investigación a la jurisdicción territorial que corresponde al lugar donde se realizó el acogimiento y explotación de la víctima.

Si te gustó esta nota, compartila