Política

los datos duros

Fuga de capitales, en pleno ascenso durante 2017

A pesar de la desregulación y liberalización del mercado cambiario implementada a partir de diciembre de 2015, los ingresos vía inversión directa de no residentes, a contramano de esperado por el actual gobierno, fueron considerablemente inferiores a los niveles de salida de divisas por activos externos de residentes.


Durante el primer semestre de 2017 continuó fuga de capitales. Sólo en el primer semestre la formación de activos externos alcanzó 7.677 millones de dólares (egresos netos de ingresos), lo que significó un aumento de un 28% en el ritmo de salida registrado en el mismo semestre del año anterior y más del doble de los niveles de salida con relación al primer semestre de 2015, esto es, un aumento del 152%. Las cifras corresponden a un informe presentado este martes por el Centro de Economía Política Argentina (Cepa).

El 85% de los compradores que transfieren divisas sin destino específico efectúan compras mensuales superiores a 2 millones de dólares. En cuanto a las compras y ventas de billetes, si bien las compras brutas están más atomizadas, la mayor porción del mercado es manejada por grandes operadores.

En conjunto, la formación de activos externos y la remisión de utilidades y dividendos durante el primer semestre de 2017 sumó 8.640 millones de dólares, un monto equivalente al total registrado por estos mismos conceptos para todo el año 2015.

Entre diciembre de 2015 y junio de 2017, durante la gestión de Cambiemos, el total fugado entre formación de activos externos y utilidades y dividendos alcanza los 23.778 millones de dólares, lo que representa la mitad del monto de las reservas internacionales del Banco Central Argentino. Estos 23.778 millones se explican por 19.631 millones de dólares del Fondo de Asistencia Educativa (FAE) neto y 4.147 millones de dólares.

Si se compara la evolución de las reservas internacionales con la evolución del FAE durante el primer semestre de 2017, se observa que en simultáneo con la aceleración que experimentó el ritmo de la fuga de capitales durante este período, las reservas internacionales cayeron alrededor de 4.800 millones de dólares entre los meses de febrero y mayo de 2017.

A pesar de la desregulación y liberalización del mercado cambiario implementada a partir de diciembre de 2015, los ingresos vía inversión directa de no residentes, a contramano de esperado por el actual gobierno, –según el estudio de Cepa– fueron considerablemente inferiores a los niveles de salida de divisas por activos externos de residentes.

Durante el último año y medio, la tan esperada inversión directa de no residentes apenas alcanzó niveles similares a los del año 2013, y aún no logró recuperar los niveles del año 2012.

Si te gustó esta nota, compartila