Coronavirus, Región

Polémico festejo en Rafaela

Renunció funcionario del área de Discapacidad luego de que se viralizara su fiesta de cumpleaños

El director provincial de Inclusión de Personas con Discapacidad, Marcelo Gieco, organizó un festejo por su cumpleaños mientras estaba vigente la prohibición de reuniones sociales. Uno de los participantes luego dio positivo por coronavirus


El director provincial de Inclusión de Personas con Discapacidad de la Primera Circunscripción, Marcelo Gieco, renunció a su cargo luego de que se hiciera público que el fin de semana pasado organizó dos reuniones sociales en su casa, con amigos y allegados, para celebrar su cumpleaños. Uno de los asistentes dio positivo por coronavirus y, ante la divulgación de la información, Gieco presentó su renuncia.

El ahora ex funcionario es oriundo de Rafaela y había asumido en diciembre como director provincial de Discapacidad. En los últimos días se viralizaron publicaciones en las redes sociales sobre dos reuniones que habría organizado para celebrar su cumpleaños. Gieco negó las versiones, explicó que algunos amigos pasaron a saludarlo y afirmó, en declaraciones a Radio Rafaela, que tomó la decisión “luego de sufrir un injusto embate en las redes sociales”.

Los festejos del ex funcionario fueron el fin de semana del 14 y 15 de agosto, mientras estaba vigente –y a punto de ser prorrogada hasta fin de mes– la prohibición por parte del gobierno provincial para las reuniones sociales y afectivas, por motivo del rebrote del coronavirus.

Una persona que asistió a los festejos luego dio positivo a las pruebas de Covid-19. Gieco negó haber organizado esas reuniones y aclaró: “Lejos estuvo en mi la intención de incumplir las normas, sin embargo a pesar de ello, durante estos días, he sido víctima de las peores acusaciones”.

Según publicó el diario Castellanos, del encuentro organizado por el ahora ex funcionario contó con la participación de una persona que luego fue confirmada como uno de los contagiados con Covid-19 durante la última semana.

Todos los participantes del encuentro convocado por Gieco se encuentran aislados y estarían siendo considerados como “contactos estrechos” de la persona contagiada, que uno de los allegados al ex funcionario, por lo cual están cumpliendo con un aislamiento de 14 días, obligatorio e independiente de los resultados de los hisopados que se les practicaron.

Si bien no hubo información oficial referida al tema, las versiones que trascendieron a través de canales extraoficiales –no de las redes sociales solamente– mencionan un festejo que se habría prolongado hasta la madrugada de día siguiente (15 de agosto) y que incluso habría tenido continuidad con un almuerzo posterior.

Gieco negó haber organizado el festejo y dijo que sólo hubo personas que pasaron a saludarlo. Y se definió como “una persona sin familia, no tengo padres, no tengo hermanos, ni hijos, comparto mi vida con mis perros y con amigos, que son la familia que elegí para mi vida, quienes, a raíz de mi cumpleaños pasaron por casa a saludarme, sin pensar que tal situación podría generar consecuencias, por la presencia de una persona que días después fue confirmada positiva”.

“Lejos estuvo en mi la intención de incumplir las normas. Sin embargo, a pesar de ello, durante estos días he sido víctima de las peores acusaciones. Seguramente cuando pase esta pandemia recordaremos que tal vez lo peor que ella nos dejó, además de las personas fallecidas, es el infierno del señalamiento mezquino a aquellos que cursaron la enfermedad o estuvieron en contacto sin saberlo, con alguien que la cursó, como es mi caso”, justificó el ex funcionario.

El caso de Gieco no es el primero con estas características: hace apenas un mes, el 22 de julio, la ex delegada de la Regional III de Educación, Romina Indelman, debió renunciar a su cargo luego de que se difundiera un video en el que se podía ver bailando con amigas en un comedor de la ciudad de Rafaela durante un festejo por el día del amigo.

Comentarios